Crisis lleva a replantear inversiones

La Secretaría de Economía prevé que las inversiones en el sector automotriz se retrasarán.
La producción y exportación de vehículos crecen. (Archivo)
Silvia Ortiz Ruiz
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

La crisis de Estados Unidos (EU) afectará a la industria automotriz en México, incluso, las inversiones en el sector podrían replantearse, afirmó hoy Adalberto González Hernández, director general de Industrias Pesadas y Alta Tecnología de la Secretaría de Economía (SE), pues, dijo, las ventas en el vecino del norte, país al que se exporta 50% de la producción nacional caerán cerca de 2.4% en los próximos meses.

En entrevista con Manufactura el funcionario explicó que “no es que se cancelen las inversiones a lo mejor es la velocidad con que se realizan. Muchas veces hacemos proyecciones sobre una dinámica de crecimiento en ventas; sin embargo, si se cae el nivel de ventas, muchos de los proyectos tienden a retrasarse”.

Durante su participación en el sexto Congreso Internacional AKJ Automotive México 2008, que inició este martes y que terminará el próximo jueves, González Hernández enumeró una serie de directrices en las que se debe trabajar para fortalecer el mercado interno automotriz, como incentivar la formación de capital humano, desarrollar proveedores, la transferencia de tecnología e incrementar los estímulos, entre otras cosas.

En el Tecnológico de Monterrey (Itesm), campus Estado de México, ante académicos, empresarios del sector automotriz, González Hernández se refirió también a la apertura total de autos usados, provenientes de EU a partir del 1 de enero de 2009.

Señaló que el hecho de que a partir de esa fecha los vehículos usados con 10 años de antigüedad o más ya no estén sujetos al permiso previo que se tiene en la SE, no significa que los vehículos puedan ingresar necesariamente sin ninguna restricción.

Dijo que para efectos de que puedan acreditar el beneficio de arancel cero que establece el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) deberán comprobar que cumplen con el origen, de lo contrario, advirtió, pagarán el arancel que se tiene previsto en el impuesto general de importación y de exportación que es de 50%.

Así respondió a las críticas que hizo en este Congreso el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, quien aseguró que “México es el basurero de vehículos de desecho de EU”.

Asimismo, Eduardo Solís precisó que se está trabajando con la SE en una estrategia que permita ordenar la oferta de autos usados hacia nuestro país para fortalecer el mercado nacional, el cual –detalló– no ha podido crecer principalmente por la entrada de vehículos que vienen de territorio estadounidense, ya que tan sólo el año pasado entraron 1,300,000 autos usados a México y agregó que hasta junio de este año habían ingresado 600,000. “Se vendieron más autos usados que la venta que hizo la AMIA”.

Indicó que si se logran establecer las medidas para que los automóviles del país que no estén en condiciones para circular en territorio mexicano queden fuera, estarían entrando entre 350,000 y 400,000 vehículos al año.

Agregó que la AMIA trabaja con las autoridades para afinar detalles de un posible decreto que permita poner en claro las medidas que se tomarán. Asimismo hizo énfasis en que se deben estimular medidas fiscales que permitan incrementar la compra de vehículos en el mercado nacional.

Ahora ve
No te pierdas