La diosa Kumari renace en niña de 3 años

Autoridades de Nepal entronizaron a Matina Shakya como la principal “diosa viviente” de ese paí según la costumbre, el reinado de la pequeña durará unos 8 años, cuando se convierta en adolesc
La elección de "la nueva diosa viviente" está rodeada de mit
KATMANDU (CNN) -

Las autoridades de Nepal entronizaron el martes a una niña de 3 años como la nueva kumari, o la principal "diosa viviente", en un ritual que tiene siglos de antigüedad y que la nueva coalición de Gobierno maoísta ha permitido que sobreviva.

Tradicionalmente, las diferentes ciudades del Valle de Katmandú tienen "diosas vivientes" distintas. Pero la más poderosa vive en un templo ornamentado del siglo XV en una parte antigua de Katmandú.

El martes, Matina Shakya, con las pestañas cubiertas de máscara negra y vistiendo un traje rojo y dorado, fue instalada en su papel divino que mantendrá durante los próximos siete u ocho años.

"Estoy orgulloso de su elección como Kumari", declaró Pratapman Shakya, el padre de la niña elegida por un grupo de expertos en cultura.

"También lo siento un poco porque no estará con la familia. Pero eso no importa porque va a convertirse en diosa. Podemos visitarla siempre que queramos", agregó.

La niña reemplazó a Preeti Shakya, de 11 años, que se aproxima a la pubertad y debe retirarse.

Las kumaris son una atracción turística importante y consideradas por muchos como la reencarnación de la diosa Kali. Son reverenciadas hasta que tienen la menstruación y después vuelven con la familia y se elige a una nueva.

El método de elección de la niña es un secreto. Hay historias que aseguran que se les obliga a pasar una noche solas en la oscuridad para demostrar su coraje y caminar entre cabezas de búfalos cortadas en pedacitos.

Sin embargo, Shakya dijo que esto era un mito: "Todo lo que hicimos fue enviar su horóscopo al panel de selección".

Aquellos cercanos a la tradición afirman que la niña debe ser valiente y tener los ojos, los dientes y el pelo perfectos.

Matina, que significa "amor" en la lengua local newari, acudía a una guardería. Ahora tendrá tutores privados.

Normalmente aparece a través de una ventana para saludar a los visitantes extranjeros a los que no se permite subir a su cámara.

"Es dramático tener que dejar su casa y de repente ser subido a un pedestal", dijo el doctor Russel Fugazzi, de 35 años, procedente de Colorado. "Parece muy extraño y sin paralelismos en ninguna cultura", agregó.

Los críticos afirman que a los niños se les priva de llevar una vida normal, pero los defensores insisten en que obtiene concesiones del Estado y en que está bien cuidada.

La Corte Suprema de Nepal ordenó al Gobierno en agosto salvaguardar los derechos humanos de las kumari.

Ahora ve
No te pierdas