Desde Londres, los famosos van con Obama

Madonna, Kevin Bacon y Ron Howard pidieron al electorado de EU votar por el demócrata; reunidos en la muestra cinematográfica británica, diversos artistas declararon sus preferencias
El actor Kevin Bacon fue uno de los muchos famosos reunidos
LONDRES (CNN) -

Si Barack Obama no llega a ocupar la Casa Blanca, no será por la falta de apoyo del mundo de la música y cine.

El elenco y equipo detrás de "Frost/Nixon", que presentó su estreno mundial en la inauguración del Festival de Cine de Londres el miércoles, no dudó en dar a conocer sus tendencias políticas pro Obama.

Ello, pese a que su filme recrea una famosa serie de entrevistas entre el reportero británico David Frost y el deshonrado ex presidente estadounidense Richard Nixon, realizadas hace 30 años.

Al otro lado del Atlántico, la estrella de pop Madonna dejó de lado el anuncio de su divorcio del cineasta Guy Ritchie y realizó un concierto en Boston donde instó a sus seguidores a votar por Obama.

En Londres, el actor Kevin Bacon y el director ganador de un Oscar Ron Howard también apoyaron al candidato demócrata, quien lidera los sondeos tres semanas antes de la elección del 4 de noviembre.

"Hemos atravesado unos ocho años muy preocupantes y los tiempos están complicados, la posición de Estados Unidos ha caído", dijo Howard a Reuters sobre la alfombra roja del evento en Londres.

"Creo que somos un gran país (...) y no estoy siendo idealista. Siento que representamos algo muy positivo y creo que Obama avanzará con eso", agregó.

Bacon, quien se autodenominó un demócrata de toda la vida, señaló que piensa que Obama será un "presidente fantástico".

"Creo que a través de esta campaña hemos visto una mano firme, una mano justa y yo estaría maravillado si fuera nuestro próximo presidente", añadió.

Los comentarios sobre la carrera presidencial en el primer día del evento cinematográfico en Londres no quedarán allí, ya que está pendiente el estreno de "W", el filme biográfico de Oliver Stone sobre la vida del actual presidente estadounidense, George W. Bush.

El tres veces ganador del Oscar ha dicho que su intención no es ser malicioso ni juzgar al mandatario, aunque señaló en una reciente entrevista que el legado de guerras y "ataques preventivos" de Bush "atormentarán a su sucesor durante años".

Hollywood es conocido por ser anti Bush, pero expertos de la industria destacan que tras su reelección en el 2004 y una serie de películas acerca de la guerra en Irak que fracasaron en la taquilla, el impacto del filme sobre la elección del próximo mes sería limitado.

Ahora ve
No te pierdas