Un Ferrari establece récord de 27.5 mdd

Un modelo 275 GTB/4 NART Spider de 1967 fue vendido en ese precio en una subasta de caridad en EU; se trata de la cantidad más alta jamás pagada en una puja por un Ferrarri diseñado para las calles.
Ferrari  (Foto: Especial)
Peter Valdes-Dapena
MONTEREY, California -

Un convertible Ferrari 1967 se vendió por 27.5 millones de dólares en Monterey, California, el precio más alto jamás pagado por un Ferrari en una subasta. De hecho, es el precio más alto jamás pagado por un auto diseñado para las calles en una subasta.

El superauto italiano vendido el sábado es un Ferrari 275 GTB/4 NART Spider. Impulsado por un motor V12 con 300 caballos de fuerza, es uno de diez fabricados de su tipo. La identidad del comprador no fue revelada.

El importador estadounidense del fabricante de superautos italiano, Luigi Chinetti, quería un auto descapotable, que pudiera transitar en las calles y que sus clientes pudieran correr exitosamente en la pista. Los autos que solicitó fueron nombrados en honor al exitoso equipo de carreras norteamericano North American Racing Team o NART.

Cuando fue lanzado por primera vez, la revista Road & Track se refirió al NART Spider como "el auto deportivo más satisfactorio en el mundo".

Este auto en particular originalmente estaba pintado de color azul metálico. El auto había permanecido en la familia de su propietario original, Eddie Smith, uno de los fundadores de la National Wholesale Company, una empresa de pedidos de calcetería por correo.

El precio más alto jamás pagado por un auto en una subasta fue de casi 30 millones de dólares, que fueron pagados por un auto de carreras Mercedes-Benz 1954 en una subasta británica el mes pasado. Tanto la venta del Ferrari como la del Mercedes incluyeron una comisión del 10% para la casa de subastas.

El Ferrari fue vendido en un evento de RM Auctions, una de las subastas de autos de colección celebradas para coincidir con el clásico salón del auto anual Pebble Beach Concours d'Elegance.

Todas las ganancias de la venta del Ferrari irán a la caridad, según el ex propietario Eddie Smith Jr. Aún no ha anunciado qué organizaciones benéficas recibirán las ganancias.

Smith dijo que decidió vender el Ferrari porque quería que fuera a un lugar donde pudiera ser visto y disfrutado. Desde la muerte de su padre hace seis años, dijo Smith, el auto estuvo en un hangar de aviones.

"En mi mente, es como si hubiera estado encarcelado durante esos seis años", dijo.

Decidió vender el auto después de ver las reacciones que recibió cuando lo mostró en un evento reciente de propietarios de Ferrari en Georgia.

"Lo que realmente me conmovió fue ver a la gente acercándose al auto -incluso propietarios de Ferraris que nunca habían visto uno como ése- y conmoviéndose casi hasta las lágrimas", dijo Smith.

A veces las subastas de caridad pueden resultar en mayores precios de venta, debido a la buena voluntad que generan y porque una parte del precio de venta superior al valor real del auto es deducible de impuestos.

Aunque, con autos de valor ultraalto como éste es poco probable que la conexión con la beneficencia tuviera algún impacto, dijo McKeel Hagerty, presidente de la aseguradora de autos de colección Hagerty Insurance. Con un auto como éste, los postores se enfocan en el auto.

Pero Keith Martin, editor de la revista Sports Car Market, discrepó al decir que la conexión con la beneficencia permite a los compradores ricos sentirse mejor acerca de una compra tan extrema.

"Puedes llevar la frente en alto ante tus amigos", dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero, en sí mismo, este auto no "cumple todos los requisitos", agregó Martin. Es un auto atractivo y deseable que está en muy buen estado. Hay Ferraris más raros que el NART Spider, dijo, pero ninguno más hermoso.

"Es lo más sexy de lo sexy", dijo.

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×