El Palacio de Hierro cumple 125 años

La cadena de tiendas departamentales celebra más de un centenario de hacer negocio con el lujo; la tienda de Alberto Baillères cambió el consumo urbano en México a finales del siglo XIX.
palacio de hierro  (Foto: Agencias)
Selene Miranda
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Este 2013 la cadena de almacenes El Palacio de Hierro cumple 125 años de hacer de la moda y el lujo un negocio.

Desde 1888, la empresa mexicana actualmente operada por Grupo Bal, de Alberto Baillères, ha sido un referente en el estilo de vida de varias generaciones de familias mexicanas a través de sus tendencias en moda y diseño, publica la revista Quien en un artículo publicado en su edición 300 del 1 de octubre 2013.

Tan sólo en 2012, el emporio reportó 20 mil 303 millones de pesos de ventas totales anuales.

En los años 90, Baillères, uno de 'Los 100 empresarios más importantes de México' de la revista Expansión, fue el encargado de darle un giro a la comunicación publicitaria de la empresa, que pretendía separarse de la línea clásica que seguían todas las tiendas departamentales con un calendario típico de eventos.

"En una tormenta de ideas, don Alberto, al explicarnos cómo visualizaba este tema, expresa esta famosa frase: 'Soy totalmente Palacio'", cuenta el director general de la agencia de publicidad Terán/TBWA, José Terán.

La agencia ayudó a materializar y llevar a cabo dicha expresión, y en 1995 se convirtió en el eslogan y sello distintivo de Palacio de Hierro. "La frase ya toma en cuenta esa identificación, una identidad", añade Terán.

Actualmente la tienda planea mantenerse a la vanguardia y apuesta a la era digital con un proyecto de e-commerce con visión de omnicanal, que busca hacer que la experiencia en esta plataforma sea similar a la experiencia de compra que han ofrecido sus tiendas desde hace más de un siglo.

El festejo de gala se llevó a cabo el miércoles 9 de octubre en la tienda del Centro Histórico, la primera de la cadena, construida en 1888 y que fue convertida en un museo temporal para la fiesta de aniversario, de acuerdo con Quien.com

Un palacio 'totalmente mexicano'

A pesar de haber tenido influencia francesa, El Palacio de Hierro significó un cambio en la percepción y en el consumo por parte de las élites urbanas en México, diferente a lo que existía a finales del siglo XIX.

"Es una tienda departamental que ha sido capaz de entender la cultura mexicana con identidad propia" dice el director de Mercadotecnia, Carlos Salcido.

El espíritu emprendedor y la estética clásica de los emigrantes franceses detonaron una interacción cultural.

También desde sus inicios El Palacio de Hierro fue vanguardista en administración, publicidad y organización de eventos. Parte del éxito de la tienda fue establecer precios fijos, a diferencia del regateo, que era usual a fines del siglo XIX.

Un vistazo a la historia

Hace 125 años, a unos pasos del Zócalo de la Ciudad de México, se erigía una edificación de varios pisos, propiedad de los socios José Leautaud y Enrique y José Tron, ubicado en la esquina de la entonces calle de San Bernardo (hoy Venustiano Carranza) y Callejuela (hoy 20 de noviembre).

La construcción fue encargada por tres franceses originarios de Barcelonette, con zapatas de ferrocarril, varillas de hierro fundido traídas de Francia y bloques de piedra. El inmueble se aprestaba a alojar un almacén de mercancías nacionales y europeas, inspirado en los que existían en París, Nueva York, Londres y Chicago.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Tal era el asombro provocado en el centro de la ciudad, que comenzó a ser identificado como 'un palacio', 'un palacio de hierro'.

El lugar se convirtió en el punto de encuentro de la sociedad, al que llegaron a asistir figuras como Carmen Romero, esposa del ex presidente Porfirio Díaz, la actriz Dolores del Río y Eva Sámano, esposa del ex presidente Adolfo López Mateos.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×