¿Está usted listo para un nuevo mundo?

Si en lugar de hacer correcciones a sus procesos erróneos, espera una fuerza salvadora, entonces no está preparado y su compañía está destinada a morir.
anand-sharma
Anand Sharma
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con frecuencia retirar los programas de gobierno en tiempos difíciles crea expectativas poco fiables, pues se cree que una fuerza externa descenderá para salvar los negocios con nuevas inyecciones de capital. Si esto sucede suficientes veces, éstos pueden ser condicionados a simplemente esperar un rescate. Considerando la crisis económica mundial, que aún se está resolviendo, esto parece un pensamiento anticuado.
Si somos honestos, las señales de fatiga del sistema eran evidentes mucho antes del colapso económico.
En lugar de corregir procesos erróneos de manera oportuna, elegimos continuar con unos
cuantos cambios menores para llenar las grietas y resulta desconcertante que las compañías se convenzan a sí mismas de que es posible rescatar la situación haciendo cambios superficiales, recurriendo a reducciones de personal u otra clase de reacciones instintivas sin poder cambiar las prácticas y el modelo de negocio fundamentales para hacer nuestra infraestructura sólida por tiempo prolongado.
Un nuevo mundo está tomando forma, y es uno que premiará la autosuficiencia, la  innovación, y la creación de una cultura de mejora con el tipo de mentalidad de ‘hágalo usted mismo' de inicio exitoso.
Esto requiere simplicidad y talento de toda su gente. En algunos casos, significa crear un mundo nuevo dentro de su compañía, haciendo un cambio revolucionario en lugar de pasos graduales.
Cuando los tiempos son difíciles, el desperdicio es inaceptable. Fue en la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando el dinero era muy escaso en Japón, que Taiichi Ohno de Toyota Motor Corporation, identificó lo que ahora llamamos los siete desperdicios: defecto, sobreproducción, transportación, espera, inventario, movimiento y procesamiento excesivo.
La pregunta es: ¿cómo nos deshacemos de todo ese desperdicio y creamos un sistema de producción más simple y perfectamente alineado? La respuesta está en el núcleo, o infraestructura, de su compañía. Es ahí donde las grietas por tensión empiezan a aparecer en esta competitiva economía. Y pueden ser llamadas costo de inventario, calidad o servicio a clientes deficiente, pero todas son síntomas de un problema más grande: desperdicio.
Tome a esa gente que está moviendo incansablemente desperdicio y póngala en equipos multifuncionales, autorizada para actuar y déle una sola semana para realizar un cambio positivo usando metodologías kaizen y principios lean. No existe una fuerza más poderosa para el cambio, ya que son los mismos trabajadores los que lo crean a medida que eliminan el desperdicio de sus propias vidas laborales e implementan nuevos sistemas y métodos de
trabajo.
Queremos hacer bien cada pieza de trabajo desde la primera vez, enviar sólo productos o información buenos y alinear los diferentes elementos de trabajo de modo que no haya espera o transferencias de material o información entre procesos. Este es un flujo de una sola pieza según la demanda del cliente y es el concepto central para cualquier negocio que trabaja con los principios lean. Empezar este trabajo es muy parecido a clavar los postes centrales para la construcción de un puente nuevo. Haga esto bien —usando equipos kaizen para crear una cultura de mejora continua— y la organización estará sostenida y vigorizada.
A partir de ahí, la mejora se vuelve parte de la actividad diaria en toda la organización, en la planta y la oficina, ventas y diseño del negocio. No es raro que un equipo kaizen reduzca las transacciones de procesos de negocios en 50% y acorte el tiempo necesario para lanzar un producto nuevo en el mismo porcentaje.
¿Es su infraestructura lean y eficiente o ya aparecen grietas debido a la sobrecarga de desperdicio y pensamiento tradicional? Ahora es el momento de poner los cimientos para el futuro y adoptar una estrategia lean para un modelo de negocios sustentable. ¿Está usted listo para el nuevo mundo?

*El autor es fundador y CEO de TBM Consulting Group, Inc. Fue nombrado Héroe de la Manufactura por la revista Fortune y es autor de The Perfect Engine (Free Press 2001). Para comentarios: tbmmexico@tbmcg.com

Ahora ve
El decálogo de Peña Nieto sobre la implementación de reformas estructurales
No te pierdas
×