Gasolina: la reina de los combustibles

Aunque existen tecnologías como el auto eléctrico, las celdas de hidrógeno y los híbridos, su introducción al mercado mundial y al mexicano será paulatina debido a su costo elevado.
gasolina bomba  (Foto: Thinkstock)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO -

A pesar de los avances novedosos que buscan hacer amigables con el medio ambiente a los automóviles, el "imperio" de los motores de combustión interna continuará toda la década en curso y se extenderá hasta 2030 prevén los fabricantes de equipo original y de vehículos.

Eduardo Watty, director de la División Automotriz Equipo Original de Robert Bosch México, explicó que para 2020 se estima que 90% de los vehículos funcionarán a través de gasolina o diesel.

La combustión interna será la base de la producción, pues 91% de toda la fabricación del sector en el mundo girará alrededor de esta tecnología.

Las estimaciones de la compañía indican que dentro de ocho años, sólo 6% de los vehículos serán híbridos y 3% eléctricos.

Eduardo Watty subrayó que las investigaciones y tendencias de la actualidad están enfocadas a las tecnologías que van a sustituir poco a poco a la gasolina.

De 2006 a la fecha se ha visto un cambio en el patrón de los sistemas de inyección de los automóviles de acuerdo a los estudios realizados por Bosch.

Por ejemplo hace cinco años aproximadamente 75% de los motores utilizaban el sistema de inyección multi-puerto, en 2010 era 59% y para 2014 se estima rondará en 43%.

En cambio el sistema de inyección directa de gasolina y el diesel van en ascenso, mientras que los híbridos y a base de gas también ganan terreno a la tecnología tradicional.

Las opciones dependerán del tipo de mercado; para países desarrollados como Estados Unidos, Unión Europea y Japón, donde su principal objetivo es la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2), las alternativas a la gasolina serán los híbridos, eléctricos, las celdas de hidrógeno, el gas natural y el biometano.

En México, donde existe un predominio de la reducción de costos operacionales, lo más viable serán los biocombustibles, el gas natural y el diesel ultralimpio.

Existen mezclas de combustibles fósiles y biológicos, cuyo éxito dependerá del control de su producción y la calidad del producto.

Eduardo Watty destacó que se han realizado mezclas progresivas que alcanzan actualmente 20% de biocombustible.

La tecnología del auto eléctrico se irá incorporando paulatinamente al mercado, principalmente por el precio que aún resulta elevado para los consumidores, pues sólo la batería cuesta entre 10,000 y 15,000 dólares.

José Muñoz, CEO de Nissan México, quien mantiene en el mercado un vehículo basado en esta tecnología, ha dicho que en California, Estados Unidos, el costo total ronda en los 20,000 dólares, pero debido a un descuento gubernamental de 12,000 dólares como incentivo, el precio de la unidad resulta más flexible para el consumidor.

En México  aún no se vende masivamente y se carece de este tipo de incentivos para su adquisición.

Ante este panorama, existen en el mercado alternativas a un menor plazo, que de acuerdo con los fabricantes de equipo original como Bosh, o a las armadoras Ford Motor Company y General Motors, apuestan por las mezclas de tecnologías.

Como el sistema de inyección directa de gasolina a diferencia de un motor convencional que puede reducirlas hasta 29%.

Un motor híbrido logra ahorros de 39%, turbo diesel llega a 47%, mientras si se combinan se pueden lograr una disminución de CO2 hasta de 58%.

Para Marcos Pérez Oyamburo, director de Desarrollo de Producto de Ford Motor Company, la migración de las tecnologías actuales a las más limpias va desde corto, a largo plazo en un término de dos décadas más.

De 2007 a 2012 se terminará de arrancar el cambio de los motores tradicionales a la dirección eléctrica y a las trasmisiones de seis velocidades.

Entre 2012 y 2020 ingresarán tecnologías híbridas ya existentes, mientras que a partir de este último año hasta 2030, será la década de los eléctricos.

Pérez Oyamburo mencionó algunos obstáculos que en México hacen más lenta esta carrera, como la falta de disponibilidad de combustibles de ultra bajo azufre, infraestructura para las tecnologías eléctricas, capacidad y fiabilidad de la red de distribución de electricidad, generación de energía limpia e incentivos gubernamentales para adquirir uno de estos automóviles.

Los especialistas coincidieron en  que estos son los argumentos que auguran aún, una larga vida a las gasolinas y sus derivados, aunque más limpias y eficientes, seguirá el dominio de los combustibles fósiles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Más noticias de Manufactura

 

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×