Deterioro natural, ¡qué aberración!

Es indispensable tomar en serio las actividades de mantenimiento.
Enrique Mora  (Foto: )
Enrique Mora

Por muchísimos años (desde 1964 para ser exactos), mi enfoque en la profesión de Mantenimiento Industrial me ha llevado a discusiones sin límites.

En no pocos casos estas apasionadas conversaciones se han iniciado en un punto por demás común, cuando alguien atribuye una falla a “desgaste o deterioro natural”.

Aquél, en cualquier parte de un equipo es exactamente el resultado de un pobre plan o servicio de mantenimiento. Cada día con mayor intensidad los fabricantes de máquinas ponen toda su ingeniería en asegurar que toda parte sujeta a esfuerzo y desgaste, se pueda reemplazar con facilidad y a un costo razonable. Es el profesional de mantenimiento quien debe contar con la información necesaria para monitorear y predecir oportunamente cuando alguna parte de una máquina está acercándose al momento crítico en que necesitará reemplazarse para traer la máquina a condiciones comparables a cuando fue nueva. La oportunidad con que este reacondicionamiento se realice será vital para evitar un daño mayor que, entonces sí, haga la reparación imposible o incosteable.

Claro que en muchos casos el problema radica en la falta de información y comunicación que permita a algunas otras personas en las áreas de compras, finanzas, etcétera, estar preparados para apoyar este nivel de mantenimiento profesional. Quizás algunas de esas personas no han comprendido aún cuánto les beneficia un buen mantenimiento de la planta para lograr sus objetivos personales.

En el ambiente actual, con tanta competencia y presiones internas y externas, hoy más que nunca es indispensable tomar en serio las actividades de mantenimiento. En el pasado, muchos empresarios y directivos han colocado el mantenimiento como un “mal necesario” que no agrega valor al producto. Sin embargo, este erróneo concepto ha estado cambiando radicalmente. La tendencia de mejora continua (kaizen) demuestra una y otra vez la importancia de mantener nuestros equipos a su máxima eficiencia para apoyar el esfuerzo en el resto de la cadena de valor.

Es muy importante la función de los líderes de mantenimiento el mantener una clara línea de comunicación con los proveedores de equipo, accesorios y partes de reemplazo. En los más de los casos esos proveedores tienen personal especializado para responder a cualquier preocupación que sus clientes puedan tener, sin embargo, la  mayoría de los usuarios permanecen en silencio.

Como profesionales de mantenimiento, nuestro objetivo es utilizar todos los recursos a nuestro alcance: Los proveedores de equipo, de lubricantes, rodamientos, sellos, herramientas, tornillos, pinturas, filtros y mil artículos más están entendiendo cada día mejor la importancia de mantenerse competitivos a base de brindar a sus clientes un mejor servicio y más pronta respuesta. Tomemos ventaja de esto y traigamos estos servicios a nuestras plantas para estar en el ámbito de la “clase mundial”.

El mantenimiento es una profesión apasionante que nos puede dar grandes satisfacciones siempre que le   dediquemos la debida atención y un esfuerzo auténtico de superación. Nuestra actividad es tan importante como nosotros la queramos hacer.

El autor es consultor en Estados Unidos y ofrece servicios en varios sitios web (www.tpmonline.com y www.manufacturaesbelta.net).


Ahora ve
No te pierdas