Mucha carne, pero no de calidad

Productores nacionales tendrán que certificarse si quieren ser proveedores de empresas de alimentos; al menos 2,000 rastros municipales están en la mira de las autoridades.
carne-lata  (Foto: Dreamstime)
Silvia Ortiz Ruiz
CIUDAD DE MEXICO (Manufactura) -

La industria procesadora de cárnicos instalada en México no incrementará sus compras a proveedores nacionales si éstos no cumplen las normas de inocuidad y sanidad alimentaria.

De este modo, las importaciones de carne de cerdo proveniente de Estados Unidos (EU) y Canadá se han movido de un rango de 400,000 a 500,000 toneladas en promedio al año; mientras que la producción nacional es de 100,000 toneladas, con un crecimiento anual de 1.3%, según el Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne).
En 2008, la producción mexicana de carne de pollo y pavo llegó a 2,582,000 toneladas —con un crecimiento de 4.3% anual—, en contraste, las importaciones van de 500,000 a 600,000 toneladas al año.

Más aún, el consumo de productos procesados de pavo ha ido en aumento, sin embargo, la producción nacional que es de alrededor de 22,000 toneladas al año no ha crecido.

"Normalmente se importa lo que no podemos comprar en este país. Yo no puedo comprar nada que no ofrezca estabilidad en el precio y condiciones sanitarias. Si los productores nacionales me dicen: cómprame, pero si el producto no viene de un rastro TIF (Tipo Inspección Federal) no puedo comprarle", dijo el vicepresidente de Normatividad y Legislación del Comecarne, Luis Musi Letayf.

Esto debido a que, según datos de la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) existen en el país alrededor de 2,000 rastros municipales sin certificar.

Y es que las empresas procesadoras de alimentos tienen que cumplir con las normas de sanidad animal y seguridad alimentaria para poder abrir nuevos nichos de mercado. Hoy, el valor de la producción de productos cárnicos procesados en México es de 28,000 mdp al año y el volumen de las exportaciones de estos productos asciende a 25,000 toneladas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En lo que fue el seminario Realidades y Expectativas del Sector Cárnico, representantes del Comecarne, miembros de empresas de alimentos y autoridades federales, coincidieron en la necesidad de trabajar para incrementar la competitividad del sector cárnico en el que no sólo se demanda el cumplimiento de normas de inocuidad y sanidad animal, sino seguridad alimentaria como buenas prácticas de manufactura, estándares de calidad, etiquetado, investigación científica y desarrollo de tecnología. 

El consumo per cápita de carne en México ha ido creciendo, pues en 2008 fue de 70 kilos por persona, mientras que en 2001 era de 60 kilos.

Ahora ve
Almagro le dijo a Maduro que deja la OEA a cambio de elecciones en Venezuela
No te pierdas
ç
×