Navidad: mal negocio para reciclaje

Árboles y adornos terminarán en la basura cuando terminen las fiestas decembrinas. Si bien ya hay esfuerzos para reciclar algunos de estos productos, aún son incipientes.
Navidad  (Foto: Jorge Aviña)
Ivet Rodriguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Ya se dejan ver en las calles, edificios y hogares del país árboles decorados con esferas, luces destellantes y muñecos de nieve hechos de unicel, anunciando la llegada de la Navidad. Pero qué pasa cuando la magia acaba y los bonitos adornos que enmarcaron las festividades ahora son basura de la que hay que deshacerse.

En México hay una demanda anual de aproximadamente 1, 900,000 árboles de Navidad naturales, los cuales son tirados a la basura una vez que concluyen las festividades navideñas. 

Ante esta situación, el proyecto 'Verde Navidad' vende árboles adoptivos que se entregan en una maceta con un instructivo de cuidado y mantenimiento. Una vez terminadas las festividades, el árbol será devuelto al bosque para continuar con su vida, explicó Alberto López de la Rosa, representante del proyecto.

Desde hace cuatro años, 'Verde Navidad' ofrece una alternativa sustentable para celebrar las fiestas decembrinas. De 2009 a la fecha se han recuperado más de 300 árboles de navidad, detalló López de la Rosa.

Otro artículo característico de la época son las series de luces que se utilizan para decorar calles, edificios y los hogares del país. Según la calidad, estos artículos tienen un promedio de vida de 2,000 horas.

A decir de María del Rosario Moreno, supervisora de planta de la empresa Recicla Electrónicos (Remsa), una vez que concluyen su vida útil, 95% de estos productos terminarán en los tiraderos de basura y sólo 5% se reciclarán (como ocurre con los aparatos eléctricos en México).

El proceso de reciclaje básicamente consiste en separar los focos del cable. Los pequeños cuerpos de vidrio se pueden aprovechar para fabricar pisos, mientras que del cable se puede recuperar el plástico y el cobre.

Por otro lado, las esferas de vidrio son más susceptibles a ser recicladas debido a la naturaleza de sus materiales. El vidrio, por ejemplo, tiene tasas de recuperación de entre 70 y 80%.

La historia de las coronas, nieve y muñecos de unicel será menos afortunada cuando acaben las fiestas, ya que seguramente acabarán en los tiraderos de basura. En México, por el momento no hay ni la tecnología ni la cultura para reciclar el poliestireno expandido (unicel), dijo Rubén Muñoz, director del área de Seguridad, Medio Ambiente e Higiene de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ).

En México se producen 450,000 toneladas de unicel, y poco menos de 5% se usa para la fabricación de adornos, el restos va para empaque o embalaje (40%), construcción (38%) y productos desechables, como vasos o platos (20%).

El unicel puede usarse para fabricar reglas, carcasas de celulares, marcos decorativos o facias de autos, o también para generar energía, sin embargo actualmente sólo se recicla menos de 1% del unicel que se consume en el país, comentó Muñoz.

Finalmente, la mitad del papel o cartón utilizado para envolver los regalos se reciclará. Según la Procuraduría Federal del Consumidor, en esta temporada 65% de los consumidores participan en intercambios de regalos, los cuales serán envueltos en papel para mantener el elemento sorpresa.

Consejos para facilitar el reciclaje

  • No mezclar residuos. La separación facilita la recuperación de los diferentes materiales.
  • En el caso del unicel, antes de tirar vasos o platos de preferencia se debe eliminar los residuos de comida con alguna servilleta.
  • Tratar de que el papel no se moje ya que la humedad ocasiona su desintegración.
  • Como cualquier planta, los árboles de Navidad necesitan de Sol y ventilación. Para evitar que se sequen es importante colocarlo en una terraza o en el área más soleada de la habitación.

 

Más noticias de Manufactura

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
El comportamiento de la pobreza en los municipios mexicanos entre 2010 y 2015
No te pierdas
×