Los mitos nuevos del mundo automotriz

Desde el petróleo hasta las tendencias de compra en EU, el sector está lleno de ideas erróneas.

Lo que has creído, no es verdad

1
Cambiar el aceite del auto cada 4,800 kilómetros es una costosa pérdida de tiempo. (Foto: Getty Images)
Auto  (Foto: Getty, )

Tu comprensión del mundo cambia de manera inconmensurable cuando descubres que algo que siempre habías creído como verdad... no lo es.

Por ejemplo, últimamente he descubierto que las cabezas mojadas no causan resfriados, que los estiramientos antes del ejercicio son innecesarios y que cambiar el aceite cada 4,800 kilómetros es una costosa pérdida de tiempo.

Pero este artículo no es sobre el cuidado de la salud, las finanzas personales o el mantenimiento de tu auto.

Recientemente, hemos recibido nuevos análisis y nuevas informaciones que atentan gravemente contra lo que se ha considerado la verdad irrefutable en el negocio automotriz.

Éstas son las cuatro nuevas ideas erróneas del mundo del automóvil:

Detroit con pulmonía en la crisis

2
Durante años hemos sostenido que Detroit ha llevado a la economía estadounidense hacia una recesión. (Foto: AP)
Ford Field Detroit  Durante años hemos sostenido que Detroit ha llevado a la economía estadounidense hacia una recesión. ✓  (Foto: AP)

Mito #1:
Durante años hemos sostenido que Detroit ha llevado a la economía estadounidense hacia una recesión.

Las compras de automóviles son un barómetro casi perfecto de la confianza del consumidor: son caros y su compra es por lo general aplazable. A la primera señal de una desaceleración en los negocios, las ventas de autos desmayan.

Pero no esta vez. A pesar del lento crecimiento del PIB, del elevado desempleo y de la presión sobre la clase media, las ventas de autos y camiones están subiendo.

En septiembre, se acercaron a una tasa anual de 15 millones, el ritmo más rápido desde principios de 2008. ¿Qué está pasando?

Tom Libby, analista líder para Norteamérica de RL Polk, dice que el rendimiento del negocio automotriz se ha desconectado del estado de la economía.

La causa: "la dinámica que vemos aquí en Estados Unidos proviene en parte de los patrones de las economías internacionales, así como de las medidas adoptadas por las automotrices globales que están haciendo negocios en Estados Unidos".

Como prueba, Libby señala a los fabricantes de automóviles extranjeros cada vez con mayor presencia en Estados Unidos y cuyas fortunas están creciendo debido a factores no relacionados con la economía: Toyota y Honda, que se están recuperando del tsunami del año pasado, una Volkswagen renaciente, enfocándose de nuevo en el mercado de Estados Unidos, y Hyundai/Kia, que a pesar de la escasez de inventario debido a problemas laborales recientes, ha producido muchos meses de ganancias por ventas de dos dígitos.

Libby concluye: "si bien algunas de las tendencias locales norteamericanas juegan en papel importante en el comportamiento de la nueva industria de los vehículos en Estados Unidos, hay otros factores globales más amplios en práctica. Una mirada a las estrategias mundiales de las automotrices y a los patrones de la economía global suele revelar las causas subyacentes de los resultados que atestiguamos aquí en Estados Unidos".

El mundo se está quedando sin petróleo

3
En 2026, la producción de gasolinas sólo cubrirá 51.3% de la demanda nacional. (Foto: Getty Images)
gasolina  (Foto: Getty, )

Mito #2:  Durante años, se ha asumido que el petróleo es un recurso finito que el mundo pronto agotaría.

Una teoría que prevalece es la del 'pico del petróleo'. En algún momento, la producción mundial de petróleo alcanzaría un punto máximo y luego disminuiría, causando graves deficiencias. Las predicciones pesimistas indicaban que el pico ya había ocurrido o que ocurriría en breve.

De hecho, un nuevo informe del Instituto Real de Asuntos Internacionales de Reino Unido, informalmente conocido como Chatham House, considera que la amenaza de que el petróleo se agote ya no es inminente, y que el concepto del pico del petróleo parece cada vez más una idea errónea.

El mundo no encara una cantidad finita de petróleo, sino que solamente tiene que acelerar la velocidad a la que los sorprendentemente grandes recursos de petróleo pueden ser convertidos en reservas probadas para la producción potencial. (Agradezco al sitio web The Truth About Cars por alertarme de este informe).

El asombroso hecho es que, debido a los precios más altos y a una mejor tecnología, seguimos encontrando más petróleo del que podemos extraer.

De 1980 a 2011, según el informe, el mundo produjo 100,000 millones de barriles más de petróleo de los que se suponía que había bajo suelo, y las reservas probadas remanentes para la futura producción se multiplicaron en más del doble.

Por otra parte, incluso sin nuevos descubrimientos o adiciones, resta un suministro de 54 años de petróleo al ritmo actual de consumo.

De hecho, la industria petrolera puede esperar una vida incluso más larga porque se encontrará más petróleo en depósitos existentes, habrá nuevos descubrimientos, y el consumo se reducirá a medida que aumenten los precios.

Este nuevo análisis tiene implicaciones enormes para la industria automotriz mundial, que ha estado apresurándose para cumplir con las regulaciones gubernamentales cada vez más estrictas de ahorro de combustible.

Dejando de lado los problemas del cambio climático, si va a haber mucho petróleo disponible en el futuro, ¿por qué sobrecargar a las empresas -y eventualmente a los consumidores- con el costo de tecnologías de ahorro de combustible que se prevé añadirán varios miles de dólares al precio de un auto nuevo?

EU nunca comprará autos pequeños

4
Los roces en el acuerdo automotor dejaron en el limbo negociaciones sobre un tratado de libre comecio entre ambos países. (Foto: Thinkstock)
AUTOS  (Foto: Thinkstock)

Lo has escuchado por años: excepto cuando los precios de la gasolina se elevan, los estadounidenses no quieren coches pequeños. Es un país grande, son gente grande y no quieren renunciar a sus SUV y pickups.  Ya no más. Los autos pequeños se están vendiendo en grande, y no se debe sólo a los precios de la gasolina.

"Tradicionalmente, los autos pequeños eran adquiridos por personas que no podían permitirse otra cosa", Jesse Toprak, analista de la industria para TrueCar.com, dice a Bloomberg. "En este momento, ése no es el caso. Vemos gente que los elige porque los encuentran más atractivos".

Parte de la razón por la que son más atractivos es que los autos pequeños son mejores. Los fabricantes japoneses han obligado a Detroit a mejorar la calidad y a incluir características como bolsas de aire y radio satelital, mientras que los fabricantes de automóviles europeos han demostrado que los autos pequeños como el Mini Cooper y el Serie 1 de BMW pueden alcanzar precios superiores.

Entre los 20 autos de mejores ventas en todas las categorías en septiembre se ubicaron 10 autos pequeños y crossovers, definidos como compactos o más pequeños, de ocho fabricantes diferentes, liderados por el Chevrolet Cruze, el Honda Civic y el Toyota Corolla.

En total, los autos pequeños representaron una quinta parte del mercado, su mejor resultado en casi 20 años.

Las compañías sufren por nuevos mercados

5
La industria automotriz aporta alrededor de un 3% del Producto Interno Bruto mexicano. (Foto: Thinkstock)
autos  (Foto: Thinkstock)

Mito #4:  Con las ventas en Norteamérica y Europa creciendo lentamente debido a una profunda recesión, las automotrices han registrado una rápida expansión hacia mercados en desarrollo como China, India, Rusia y Brasil.

Eso ha puesto a Ford Motor en situación de desventaja con sus inversores, ya que ha sido lenta para entrar a China y sigue estando muy enfocada en Norteamérica.

De hecho, se estima que casi el 100% de las ganancias de Ford generadas por la producción de automóviles provienen de un solo producto que se vende principalmente en Estados Unidos: la camioneta pickup serie F.

El veterano analista Adam Jonas de Morgan Stanley sabe todo esto -y cree que es algo bueno para Ford, al menos en el corto plazo. En un nuevo informe, señala que Ford está perdiendo 1,000 millones de dólares al año en Europa y que está ganando poco o nada en Sudamérica y China. Como resultado, escribe: "creemos que en los próximos 12 a 24 meses podría no ser el peor momento para tener una baja exposición al mercado chino de automóviles. Aunque no dudamos de que el volumen de la industria seguirá siendo un motor clave del sector automotriz mundial, tenemos nuestras reservas sobre la calidad en el corto plazo y la rentabilidad de ese crecimiento".

Mientras tanto, ve una mejora dramática en la construcción residencial que impulsará a la automotriz y a sus pickups junto con ella.

En lugar de ver a Ford como peligrosamente dependiente de un solo mercado, él ve a su acción como una enorme -y potencialmente muy rentable- apuesta sobre una recuperación del sector vivienda estadounidense.