Alimentos ‘a prueba de errores’

Saber el camino que siguen los alimentos durante la cadena productiva garantiza su confiabilidad.
Alimentos  (Foto: Alejandro Hernández)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Adoptar prácticas de trazabilidad podría mejorar el control de calidad y seguridad de los alimentos hasta 80%. Llevar el histórico de los productos mediante códigos de barras estandarizados permite identificar la trayectoria de los alimentos a lo largo de la cadena de suministro, lo cual da la posibilidad de reaccionar oportunamente ante contingencias.

Entonces en vez de destruir lotes completos de producto se realizan retiros focalizados de la mercancía dañada, reduciendo las mermas económicas que esto conlleva y perdidas subsecuentes a causa de desprestigios de la marca o del producto, comentó Miguel Ángel Peralta, director general de GS1 México.

En 2009 las exportaciones mexicanas de carne de cerdo cayeron 70% derivado de la idea errónea de que la influenza AH1N1, denominada inicialmente gripe porcina, se adquiría al comer el alimento. No contar con modelos de trazabilidad dificultó a los productores, demostrar que su producto no tenía nada que ver con la transmisión de la enfermedad, dijo Peralta.

Precisó que a partir de este evento y de algunas otras contingencias sanitarias que se han suscitado en varios países -como la fiebre aviar o la Escherichia coli- tanto gobiernos como empresas han volcado sus miradas hacia la trazabilidad, viendo en esta práctica no sólo la oportunidad de reaccionar mejor ante posibles contingencias, sino como una herramienta para mejorar procesos y encontrar nuevos mercados.

Chile, por ejemplo, logró posicionarse como primer exportador mundial de salmón luego de que mejoró sus prácticas logísticas.

Estados Unidos pedirá código de barras a exportadores de alimentos

Gerardo Brehm, director comercial de GS1 México, recordó que a partir de enero de 2012, Estados Unidos solicitará a los exportadores mexicanos de alimentos frescos o procesados, que identifiquen sus productos con un código de barras que debe contener el número de lote y de identificación del producto.

Detalló que México es primer exportador de papaya, chile verde y aguacate, y el cuarto de naranja, siendo Estados Unidos y Canadá los principales consumidores. Michoacán, Sinaloa, Guanajuato, Chihuahua y Veracruz son entidades altamente exportadoras de estos alimentos.

En 2010 las ventas de productos agroalimentarios generaron una derrama económica de 18,000 millones de dólares (mdd) y se estima que para 2011 la cifra suba a 20,000 mdd.

De no cumplir con esta medida, los exportadores podrían perder mercado en la Unión Americana. Para evitarlo, productores de aguacate en Michoacán y Mangomex (productores de mango) ya se han puesto en contacto con GS1 México para obtener asesoría y cumplir con este requisito, comentó Peralta.

Si se cuenta con la asesoría adecuada, el proceso de adopción de estándares de comercio electrónico se puede realizar en tres semanas.

Peralta dijo que GS1 México está en pláticas con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para ver la posibilidad de que la dependencia gubernamental de un financiamiento de hasta 49% de un monto máximo de un millón de pesos para ayudar a las empresas a adquirir la tecnología necesaria para realizar la trazabilidad de sus productos.

Una impresora de etiquetas de código de barras, lectores, un software (ERP o WMS) y consumibles, son las adquisiciones que una empresa debe hacer para empezar a llevar el seguimiento de sus productos.

Más noticias de Manufactura

 

Ahora ve
La esposa del secretario del Tesoro tuvo que disculparse por foto en Instagram
No te pierdas
×