Este libro hará que tus hijos se duerman, asegura su autor

‘El conejo que quiere irse a dormir’ es la obra que promete que los niños puedan dormir; su autor dice que usó la relajación y técnicas psicológicas para lograr el objetivo.
Lograr que los hijos duerman a sus horas ha sido un inconven  (Foto: iStock by Getty Images)
Debra Goldschmidt
(Reuters) -

La hora de dormir es un tema de importancia para los padres en el mundo, un hecho que el autor Adam Mansbach capitalizó en su libro best seller Go the F**k to Sleep.

Sin exageración, cientos de autores han tratado de ofrecer soluciones. Goodnight Moon de Margaret Wise Brown y The Going To Bed Book de Sandra Boynton son dos de los libros más populares para leerle a los niños.

Padres que quieren buscar soluciones pueden leer Healthy Sleep Habits, Happy Child de Marc Weissbluth y Solve Your Child's Sleep Problems de Richard Ferber por tan solo nombrar unos cientos de libros sobre el tema.

Ahora hay un libro que garantiza que hará que tus hijos duerman, e incluso también los adultos. “Yo puedo hacer que todos se vayan a dormir”, dice la portada de The Rabbit who wants to fall asleep (El conejo que quiere irse a dormir) del autor, conferencista motivacional y científico del comportamiento, el sueco Carl-Johan Forssén Ehrlin.

Se trata de la historia de un conejo llamado Roger que no se puede dormir y los personajes que se encuentra, como el búho ojos pesados. Por supuesto, Ehrlin promete que las personas no llegarán a esta parte del libro, su primer obra para infantes.

¿Acaso es esta la pócima para vencer finalmente en la batalla del sueño? La editora Penguin Random House espera que sí. La editora anunció en septiembre pasado que adquirió el libro y que lo lanzará en una nueva edición impresa, un eBook y un audiobook (que ha estado disponible gratis en el sitio web de Ehrlin) para su venta en Estados Unidos, Gran Bretaña y otros cinco países. También será adaptado a la cultura de estos países y traducido en más de 40 idiomas.

Para aquellos que quieran más, Ehrlin dijo que escribirá dos historias más para que los niños puedan dormir. El autor dijo que ha escuchado a padres que le han expresado que aman el libro pero ya se aburrieron de él, así que ofrecerá alternativas.

Después, el escritor planea moverse a otro campo: enseñar a los niños a ir al baño.

Ehrlin comentó que quiere ayudar a los padres a que sus hijos duerman. Los escépticos han dicho que el autor y Penguin Random House están abusando de la vulnerabilidad de los padres cansados.

¿Cómo funciona?

Ehrlin dijo que el libro usa la relajación y las técnicas psicológicas para hacer que los menores se vayan a dormir. Las palabras de la historia fueron escogidas con cuidado para crear un patrón de lenguaje intencional. Parece que funciona para muchos, según lo han expresado grupos de padres en Twitter y Facebok. Algunos lo llaman magia.

La primera página ofrece instrucciones detalladas al lector, incluyendo una advertencia de que no se lo lean en voz alta a una persona que esté conduciendo. Indica que se deben leer las palabras en negritas con una voz suave y lenta, y enfatiza las palabras. También recomienda que los niños estén acostados y que no vean los dibujos.

A lo largo del libro de 10 páginas hay varios espacios para que el lector bostece así como para decir el nombre del niño a quien se le está leyendo. Las oraciones que usan la frase “duérmete ahora” aparecen frecuentemente. El libro es largo intencionalmente, con instrucciones para terminar de leerlo incluso después de que los menores se hayan dormido, para asegurarse que los infantes no se despierten.

Ehrlin, que se convirtió en padre desde que escribió el libro en 2011, dijo que la idea de escribirlo le surgió cuando estaba conduciendo. Su mercado de prueba fueron los hijos de sus amigos y un par de salones de preescolar.

Kim West, una coach del sueño mejor conocida como “La dama del sueño” dice que esta idea tiene mucho sentido.

“El ejercicio de relajación del músculo que se lleva a cabo con el personaje del búho ayuda tanto a menores como a adultos”, expresó. La recomendación de Ehrlin de usar un exceso de energía antes de leer la historia “es una buena sugerencia de higiene del sueño y ayuda a “aligerar la rutina en la cama”.

Pero, ¿funciona?

La maestra de preescolar en Atlanta Britton Pierce está a gusto leyendo el libro para ejercicios de relajación y yoga. La primera vez que lo leyó a sus estudiantes “tuve que levantarme y moverme para que no me durmiera”, indicó. Lo ha probado en al menos seis menores y ha sido un éxito.

Ehrlin dijo que no funciona para el 100% de los niños. “Trata de hacerlo de la mejor manera posible unas cuantas veces para que los menores se sientan bien con el libro”.

El objetivo es que el menor aprenda y se relaje para dormir, incluso sin el libro. El autor ha escuchado que los niños no necesitan que se les lea la obra para alcanzar el sueño.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Con respecto a los escépticos y críticos, Ehrlin comentó, “todos tienen una opinión”.

Si The Rabbit who wants to fall asleep falla en lograr que tus hijos se duerman, los expertos sugieren métodos probados, como no exponer a los menores a una pantalla una hora antes de dormir y crear una rutina constante para la hora de dormir.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa será investido como el presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×