Panorama: ¡Importa mucho!

Generar tecnología propia es el reto.

México es el décimo país exportador en el mundo, primero en América Latina y cuarto receptor de Inversión Extranjera Directa (IED) entre países en desarrollo, según datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE); sin embargo, no está invirtiendo en desarrollo de tecnología, lo que implica que 74% de la maquinaria que utiliza la industria es de importación.

Deborah Riner, economista en jefe de la Cámara Americana de Comercio de México (Amcham, por sus siglas en inglés), dijo en entrevista que a pesar de que existen compañías estadounidenses que tienen su planta más eficiente en nuestro país, no están invirtiendo en el desarrollo de tecnología para la fabricación de maquinaria sofisticada en territorio nacional, de modo que durante 2006, importaron16% de equipo de primera clase.

Otro dato que muestra esta tendencia es que el año pasado tan sólo el sector maquilador —principal exportador del país—, importó activos fijos por 3,022 mdd de los 29,490 mdd notificados al Registro Nacional de Inversión Extranjera (RNIE) por 1,455 empresas maquiladoras.

En entrevista Carlos Palencia, consultor independiente especialista en el sector maquilador, advirtió que es urgente que en México se invierta en tecnología de punta a fin de desarrollar tecnología propia para no depender del exterior.

Y es que, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en los primeros cinco meses de 2006, los gastos en maquinaria y equipo aumentaron 15.1% (el de importación lo hizo en 19.3% y el nacional en 6.6%).

En opinión de Riner falta mucho por hacer en el desarrollo de proveedores nacionales de bienes de uso intermedio, ya que según sus indicadores se presentó, en 2006, un déficit de cerca de 56,347 mdd, pues se exportó maquinaria y equipo por 132,287 mdd y se importaron 188,634 mdd.

“México está inmerso en la economía global, no es de extrañar que parte de sus requerimientos de maquinaria, equipo y, por supuesto, de insumos y materias primas, tengan como procedencia otros países mediante importaciones temporales, ya que en México no pueden cubrir estas necesidades”, señaló Palencia.

Es por ello que se requieren apoyos para fabricantes y proveedores nacionales e incentivos para realizar investigación y desarrollo (ID) en esta área, a fin de desarrollar tecnología propia como en su momento lo hicieron países como Japón.

Ahora ve
No te pierdas