Un título universitario no basta

En un país donde la mitad de sus jóvenes no tienen empleo, el tener una carrera ya no es suficiente; hoy, hace falta desarrollar otras habilidades como tener una visión global, ser proactivo y...
joven-estudiante-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Revista Manufactura) -
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para poder conseguir un trabajo en un país donde hay 29 millones de jóvenes de los cuales más de la mitad no tiene empleo, ya no basta con tener un título universitario y saber inglés, sino que para lograr ‘venderse' en el mercado laboral hay que tener un valor agregado como profesionista.
Ser proactivo, tener una visión global y ser una persona íntegra son los tres requisitos que un joven profesionista necesita para ser líder y poder conseguir un empleo, dice José Luis Arévalo, presidente de la Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Comerciales México (Aiesec).
"Las empresas necesitan gente joven que tenga nuevas ideas, que aporte cosas novedosas", asegura Arévalo, en el marco de la inauguración de la Global Leaders' Summit (GLS) México 2011, evento que anualmente convoca a estudiantes y representantes de empresas de diversos países del mundo.
Sin embargo, la proactividad no implica tomar sólo la iniciativa, también supone la responsabilidad de asumir que las cosa sucedan, por eso no basta con "reunirte en un café o un bar con tus amigos y decir que hay muchos problemas en el mundo y que habría que remediarlos, sino que hay que proponer soluciones factibles a esos problemas", comenta Rebeca Lozano, presidenta del Comité Organizador de la GLS.
En este sentido, dice Lozano, la Aiesec promueve que los miembros (50,000 estudiantes y recién egresados de 110 países) elaboren proyectos concretos para mejorar diversas situaciones en sus entornos y posteriormente se busca que las instituciones, ya sea gubernamentales o de la iniciativa privada, se interesen y financien los proyectos.
Además de ser proactivo, dice Arévalo, un líder debe contar con una visión global, es decir, ser consciente de que así como hay muchas realidades en el mundo, puede haber muchas maneras de hacer algo o de resolver un problema, y para entender eso es necesario conocer qué están haciendo allá afuera.
Explica que "estamos acostumbrados a que las cosas se hacen de una manera y no hay más, sin embargo, cuando conoces otras culturas te das cuenta de que hay otras formas de hacerlas".
"Basta ingresar a tu Facebook o tu Twitter, y platicar con tu amigo que vive en Alemania o con el de Estados Unidos, para darte cuenta de las diferentes maneras de pensar que tienen respecto a lo que está pasando en el mundo", comenta.
Por ello, dice Lozano, Aiesec cuenta con un programa de intercambios que permite a los jóvenes recién graduados vincularse con empresas, instituciones gubernamentales y ONG's del extranjero por medio de la realización de una práctica profesional de entre seis y 18 meses.
Finalmente, Arévalo, explica que un líder debe ser una persona íntegra, es decir, ser coherente en lo que dice y lo que hace. Cualidad que cada vez las empresas de México buscan más.
Y es que de acuerdo con la Encuesta de Fraude en México 2010 hecha por KPMG México, 77% de los fraudes que se cometieron entre 2009 y 2010 en el país fueron hechos por empleados de las empresas, cuyos montos fueron de los 200,000 pesos a los 3.3 millones de pesos.

Más noticias de Manufactura

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×