La energía eólica atrae a manufactureras

AKsys, proveedora del sector automotriz, busca diversificarse hacia esta creciente industria, la cual cerrará este año con un valor superior a 150,000 millones de dólares en Norteamérica.
Central Eólica La Venta I Oaxaca.  (Foto: Cortesía CFE)
Shaila Rosagel / Enviada
PUEBLA, Pue. (Manufactura) -

La filial en México de la empresa alemana AKsys, proveedora de componentes de plástico para el sector automotriz, encontró un nuevo nicho de mercado en el suministro de compuestos de resina de plástico y fibra de coco para los aerogeneradores que emplea la industria de la energía eólica.

Víctor Nava, gerente de Nuevos Proyectos de esta empresa, dice que, de acuerdo con los resultados de un primer estudio de mercado para detectar oportunidades en el sector de la generación de energía eólica, la firma podría ser proveedores de palas y brazos de los aerogeneradores.

Actualmente, la empresa situada en Puebla es proveedora de piezas de plástico estructural como cubiertas de motor y sistemas de aislamiento de ruido para Volkswagen México.
Durante 2009, el gobierno del estado de esta entidad realizó un estudio para definir los 12 sectores con más potencial en la región. Uno de ellos es la industria del plástico. De ese estudio se desprendieron varios proyectos.
La empresa AKsys resultó afectada por la crisis económica de 2009 debido a su alta dependencia de un solo cliente, por lo que empezó a estudiar diferentes mercados, como el eólico y la aeronáutica, a fin de diversificarse a inicios de 2010.
"La industria mexicana cerró el año pasado con un valor en autopartes de 30,000 millones de dólares, sin embargo, la industria de energía eólica en Norteamérica estará cerrando 2010 con un valor de 150,000 millones de dólares", destacó Víctor Nava.
Los avances más importantes de la empresa durante el primer semestre de este año fueron los hallazgos en materia de generación de energía eólica y el acercamiento con dos empresas de este ramo, ubicadas en Estados Unidos, para una posible proveeduría.
 La empresa también estableció contacto con la Latin American Wind Energy Association (Lawea) para explorar posibles oportunidades de proveeduría dentro de la industria de la fabricación de partes para los aerogeneradores.
"Ya contactamos con la empresa española Gamesa Eólica y la danesa Vestas. Aún no hemos concretado nada. Este año habrá algo, pero ya tenemos el primer contacto", detalló.
La empresa busca implementar en el mercado la utilización de la fibra de coco para sustituir a la de vidrio para la manufactura de sus piezas de plástico.
"Ya hicimos las primeras pruebas dentro de la empresa, pero aún no hay resultados concluyentes. Sí es factible el uso de la fibra de coco, pero estamos viendo el anclaje de la fibra con el plástico y el proceso con nuestras máquinas".
Esta fibra de coco representa sólo 13% del costo actual de la de vidrio, por lo que la rentabilidad resulta atractiva, además de que permite ahorrar energía eléctrica en el proceso de composición con el plástico.
"Estamos esperando un fondo que pedimos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través de un proyecto en conjunto con  la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), dentro de su programa Proinnova, para estudiar más la utilización de la fibra de coco.
En cuanto a sus planes para participar del mercado aeroespacial, Víctor Nava indicó que se encuentran estudiando —en conjunto con la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia) y con la empresa Bombardier— sobre la regulación que tienen que cumplir para surtir a este ramo de la industria.

Más noticias de Manufactura

 

Ahora ve
Así fue el naufragio de una embarcación en la represa de Guatapé, en Colombia
No te pierdas
ç
×