Dólar repercute en planeación industrial

Hasta el momento, el peso registra una depreciación promedio de 4.1%. Puede beneficiar al manejo de inventarios y a la proveeduría local.
Dólar  (Foto: Jupiter Images)
Cinthya Bibian
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

El rumbo de la economía puede verse afectado esta semana si continúa la volatilidad cambiaria. Esto, en materia industrial, puede derivar en cambios en las órdenes de compra y en la producción.

Los analistas proyectaban que el dólar cerrara 2011 en 12.30 pesos. Sin embargo, Actinver, Base y Merril Lynch ajustaron sus perspectivas y lo establecen en 13 pesos para este último tramo del año.

El 23 de septiembre, la semana financiera concluyó con un récord de 13.57 pesos por dólar. Durante esos días se llegó a registrar un tipo de cambió de 14.14 pesos por dólar, cifras no vistas desde septiembre de 2009.

"Suponemos que el incremento de los precios agropecuarios, el impacto del mayor nivel de la paridad cambiaria y una dinámica más firme de la demanda interna serán los elementos que promuevan el alza en la inflación anual en lo que resta del año", dijo Arturo Vieyra, analista de Banamex.

Otoño de ajustes

La presión que un tipo de cambio mayor ejerce sobre los precios, explicaron los especialistas, radica en que los costos de los bienes importados se incrementan al tener que dar más pesos por cada dólar que se destina a la adquisición de mercancía extranjera.

"Las depreciaciones actuales pueden empezar a presionar la inflación a la alza, la cual se esperaba terminar el año en 3.21%, mientras que actualmente se anticipa un valor de 3.35%", dijo Gabriela Siller, analista de Base Casa de Bolsa.

De acuerdo con los analistas, esto provocará una disminución de la demanda interna hacia el cierre del tercer trimestre del año.

Adicionalmente, comentó Alejandro Cervantes, analista de Banorte, para el tercer trimestre del año probablemente se observe una reducción en el ritmo de crecimiento tanto de la producción manufacturera como de las exportaciones, dada la debilidad del consumo de los hogares en EU.

"No obstante, consideramos que las exportaciones mexicanas y la producción industrial se verán ligeramente beneficiadas por el efecto de inventarios antes mencionado y el nivel del tipo de cambio, ya que el peso mexicano ha observado una fuerte devaluación respecto a las otras monedas de países que compiten con México en el mercado norteamericano", comentó el especialista.

Para Siller el ritmo en que se ha depreciado el peso abre la puerta a nuevos incrementos en el tipo de cambio, para alcanzar niveles probablemente de 14.30 si persiste la incertidumbre en las siguientes semanas.

"Además, se espera que la volatilidad continúe el resto del año, ya que la situación de Grecia no se arreglará a corto plazo", consideró la analista.

Aunque los ministros de finanzas y de bancos centrales del G-20 se comprometieron a tomar las medidas necesarias para preservar la estabilidad de los bancos y del sistema financiero a nivel global, además de comentar sobre la posibilidad de implementar medidas para aumentar la capacidad del Fondo de Estabilidad Financiera (EFSF), los inversionistas permanecen cautelosos.

Más noticias de Manufactura

 

 

Ahora ve
Ford producirá en su planta de Cuautitlán el primer auto eléctrico en México
No te pierdas
×