Una coctelera con ‘twist’ juvenil

La popularidad de un mezclador de cocteles, invento de dos emprendedores, se ha disparado en EU; la Mason Shaker fue financiada a través del sitio Kickstarter, y sus ventas superan los 250,000 dls.
ron, alcohol, copa, cocktail,  (Foto: AP)
Parija Kavilanz
NUEVA YORK -

Cuando los compañeros de universidad Eric Prum y Joshua Williams jugueteaban con un frasco de conservas vacío a principios del año pasado, y lo transformaron en un mezclador de cocteles de aspecto moderno, no tenían idea que habían creado una idea que potencialmente dejaría millones de dólares.

Su Mason Shaker -un frasco Ball Mason adaptado con una tapa personalizada que lo convierte en una coctelera- fue lanzado en las tiendas West Elm en noviembre pasado y la orden inicial de miles se agotó en apenas tres semanas. Para enero, las ventas de la coctelera en línea y en las tiendas de West Elm habían alcanzado los 250,000 dólares. El contrato estipula que el minorista puede vender el Mason Shaker al menos hasta finales de este año.

"Ha sido un año y medio increíble para nosotros", dijo Prum.

Los amigos conceptualizaron y diseñaron el primer Mason Shaker en enero pasado. En julio, se acercaron al sitio de crowdfunding (financiamiento colectivo) Kickstarter con el fin de recaudar una modesta cantidad de 5,000 dólares en capital inicial para fabricar las piezas y producir un suministro inicial de cocteleras.

Prum, de 27 años y Willams, de 28, superaron con creces ese objetivo, recaudando 74,738 dólares por parte de cerca de 2,000 inversores en un mes. "Estábamos impactados", dijo Prum. "Esto nos dio una muy buena idea de que a la gente le gusta nuestra invención".

El Mason Shaker no fue su primer intento empresarial. Williams, quien estudió Economía, pero tenía una pasión por la comida (catering) y los cocteles, tomó un año sabático en la Universidad de Virginia para estudiar en un instituto culinario de Italia. Después de su regreso, él y Prum, un licenciado en Política y Sociología, comenzaron una empresa de servicios de comida y cocteles que financió su estilo de vida universitario.

"Josh fue la fuerza impulsora detrás de él, pero ambos lo cocinamos", dijo Prum. "Él nos consiguió trabajos de catering en carnes asadas locales, celebraciones corporativas y eventos privados". Durante estos eventos, los estudiantes encontraron que los frascos funcionaban bien para elaborar sus mezclas únicas de cocteles. "Los frascos Mason son excelentes recipientes para ese trabajo y pueden encontrarse en todas partes", dijo Prum.

Después de la graduación, Willams se trasladó a Nueva York y comenzó a trabajar en el sector bancario. Prum, quien jugaba gotcha o paintball de manera profesional, fue contratado como representante de ventas para una empresa con sede en Long Island que diseñaba los productos de paintball. Allí desarrolló un gusto por el diseño del producto y la invención.

A pesar de sus nuevas y exigentes carreras, Prum a menudo pensaba en sus divertidos emprendimientos universitarios con su mejor amigo, y en algo más: su coctelera improvisada.

Empezó a pensar en maneras en que podía utilizar sus habilidades de diseño de productos para refinar su versión colegial de la coctelera Mason. "Hice más de una docena de cambios antes de llegar a la que me gustó", dijo.

Contentos con el prototipo final, Prum y Williams fundaron W&P Design, una empresa de diseño de productos con sede en Brooklyn, y lanzaron el proyecto Mason Shaker en Kickstarter. Prum trabaja a tiempo completo como socio ejecutivo, mientras que Williams todavía tiene su empleo en un banco, pero funge como asesor en el desarrollo de productos y estrategia de negocio.

En noviembre, W&P obtuvo un acuerdo con la cadena de productos de lujo para el hogar West Elm para vender el Mason Shaker como un producto de temporada exclusivo en sus tiendas en Estados Unidos, en línea y a través de sus catálogos.

"Bateamos un jonrón con nuestro primer producto", dijo Prum. Eso le hizo replantearse su estrategia de negocio: "Teníamos que pensar más allá de un solo producto", dijo.

Ahora están diseñando una colección de productos de bar inspirados en su amor por la "actitud estética e industrial vintage sureña". También están colaborando en un libro de recetas de cócteles.

Prum espera que el Mason Shaker y sus otros productos logren ventas de "unos cuantos millones de dólares" para el final del año.

La compañía ya es rentable, pero todavía está en gran parte en la modalidad emprendimiento, dijo Prum.

"Así que estamos diversificando, haciendo crecer nuestros productos y no estamos obteniendo ningún dinero personalmente de esto todavía. Estamos reinvirtiéndolo en la empresa", dijo. "Deseamos longevidad".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

 

 

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×