Una propuesta de crecimiento

La supervivencia de las empresas, sobre todo pequeñas y medianas, es un reto en medio de una crisis; pero establecer vínculos empresas ancla y proveedores puede detonar la expansión de la industria.
ejecutivos, en el trabajo,  (Foto: Jupiter Images)
EGADE
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

El entorno de la crisis mundial 2008-2009 dificulta la permanencia y sustentabilidad de las pequeñas y medianas empresas (pymes), particularmente en economías emergentes. Las condiciones en las que los negocios se desenvuelven cada día, se caracterizan por un elevado nivel de competencia, mercados complejos y globalizados, clientes más exigentes y productos nuevos con ciclos de vida cortos. De igual forma, las condiciones regulatorias y de apoyo gubernamental están en constante cambio. Las empresas grandes o tractoras -usualmente multinacionales- que fomentan el crecimiento y desarrollo económico en una región, fungen como ejes principales para elevar el desempeño de las pymes.   Bajo estas circunstancias, las compañías buscan mecanismos que les permitan su expansión mediante la generación de sinergias entre cadenas.

Las situaciones económicas desfavorables han sido una constante en la historia moderna tanto en países emergentes como en los desarrollados, generando impactos en los sectores empresariales de México. 

La Gran Depresión de 1929, las crisis en países como Japón (1989), México (1994) y Argentina (1998), así como la reciente (2008), presentan similitudes y diferencias respecto a las causas y efectos que las suscitaron. Sus comportamientos e impactos se evidencian a través de variables macroeconómicas como el Producto Interno Bruto (PIB), desempleo, inflación y pobreza.

Entre 2008 y 2009, el PIB presentó un decremento de 2.7 a 0.8% en economías avanzadas y de un 8.3 a 6% en países en desarrollo, detalla en un informe el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero también un nivel de desempleo promedio de 8.72% en 40 países, estima la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Por su parte, la inflación global pasó de 2 a 1%. 

Con base en esta experiencia, se presenta un modelo de negocios que apoya a la pyme a desarrollar sus capacidades y disminuir los efectos negativos en un período de crisis. Este se ha basado en la experiencia que se tiene en otros países en condiciones similares a las de México.

 

LECTURA DE LAS PYMES

La crisis mundial, de acuerdo con una encuesta aplicada a 30 pymes mexicanas, originó que 33% de las empresas de la muestra realizaran innovaciones, ya sea en productos nuevos o modificando los ya existentes en el mercado (67%).

En cuanto a las inversiones, 75% de los casos reportaron que se vieron obligadas a aplazar o detener proyectos debido al estancamiento económico, entre los que destacan los vinculados a sistemas, adquisición de tecnología nueva y apoyo de marketing

Por otro lado, la mitad de los empresarios consultados reportaron que sus firmas adquirieron deuda en los últimos dos años, destinándola, en primer lugar, a pago de proveedores, en segundo, a infraestructura y, finalmente, a cubrir gastos de nómina. 

Las principales debilidades de las pymes seleccionadas están centradas en requerimientos operacionales y comerciales, tales como desarrollo de productos, servicios o mercado, o bien, innovación, infraestructura y adquisición de equipo.

En el caso de los requerimientos financieros, éstos incluyen retrasos en cuentas por cobrar y por pagar, lo que conlleva a un incremento en deudas y créditos con el fin de solventar gastos de operación.

Las pymes reportan haber sido afectadas por la crisis mundial, lo cual se reflejó en un decremento de sus ventas y dificultades financieras; sin embargo, señalan que la crisis propició flexibilidad en diversificación en inversiones y negocios nuevos.

Como se observa, las pequeñas unidades productivas están ocupadas en salir de la problemática que representa la actual situación y dejan de lado aspectos productivos que pudieran traerles otro tipo de beneficios.

 

EL ESQUEMA

Existen numerosas definiciones de modelos de negocio donde un común denominador es la creación de ‘valor', cuyo concepto se interpreta como un incremento económico positivo para la empresa, que llega a impactar también en los clientes, proveedores, empleados e, incluso, en el medio ambiente en que se desarrollan dichas cadenas productivas.

Un modelo de negocio es una configuración única de los elementos que conforman el mapa estratégico de una empresa para generar ingresos rentables y ofrecer valor a través de soluciones integrales, que fomenten el desarrollo económico, eleven la calidad ambiental y promuevan la equidad social.

Un enfoque integral de la cadena de suministro necesita incluir proveedores, clientes, intermediarios y empresas de servicios logísticos, entre otros, para identificar y mejorar sus procesos críticos, de tal manera que se pueda ganar colaborativamente mediante sinergias.

Las empresas tractoras como Toyota, Vitro, Femsa, Xerox y 7-Eleven han sido exitosas en la implementación de esquemas de apoyo a proveedores, en beneficio de cadenas eficientes. 

El gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Economía (se), ha establecido el Programa Nacional de Empresas Tractoras, que apoya la integración de nuevas pymes en las cadenas productivas de compañías ancla.

Entre las principales características de las empresas tractoras está contar con:

  • Estructura definida.
  • Capital humano calificado y competitivo.
  • Desarrollo de procesos en un entorno de innovación.
  • Generación de empleos directos e indirectos.
  • Impulso al crecimiento de otras compañías mediante la subcontratación de servicios.

En el siglo XXI, el compromiso de la empresa tractora en economías emergentes se centra en el crecimiento sostenible de las pymes, más allá del apoyo técnico y las certificaciones de proveedores.  El modelo de negocios empresa tractora–academia–pyme centra al primer eslabón como motor del desarrollo, propiciando el crecimiento de clientes y proveedores.

Este modelo debe generar estrategias y metodologías de colaboración con instituciones educativas y sus aceleradoras de negocios hacia la generación de mecanismos de creación y transmisión de conocimiento, la institucionalización de la pyme y la sustentabilidad financiera.  

Por consiguiente, dicha  sustentabilidad debe fundamentarse en acciones tales como el que la empresa tractora realice pagos oportunos a proveedores pyme pertenecientes a su cadena de suministro, así como tener condiciones flexibles de pago para sus clientes pequeños, lo cual conlleva a la conformación de economías de escalas a nivel regional. Se trata de un esquema ganar–ganar donde todos los actores ofrecen algo y, a cambio, obtienen ventajas cuantificables.

Bajo este modelo, los beneficios que recibe la empresa tractora son: el robustecimiento de la cadena de suministro; el compromiso de largo plazo de clientes y proveedores; la incorporación de estrategias de Responsabilidad Social Corporativa (RSC);  la permanencia en el mercado, entre otras.

En cuanto a las pymes, entre algunos de los beneficios que obtienen se encuentran: la generación de valor agregado en los productos o servicios; acceso a fondos de financiamiento; planeación estratégica y control operativo; desarrollo de habilidades directivas y de liderazgo para la gerencia; incremento en la eficiencia de las estrategias de mercado; así como innovación de productos o servicios.

 

SOLVENTANDO LA CRISIS

La pyme debe tomar ventaja de sus fortalezas intrínsecas como es la flexibilidad y su cultura organizacional, para crear una visión que promueva la institucionalización de éstas con base en una cultura innovadora en tecnología, administración y comercialización, que logre la competitividad en el mercado.

El desarrollo de conocimiento debe convertirse en una meta constante de todos los que laboran en la pyme, ya que a través de una educación permanente se logra especialización para aumentar la productividad y competitividad de las empresas. En México, muchas de éstas cuentan con potencial de crecimiento, pero carecen de este elemento competitivo que hace tan fuerte a empresas de otros países.

En el artículo Transformación del DNA empresarial ya se comentaba sobre la necesidad de que las organizaciones requerían una transformación en su mapa genético que incluya una propuesta de valor, de tal manera que la estructura de su esencia la transforme en una entidad diferente y única, estableciendo con ella su principal ventaja competitiva.

Para esto, dentro de nuestra definición de modelo de negocio, se expresa la necesidad de inyectar elementos estratégicos para generar ingresos rentables y ofrecer valor a través de soluciones integrales para modificar el geotipo heredado de las empresas, que es lo que las frena.

Para que esto sea posible, se requiere de un componente principal: la innovación, expresada y extendida en todos los niveles, así como en cada una de las prácticas, en los esquemas de colaboración, los productos y/o servicios, los métodos de distribución, los desarrollos tecnológicos y  los mercados.

Es aquí donde las empresas de desarrollo tecnológico juegan un rol crítico y se abre una fuerte oportunidad para explorar sus capacidades innovadoras para transformar los mercados y  las regiones, logrando, además, llevar tecnología a las masas.

Es necesario establecer un rol proactivo de las empresas, a la par de un nuevo esquema de colaboración.

El modelo presentando en este artículo facilita que la gran empresa, en conjunto con las pymes, conforme un ente que permita el restablecimiento de los niveles de crecimiento económico, impactando positivamente para mejorar las variables macroeconómicas como el pib, empleo, inflación y pobreza. Este esfuerzo, aunado a la sinergia entre cadenas productivas, genera un desarrollo regional sustentable en países emergentes.

 

* Los autores Elisa Cobas-Flores, Fernando Mata, Alfonso López-Lira, Cristian Zamora y Cecilia Calderón pertenecen al claustro de la Escuela de Graduados en Administración y Dirección de Empresas.

Más noticias de Manufactura

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×