El auto soñado de VW, fuera del mercado

El XL1 es un potente vehículo que rinde 111 kilómetros por litro, lástima que no lo conducirás; el modelo servirá como aprendizaje sobre rendimiento y materiales ligeros para otros autos de VW.
XL 1  (Foto: Tomada de CNNMoney.com)
Doron Levin
FORTUNE -

No busques anuncios de televisión del ‘supercoche' XL1 de Volkswagen. El modelo cargado de tecnología no está planeado para los consumidores, ni siquiera para los tipos ricos de Hollywood que podrían, en cualquier caso, hacer rechinar los ruidosos frenos cerámicos de la mediocre pickup. Las puertas de ala de gaviota y la afirmación de que rinde 111 kilómetros por litro consumido por su motor híbrido plug-in/diésel, tan impresionante como suena, no serían suficientes para convertir en creyentes a Jay Leno o Larry David.

Pero no nos engañemos, el vehículo tipo cohete XL1 es una fuerte declaración de VW, con sede en Wolfsburg, Alemania. Es la consecuencia de un proyecto personal iniciado hace más de una década por Ferdinand Piech, presidente de la automotriz, para demostrar que su compañía podía construir un vehículo que cumpla con las normas de seguridad convencionales y que pueda alcanzar los 100 kilómetros por litro de combustible.

La presentación triunfal del auto ante la prensa automotriz mundial -y eventualmente, ante 250 consumidores alemanes elegidos cuidadosamente- ilustra la perdurable influencia de Piech, de 76 años de edad, sobre la gestión de VW. Es posible que muchas de las tecnologías, como el uso liberal de la fibra de carbono, sean utilizadas en otros VW, ayudando a hacerlos más ligeros y eficientes. Piech funge como presidente del consejo de supervisión de VW; Martin Winterkorn, su protegido, es el presidente ejecutivo.

En cuanto al XL1, uno no puede evitar pensar en el impulso abierto y transparente de VW por ser la automotriz número uno a nivel mundial para 2018, en términos de ventas. Puede que no llegue ello, pero no por falta de determinación de sus 35,000 ingenieros en todo el mundo o por falta de audacia de su sus altos ejecutivos.

"Podríamos usar ese motor en otros modelos", dice Ulrich Hackenberg, jefe de investigación y desarrollo de VW acerca del generador de energía de dos cilindros y 0.8 litros. Los vehículos urbanos ligeros y eficientes como el VW Up! reforzarán el total de ventas de la automotriz alemana. Es muy probable que peleen por el liderazgo contra Toyota, un fabricante de automóviles que ha aprendido por las malas que el estatus de número uno puede ser una maldición oculta.

Con un peso de alrededor de 794 kilogramos, el XL1 presenta ingeniosos toques de alta tecnología, como el circuito cerrado de televisión cuyas pantallas reemplazan los espejos laterales convencionales.

Toma unos minutos acostumbrarse a mirar las pantallas en lugar de los espejos. Hackenberg dijo que la costosa tecnología se volverá progresivamente más barata, lo que permitirá que VW la use en otros modelos.

Hackenberg señaló que VW está aprendiendo de la XL1 la forma de reducir los tiempos de ciclo para fabricar piezas y componentes a partir de la fibra de carbono, por ejemplo. Hasta ahora, estampar metal había sido mucho más rápido, haciendo a la fibra de carbono poco práctica a pesar de su resistencia y ligereza.

No tiene intención de ser rápido, no obstante el XL1 puede llegar a 160 kilómetros por hora, aunque acelerar a 100 kilómetros por hora toma un despreocupado tiempo de 12.7 segundos. El frenado regenerativo devuelve energía a la batería de litio-ion. (El diseño del XL1 recuerda al pionero pero mal vendido modelo híbrido de Honda, Insight).

Ésta es la cuarta versión de un auto supereficiente ordenada por Piech. VW diseñó la primera versión del estrecho auto de dos plazas con el pasajero sentado detrás del conductor. Éste conserva el sabor del original, con el pasajero sentado a un lado y ligeramente detrás del conductor, permitiendo que el cuerpo del coche sea aún más estrecho y aerodinámico.

Los 250 afortunados destinatarios de XL1 serán encuestados y sondeados meticulosamente por VW para saber qué les gusta y qué no les gusta del coche. Automobile, la revista especializada, dice que VW está pensando en utilizar el diseño para un sedán deportivo.

Independientemente de cómo utilice VW el conocimiento y la experiencia adquirida con el XL1, el fabricante probablemente será estudiado por el resto del mundo automotriz, al igual que Toyota lo fue a finales del siglo pasado. No esperamos otra cosa de Ferdinand Piech.

Ahora ve
Generar bitcoins consume electricidad suficiente para 3 millones de casas
No te pierdas
×