El dilema energético alemán

Escarmiento en cabeza ajena… Sí, pero el gobierno germano decidió dar fin a la energía nuclear. El tema a resolver es qué harán para suplirla: regresar a los hidrocarburos o impulsar renovables.
energia nuclear  (Foto: Photos to Go)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

No fue necesario vivir en carne propia el accidente de la planta de la central de Fukushima, Japón, a raíz del terremoto y tsunami que golpeó a esa nación en marzo de este año. Bastó la sucesión de imágenes en  el televisor y lo que leyeron a través de los diarios. para que los alemanes tomaran la decisión definitiva de dar un apagón nuclear.

Era una idea en la que ya habían pensado décadas atrás, afirma Ingrid Spiller, representante de la fundación Heinrich Böll Stiftung oficina Regional para México, Centroamérica y el Caribe. Relata que las primeras voces de alerta de la población alemana en contra de la energía nuclear surgieron en los años setenta y se agudizaron a partir de 1986, con el accidente de Chernobyl, en Ucrania.

De acuerdo con el Chernobyl/Icrin (International Chornobyl Research and Information Network) -un organismo de ayuda para la recuperación de las comunidades afectadas por dicho accidente- la radioactividad que emitió la central nuclear fue 500 veces mayor que la bomba atómica de Hiroshima -durante la Segunda Guerra Mundial- y causó la muerte de 31 personas; además, fueron evacuadas 116,000 más, con una alarma internacional en 13 países de Europa.

El tema se mantuvo en el discurso público. En 2002, el entonces gobierno socialdemócrata alemán había anunciado un acuerdo para iniciar el cierre paulatino, hasta 2022, de las 17 centrales nucleares. Sin embargo, esta decisión fue revocada ocho años después, por la actual canciller Angela Merker.

Si había dudas para dar el paso definitivo, todas se resolvieron con el desastre japonés. Merkel debió dar marcha atrás a su decisión y el pasado 8 de julio, el Senado alemán aprobó una propuesta para cerrar siete de los reactores más antiguos y una desconexión paulatina de otros nueve entre 2015 - 2022.

Los legisladores germanos dieron además como límite a la Agencia Federal de la Red Eléctrica, hasta septiembre de este año, para decidir si dejará o no una de las estaciones nucleares más viejas como reserva energética. ¿Y ahora qué sigue?

Puede leer el texto completo de éste y otros artículos energéticos en nuestra revista Energía 360, septiembre 2011.

Más noticias de Manufactura

 

 

 

 

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×