Metales, con precios tenaces

Oro, plata y cobre son los beneficiarios de la crisis económica. Sus ventas promueven también la colocación de otros commodities.
Metales  (Foto: Photos to Go)
Cinthya Bibian
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Las perspectivas de incremento en los precios de metales como el oro, la plata y el cobre colocan a las empresas mineras entre las más atractivas para los inversionistas, a corto y mediano plazos. Si bien la perspectiva no resulta halagüeña para quienes trabajan con estos insumos como materias primordiales, como es caso de las industrias electrónica, energética y de la construcción.

Oro en 2,000 dólares por onza, plata en 42 dólares por onza y cobre en 3.97 dólares por libra, son las estimaciones promedio para el cierre de año, de acuerdo con los analistas consultados.

La semana pasada el oro registró un nuevo récord al situarse en 1,921 dólares debido a su comportamiento como refugio de inversión ante los altos niveles de volatilidad que enfrentan los mercados a nivel global y ahora se abre la posibilidad de alcanzar el nivel mágico de 2,000 dólares por onza, revelan estimados de Saxo Bank.

"En su carácter de refugio de inversión a fin de proteger el valor de compra, los inversionistas acuden a metales preciosos (principalmente oro y plata) ante la incertidumbre en los mercados debido a la marcada desaceleración en Estados Unidos y la crisis de deuda en Europa y las potenciales consecuencias de estos dos eventos", explicó Rodrigo Heredia, analista de Banorte-Ixe.

Ello ha provocado que las perspectivas para las productoras de los metales -como Grupo México y Fresnillo- se vislumbren positivas en el corto y mediano plazos.

"Consideramos que su futuro inmediato es brillante, no solamente porque el oro y la plata ha alcanzado precios significativamente altos, sino porque las compañías prevé expandir una serie de proyectos existentes y nuevos durante el siguiente año", comentó Jon H. Bergtheil, analista de Banamex.

El cobre mostrará su valor

Las perspectivas positivas también apuntan a los productores de cobre, pues además de una mayor demanda para abastecer las industrias por parte de países como China, en algunos casos se han anunciado cambios en la producción hacia la baja, lo que implica mayores precios.

"Dado que el precio promedio esperado para 2011 es de 3.97 dólares por libra para el cobre, el cálculo compensa sobradamente la disminución en el volumen de venta esperado debido a los ajustes en la producción", dijo Heredia.

Así, para Michael Hartnett, estratega en jefe para Renta Variable Global de Bank of America, los metales han sido los evidentes beneficiarios no sólo durante el verano, sino en lo que va del año.

"Los mercados emergentes están fomentando la demanda de commodities a granel como el carbón y el mineral de hierro, por lo que esperamos que estos mercados resistan cualquier desaceleración de las economías desarrolladas", dijo Alexander Hacking, analista de Banamex.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Más noticias de Manufactura

 

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×