Obama y el antídoto ‘lean’

Él representa el deseo de cambio que tiene EU y se espera que actúe de conformidad con su promesa.
anand-sharma  (Foto: )
Anand Sharma

A lo largo de la campaña presidencial estadounidense del año pasado estuvimos escuchando una y otra vez una palabra: cambio. El presidente de Estados Unidos (EU) representa el deseo de cambio que tiene este país y se espera que él actúe de conformidad con su promesa. Nadie busca cambiar sólo por cambiar, sino cambiar para mejorar. ¿Cómo puede el gobierno actuar en torno a esto? ¿Es realmente responsabilidad del gobierno cambiar las cosas para hacer que nuestras vidas sean mejores?

A muchos nos preocupa la economía, nuestros empleos y nuestro futuro. Pero yo veo una luz al final del túnel de la recesión. Esa luz es el cambio, no sólo en los EU, sino a nivel mundial. Creo que el gobierno debe tener las manos puestas en ese cambio. Debe tener una estrategia balanceada y progresista, generando más responsabilidad fiscal, menos desperdicio y teniendo a todos haciendo más con menos. ¿Les suenan conocidos tales términos? Si es así, es porque ese es el tipo de ganancia que uno espera al emprender la jornada lean. Lean se basa en todo lo referente a la eliminación del desperdicio, ser responsable y elevar al máximo la aplicación de los recursos.

El presidente Obama realizó en Iowa los primeros grandes pasos de su jornada hacia la Casa Blanca gracias a que ganó las elecciones primarias en ese lugar. Curiosamente, la transformación lean en este país tuvo también su inicio real en Iowa, cuando Pella, una empresa norteamericana fabricante de ventanas y puertas, comenzó su jornada lean hace 15 años. Lo que el gobierno puede aprender de la implementación de la cultura LeanSigma® que realizó Pella, es la posibilidad de obtener 10, 20, 30% o más de cada dólar invertido.

En tiempos en los que los contribuyentes estadounidenses se hacen cargo de la factura por el rescate de Wall Street y la industria automotriz, ¿no cobra aún mayor sentido hacer cosas que rindan la mejor ganancia posible por cada dólar? ¿No tendría sentido el que tal vez el gobierno pudiera ganar mucho (y ahorrar mucho) mediante la implementación y promoción de lean?

"Una filosofía lean es la mejor oportunidad que tendrá el nuevo presidente de EU para obtener el máximo de nuestros recursos nacionales y ayudar a darle un giro a la economía de este país."


Pella ha demostrado durante los últimos 15 años cómo puede movilizarse a la gente para elevar al máximo las ganancias sobre su inversión. Vermeer, un fabricante de maquinaria pesada para la agricultura y construcción también ubicado en Iowa, ha estado en una jornada similar durante los últimos 10 años. Aún más convincente resulta que, hace tan sólo cinco años, el estado de Iowa también dio sus primeros pasos de su jornada lean con eventos kaizen para mejorar dramáticamente los servicios de su Departamento de Recursos Naturales. El buen éxito que tuvo el estado en ese departamento fue tal, que decidió expandir sus esfuerzos lean hacia otras ramas del gobierno, tales como el Departamento de Servicios Humanos y el de Seguridad Pública, así como a iniciativas como la de Sitios Grandiosos de Iowa.

¿Qué significa esto para un país? Si todos podemos seguir el modelo establecido por empresas como Pella, Vermeer y el estado de Iowa, entonces todos podríamos experimentar un cambio real y significativo en los próximos cinco años: cambiar para que todos mejoremos.

En estos momentos en los que muchos piensan en recortes de personal y en cómo sobrevivir en caso de que empeore la economía, necesitamos una metodología real —el "cómo", para que quede claro— para generar un cambio real. Una filosofía lean es la mejor oportunidad que tendrá el nuevo presidente de EU para obtener el máximo de nuestros recursos nacionales y ayudar a darle un giro a la economía de este país.

De manera similar, lean es también el mejor antídoto que pueden utilizar las empresas y gobiernos de todo el mundo para vencer la tormenta económica global. Hay un dicho en India: "El oro brilla más después del incendio". La gente, las organizaciones y los gobiernos que tienen que lidiar con la tormenta de fuego mediante la construcción de una cimentación Lean y viviendo una filosofía Lean, seguramente experimentarán finalmente un mejor resultado.

** Anand Sharma, autor de The Perfect Engine (Free Press 2001), fue nombrado como Héroe de la Manufactura por la revista Fortune y es fundador y CEO de TBM Consulting Group, Inc. Para comentarios o preguntas favor de dirigir su correo electrónico a tbmmexico@tbmcg.com

Ahora ve
No te pierdas