Yayoi Kusama crea arte de sus alucinaciones

La artista japonesa, cuya obra se expone en el museo Tamayo, inició su carrera en 1950; los característicos lunares en sus pinturas forman parte de sus pensamientos obsesivos.
yayoi kusama 3.jpg  (Foto: Reuters)
Karina Hernández Pérez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Yayoi Kusama, cuya obra se expone en el Museo Tamayo hasta este domingo, nació el 22 de marzo de 1929 en Matsumoto, Japón. Sus padres eran vendedores de semillas, pero ella no seguiría el negocio familiar.

Sus pinturas, collages, performances e instalaciones destacan por su estilo psicodélico y abstracto. Es reconocida como pionera de los movimientos arte pop, minimalismo y arte feminista. Influyó a otros artistas como Andy Warhol y Claes Oldenburg.

Desde los inicios de su carrera en 1950, Kusama ya cubría con lunares las paredes, pisos y otros objetos. La artista llama a estas manchas "redes infinitas" y explica que forman parte de las alucinaciones que ve desde niña. Para Kusama, sus pensamientos obsesivos quizá sean la razón por la que cubre superficies con lunares multicolor.

En 1957 se mudó a Nueva York y conoció a Warhol, Cornell y Donald Judd, uno de los máximos exponentes del minimalismo. Ahí, Kusama fue enormemente productiva, aunque el exceso de trabajo la llevó al hospital. Además enfrentaba dificultades económicas, no recibía ganancias por su trabajo.

Para 1966, Kusama experimentaba con instalaciones independientes o habitaciones que incorporaban espejos, luces y música. Organizó happenings (eventos artísticos en lugares públicos) en Central Park, el Puente de Brooklyn y otros espacios. No estaban exentos de controversia, ya que involucraban la desnudez y algunos fueron protestas contra la Guerra de Vietnam. En uno de ellos, Kusama escribió una carta pública dirigida a Richard Nixon ofreciéndole sexo vigoroso a cambio de acabar la guerra.

Entre sus creaciones destaca la "Gran Orgía para Despertar a los Muertos”. En ella, Kusama pintó con lunares a participantes desnudos en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1969. También organizó el happening "Boda Homosexual" que se realizó en la Iglesia de la Autodestrucción también en la Gran Manzana.

Otro de sus trabajos más notorios es el "Jardín de Narciso", donde Kusama hace una crítica de la mecanización y comercialización del mercado del arte. Esta obra fue tan popular que atrapó la atención de los medios de comunicación.

En 1973, Kusama regresó a Japón y cuatro años después se internó voluntariamente en una clínica psiquiátrica. Internada, comenzó a escribir novelas, historias cortas y poesía surrealistas.

A partir de 1994 empezó a hacer esculturas al aire libre para instituciones de arte alrededor del mundo. En 2009 incursionó en la moda con una serie de teléfonos celulares producidos en un tiraje limitado, así como cosméticos y una línea de ropa y accesorios para grandes compañías de la moda como Louis Vuitton. También realizó películas que ganaron premios en festivales de cine experimental.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pese a estar internada, la pintora no ha dejado de producir arte, a diario va a un estudio a pintar y después regresa a la clínica. La muestra Obsesión Infinita, recorre la carrera de Kusama a través de más de 100 obras creadas entre 1950 y 2013.

Con información de Chilango y CNNExpansión

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×