Los regalos que odian las mamás

Guía básica para no hacer el oso, ni hacer enojar a tu madre este 10 de mayo; olvídate del regalo fácil, aunque importa la intención, también lo es que sonría al ver su obsequio.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

-Mamá, ¿qué quieres que te regale?

- Lo que quieras hijo, lo importante es la intención (Aunque evita cualquier cosa del siguiente listado)

1.- Hogar

“Hijo, ¡gracias por la hermosa plancha que me regalaste este 10 de mayo!”, dijo nadie nunca.

Las mamás aborrecen que en la caja con moño que le entregues venga una plancha, una licuadora, un extractor de jugos, o cualquier utensilio para el hogar, pues quieren algo para ellas, para su bienestar o distracción, y no algo que se utilice en las tareas del hogar.

Opción: No regales una licuadora para hacer la comida, mejor ¡llévala a comer!

2.- Muebles

“Mira, mamá, la preciosa sala que compré para ti (y para que todos en la casa la usemos, por ejemplo yo, al ver el futbol”).

“Gracias, hijo, está simpática”.

No, al igual que en el primer punto, a las madres les gustaría algo que usen ellas, y no todos en la casa. Al final, la festejada es ella, así que no te pases de ‘listillo’ y no regales algo a tu mamá que terminarás usando tú.

Opción: Si bien hay mamás a quienes sí les gustaría una sala, o un comedor nuevo, te proponemos que mejor le obsequies un sofá individual para que se siente a ver la televisión, a leer, o hacer lo que se le dé la gana. (No está de más insistir en que es exclusivo).

3.- ‘Detallitos’

“Mamá, te traje este deslumbrante ramo de rosas”.

“Gracias hijo, por acordarte a la mera hora y comprar lo primero que se te ocurrió”, dijo nadie nunca, pero lo pensaron muchas.

Un ramo de rosas puede ser un detalle perfecto… para tu novia el 14 de febrero. En el 10 de mayo las madres esperan algo más que eso.

“No sirven para nada”, dijo contundentemente una de las encuestadas para esta nota, de la cual omitiremos su nombre, porque nuestra editora  de "Life&Style" podría molestarse.

Y de los muñequitos de porcelana, las carpetitas, o cualquier otro adornito para la casa ni hablamos. ¡No lo hagas! ¡No! Es el equivalente a que los Reyes Magos obsequien ropa, ¿ok?

Opción: Acompáñala a un centro comercial y deja que elija libremente el regalo que tú vas a pagar, y que ella quiere. Además te servirá un poco para saber cuáles son los gustos de tu mamá.

4.- Perfumes y ropa

“¡Mamá! Mira, huele, qué rico, ¿no? Es lo que se usa hoy en París y en Milán”

“Ah, mira, gracias mija….”.

A ver, que a ti te encante el nuevo perfume de moda, que tenga un envase súper ‘chick’, no significa que a tu madre le va a gustar.

Y si caes en este grave error, vete preparando para que lo huelas en su cuello el 10 de mayo y nunca jamás.

En el caso de la ropa, el problema no es que no les agrade, pues la mayoría dirá que sí, el problema es que elijas algo que le guste … y le quede (peligroso error fallar en esto).

Y bien sabemos que nuestras madres son especiales, no sólo sentimentalmente, sino también en lo que les gusta o no.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Opción: Un certificado de regalo (de una buena lana, no seas codo) para que así ella vaya a la tienda y se compre algo que sí le guste… y le quede.

Este texto fue realizado con base en un sondeo de CNNExpansión, y no refleja el sentir / pensar de todas las mamás mexicanas.

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×