Certificación vs. la piratería

La entrada a México de productos eléctricos y electrónicos piratas está golpeando a este sector
Se estima que 70% de estos productos piratas provienen de Ch

Debido a la piratería de productos eléctricos y electrónicos, esta industria deja de vender en México 300 mdd al año, lo que representa 30% de sus ventas anuales.

Se estima que al menos 70% de estos productos apócrifos provienen de China, y se han cerrado 500 empresas distribuidoras y fabricantes de equipos y perdido 1,200 empleos. Estas cifras colocan a México como el cuarto país a nivel global en donde se cometen prácticas de piratería y contrabando.

Ante esta situación, Underwriters Laboratories (UL) de México, firma que cuenta con el respaldo de acreditaciones en países como Estados Unidos (EU), Canadá y Alemania, indicó que uno de los caminos para combatir estas prácticas ilegales y proteger las marcas es la certificación de los productos, con la que se avala que éstos cumplen los parámetros de las normas establecidas por las autoridades correspondientes.

“Hay un proceso completo en donde se hacen pruebas, se realiza toda la documentación, se revisa el empaque, las instrucciones, según el producto de que se trate, pues las normas oficiales mexicanas son emitidas por el gobierno para cada categoría de productos, lo que en mi opinión, marca el nivel de seguridad adecuado”, explicó Eli Puszkar, director de UL México.

Entre los productos que más se copian destacan fuentes de poder, equipos de informática, extensiones, lámparas portátiles, cargadores de batería y equipos de audio y video.

“Son productos populares que tienen un mercado muy amplio y son productos que la gente está dispuesta a comprar en versiones piratas”, dijo.

Aclaró que esta compañía que tiene presencia en 99 países del mundo, inició la certificación de normas en febrero de este año, de hecho, en el mercado mexicano de productos eléctricos y electrónicos, se tienen alrededor de 100 certificados cuya marca es UL-MX y la está creciendo.

Precisó que en el caso de UL-MX “todos nuestros certificados cuentan con una marca holográfica y un código de seguridad que, tanto UL como los funcionarios de aduanas, pueden usar para detectar certificados adulterados o falsos.

Agregó que a partir de julio de 2009, UL introducirá una etiqueta holográfica dorada en 32 categorías donde hay alta incidencia de falsificaciones.

“Estas etiquetas cuentan con medidas de alta tecnología para evitar su falsificación y protegerán a los productos mexicanos de exportación contra el riesgo de la falsificación y comercialización de productos apócrifos en los mercados de destino”, señaló Eli Puszkar.

Aunque, comentó, entre 1997 y 2007 en EU se confiscaron 1,500 embarques de productos con la marca UL falsificada, de los cuales 90% provenían de China.

Precisó que UL está trabajando con las autoridades estadounidenses, así como con las aduanas de Hong Kong, “para enseñarles cómo distinguir las etiquetas de un producto falso de uno real. También los apoyamos, es decir, cuando ellos tienen alguna duda sobre un producto se comunican con UL y, entonces, nosotros verificamos la autenticidad del producto. Recibimos alrededor de 40 solicitudes de verificación al mes”, dijo.

Asimismo, detalló que UL aporta 10% del costo de cada certificado que emiten a un fideicomiso registrado en HSBC y administrado por un Comité Técnico conformado por todos los organismos certificadores. “El objetivo de este fideicomiso es financiar la realización de actividades de normalización de los sectores eléctrico y electrónico”, señaló.

Ahora ve
No te pierdas