Apertura transportista en controversia

El paso de camiones comenzará a finales de este verano 70% del comercio México-EU se da a través de camiones de carga
Transportistas  (Foto: Fotoarte)
Enrique Torres /
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

El acuerdo que hoy se firma entre México y Estados Unidos para permitir el paso de sus camiones de carga surge en medio de la polémica de los sectores transportistas de ambos países. "El cruce del camión de larga distancia sin transfer es viable para la competitividad, pero no es ninguna solución, ya que hay que analizar dos temas: la seguridad y aduanas, así como el flujo comercial", señala Sergio Ruiz, director del Centro de Transporte y Logística.

Agrega que para salir del debate político en que se ha convertido el tema de la apertura, debe prevalecer el costo logístico y comercial, "no es un tema de camioneros, sino de mercado. Las maquiladoras y los grandes comercializadores son los que marcarán el rumbo del libre tránsito de los camiones", refiere.

Ricardo Dadoo, presidente de Dadoo Logistics --que entre sus clientes cuenta con Coca Cola Femsa, UPS y Procter and Gamble-- coincide en que la competitividad logística no depende de eliminar el servicio del transfer, sino en aprovechar la geografía del país para competir en nichos de mercado.

No hay que dejar de lado el que México tiene un comercio deficitario con Estados Unidos, refiere Ernesto Carmona, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, y explica que es más lo que México vende que lo que les compra y la zonas a donde van los camiones no hay productos de importación a nuestro país, "porque un camión que llega a un punto a dejar mercancía, no precisamente regresará con carga y hay que recordar que tiene prohibido hacer cabotaje".

Para Refugio Muñoz, la principal ventaja competitiva del transportista mexicano es el conductor, una ventaja que se volverá en contra al ingresar a un mercado donde hay escasez de conductores y salarios más altos de los que se pagan en aquí, "para poderlos retener y que no se queden por allá, se les tendrá que aumentar el salario", dice.

Además, las empresas tendrán que agregar a los costos de las pólizas de seguro. Según cálculos de Canacar, el costo del seguro y operación, al contratar un segundo conductor para cubrir las horas de manejo en la bitácora de viajes, o para igualar el salario de sus similares estadounidenses aumentará entre 10 y 15% el costo de operación.

Los antecedentes

Al firmarse el TLCAN se establece que las empresas de transporte de carga de ambos países podían circular hasta 25 millas (unos 40 kilómetros) por los estados fronterizos a partir de 1995 y desde enero del 2000, lo podían hacer libremente por todo el territorio.

Desde un principio EU cerró el paso a los camiones mexicanos, bajo el argumento de que la antigüedad de los vehículos, considerada en un promedio de 17 años, era un foco de contaminación e inseguridad, tema bandera de los teamsters, el sindicato de transportistas más representativo del país del norte, los cuales ven amenazada su actividad con la entrada de sus similares mexicanos.

Ante ello, el gobierno de México solicitó establecer un panel internacional de controversia, el cual emitió un dictamen a su favor el 5 de febrero de 2001.

Fue hasta septiembre del 2007 cuando el entonces presidente George W. Bush decide instaurar el "Programa Demostrativo" con 100 empresas por cada país, al cual solo acuden 27 autotransportistas por el lado mexicano y 10 estadounidenses.

Sin embargo, el 11 de marzo de 2009 el Congreso de Estados Unidos cancela los fondos para seguir operando el programa al Departamento de Transporte de ese país. Por lo que el gobierno de México a través de la Secretaría de Economía, decide hacer uso de su derecho a adoptar una suspensión de beneficios conforme a las disposiciones del TLCAN, e incrementa aranceles a la exportación de más de 90 productos estadounidenses. Según la Cámara de Comercio Americana, la medida arancelaria afecta un volumen de comercio de alrededor de 2 mil 500 millones de dólares.

El 6 de marzo pasado, en la reunión de trabajo de los presidentes Felipe Calderón de México y Barack Obama de Estados Unidos, se anuncia la apertura de la frontera a camiones de ambas naciones. En mayo o junio de este año se espera el documento final y la entrada a los camiones será a partir de agosto o septiembre del 2010.

Más noticias de Manufactura

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×