Prevén recuperación automotriz en 2013

Consultores estadounidenses ven esta crisis una oportunidad para México.
América Salinas / Corresponsal
BOSTON (Manufactura) -

Aún cuando el gobierno estadounidense ha salido al rescate de su industria automotriz, será hasta el año 2013 y 2014 que compañías como Chrysler, Ford y General Motors (GM) vuelvan a su cause normal, no sin antes atravesar por este 2009 que pasará a la historia como la peor caída en producción y ventas en 32 años.

Así lo previeron analistas estadounidenses durante la conferencia, realizada en Boston, titulada ¿Puede la nueva administración rescatar la economía y salvar al mercado automotriz de su peor año desde 1982?

Afirmaron que debido a la forma en que la economía golpeará a esta industria en el año en curso, será un reto para las llamadas "Tres Grandes de Detroit" superarlo.

"Este año la economía será brutal con el mercado automotriz, lo peor vendrá en la primera mitad del año, si las armadoras pueden superar 2009, definitivamente podrán superar cualquier cosa", dijo George M. Magliano, director de Investigación Industrial Automotriz en Norte América para la firma IHS Global Insight.

Añadió que si bien la intervención federal ha ayudado a que la industria vea una "luz al final del túnel", todavía hay riesgos de que caigan en bancarrota.

"Lo peor ocurrirá en la primera mitad del año en curso y los signos de recuperación no se verán sino hasta 2012 para volver al cause entre 2013 y 2014. El rescate del gobierno ha ayudado, pero la economía de estas empresas es todavía muy débil y el riesgo de bancarrota es latente", aclaró Magliano.

No obstante el mal pronóstico, hay elementos favorables que beneficiarán a la industria, como la considerable disminución en el precio de la gasolina, que el año pasado alcanzó cifras de 4.25 dólares en promedio por galón y durante el año actual no se prevé que llegue a más de 2 dólares por galón.

Los incentivos para el consumidor y una mejora en el área de créditos también contribuirán a que el mercado siga moviéndose, pero aún así las ventas cerrarán a finales de diciembre con un aproximado de 9 millones y medio de unidades, la mitad de lo que se registró en el 2000.

Otra buena noticia es que en los próximos años aumentará la población de conductores, de modo que se prevén ventas a consumidores jóvenes.

Al igual que las ventas, la capacidad de producción no regresará a los niveles del 1995-2007, sino hasta 2013, año en que la utilización de las plantas comenzará a mostrar niveles saludables. En términos de producción, adelantaron los expertos, el primer y segundo cuarto del año serán los más bajos que se hayan registrado en 25 años.

"Lo que podemos esperar son cortes en la capacidad de la producción en Norteamérica y más cierres de plantas. Pasando 2009, comenzaremos a ver algunos signos de salud entre algunos manufactureros, pero será en realidad en 2014 cuando lleguemos a decir que las automotrices ya se encuentran en una línea lucrativa", consideró el investigador Haig Stoddard, gerente de investigación de la producción de vehículos ligeros de Norte América de IHS Global Insight.

La afirmación de que en México los estragos no serán cuantiosos continúa entre los presagios de los analistas.

"En general no creo que la producción en México va a sufrir más de lo que le toca por la condición del mercado, pero no creo que haya cortes en su capacidad, por el contrario, creo que se consolidará más la producción, porque si hay una producción buena es la mexicana".

Respecto a la recuperación, los analistas afirman que coincidirá no solamente con el mejoramiento de la economía estadounidense en general, sino con el lanzamiento de automóviles pequeños de eficiencia en combustible, así como innovaciones en la arquitectura de autos que ya están en el mercado.

 

PARA TOMAR EN CUENTA

LO MALO

  • Tomará de dos a tres años para que la capacidad de la industria se alinee con la demanda.
  • Se esperan más cierres de plantas por parte de GM y Chrysler, posiblemente Ford y algunos manufactureros de menor volumen.

 

LO BUENO

  • Chrysler tiene un plan de viabilidad a largo plazo.
  • La línea de productos de Ford y GM seguirán fuertes en el mercado y los recortes en su capacidad, aunque serán perjudiciales, a largo plazo contribuirán a una industria más saludable.
Ahora ve
No te pierdas