Bolsas de plástico, a la basura

La nueva tecnología para fabricar bolsas biodegradables aumentará 300% los costos de producción. En México hay cerca de 3,500 fabricantes, en su mayoría pymes; cerca de 440 se verán afectados.
Comercial Mexicana  (Foto: Adán Gutiérrez)
Nancy García
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

La reforma a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal -que entró en vigor el día de hoy y la cual obliga a sustituir bolsas de plástico por biodegradables-, incrementará 300% los costos de producción de los fabricantes de bolsas de polietileno (PE), pues la reconversión para producir plásticos biodegradables conlleva una inversión por máquina de 500,000 pesos, por lo que renovar una planta completa costaría 400 mdp, estimó Edgar Miranda Hernández, gerente de Producción de la empresa Fast Bags.
Juan Alonzo, gerente Técnico del Instituto Mexicano del Plástico Industrial (IMPI), explicó que la medida impactará a unos 440 pequeños fabricantes.
Dicho instituto tiene registradas 3,500 empresas, de las cuales, 84% son micro y pequeñas empresas (mipymes), estimándose que, de éstas, 15% se verán afectadas, así como 50 recicladoras.
Con la reforma en cuestión, los fabricantes de PE tendrán hasta un año para buscar alternativas de producción con plásticos biodegradables.
"La tecnología para la elaboración de plásticos biodegradables está en pañales en nuestro país. Tardaríamos cerca de cinco años en su implementación y como los productores vamos a requerir financiamiento y asesoría técnica", dijo Edgar Miranda.
Sin embargo, sus clientes ya les exigen alternativas al polietileno, por lo que han incluido los plásticos oxo-degradables, aunque estos productos no están contemplados en la ley como sustitutos, tampoco están restringidos.
El aumento en el costo de producción por los oxo-degradables es de 15%, y para el consumidor final es de 30% más. Cabe mencionar que un kilo de bolsa de polietileno oxo-degradable pigmentada con calibre 70 tiene un precio de 50 pesos.
Por su parte, Gabriel Valencia, asesor de la Comisión para la Gestión de Residuos Sólidos del DF, hizo hincapié en que "los plásticos biodegradables que han sido elaborados a partir de papa, caña de azúcar o maíz, tienen un impacto ecológico mucho mayor que el polietileno, puesto que requiere tres veces más energía y agua para su producción".
El costo también aumenta: "El precio de un kilo de plástico de ácido poliláctico (PLA) es de tres veces mayor que el de polietileno. Además, ya que la resistencia del PLA es menor, es necesario utilizar más material para igualar la resistencia del polietileno".
Así, una alternativa disponible en México es la que comentó Susana Bustos, del área de Asesoría Técnica de Plásticos Degradables: "Si se le agrega el aditivo oxo-degradable al plástico común se desintegra de uno a tres años promedio. Esto mediante un proceso de oxidación donde interviene el oxígeno, la luz solar (luz ultravioleta) y la manipulación, con lo que el plástico se descompone en carbono, hidrógeno y oxígeno".
Esta tecnología no requiere cambio de equipo de producción, sólo hay que invertir en el aditivo, lo cual aumenta el costo del polietileno.

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×