Índice de competitividad estatal

El DF y norte del país mantienen ventaja sobre el resto de las entidades.
Eva Zamora

Datos del Índice de Competitividad Sistémica de las Entidades Federativas ar (ICSar 2007), revelan que los estados de la República Mexicana con mayor grado de competitividad se ubican, en gran parte, en la macroregión norte y en la zona central del país debido a su elevada apertura comercial y a la rápida adopción y adaptación de tecnología extranjera.

De acuerdo con el tercer informe de la consultora aregional.com, los factores que califican al Distrito Federal, Nuevo León,  Baja California, entre otras entidades, como zonas capaces de acceder al mercado internacional son sus políticas macroeconómicas, financieras y sociales, las cuales están dirigidas a propiciar estabilidad y certidumbre al entorno en que se desenvuelven las empresas.

Los especialistas señalan que pocas son las compañías que entienden de manera integral el concepto de Competitividad Sistémica. Ricardo Carrillo, director general de aregional.com, explica que  se trata “del conjunto de atributos que un país o región posee y facilita a las empresas para minimizar sus costos de ubicación y operación, de modo que les permite colocar sus productos en los mercados nacional e internacional a precio y calidad competitivos”.

Por su parte, Héctor Iturribaría, director de Desarrollo Regional y Competitividad de la consultora, precisa que el crecimiento de clusters en Guadalajara, Jal. y BC, por ejemplo, se desarrollan bajo esquemas de trabajo just in time; sin embargo, aún no optimizan el esquema de competitividad sistémica al 100%.

“En el norte las cadenas productivas realizan de manera adecuada su trabajo a pesar de que aún concentran gran parte de su tiempo en el ensamblaje, es decir, les es más rentable importar sus insumos para luego exportar productos finales”, detalla.

Y aunque estos estados superan la media del índice de competitividad (44.19% promedio nacional), el DF duplica este indicador debido a las ventajas que presenta en materia financiera, fiscal y comercial.

“La capital del país concentra buena parte de la actividad terciaria nacional, posee una amplia base gravable que contribuye a la recaudación local y mantiene a las empresas multinacionales, matrices, aduanas y servicios asociados al comercio exterior en México”, explica el especialista.

Con ello, indican que tanto el gobierno, en sus distintos niveles, como universidades, centros de investigación, sindicatos, agrupaciones civiles y empresariales deben actuar en forma coordinada y con una visión a largo plazo que hará más eficiente la producción en los clusters industriales que, de esta manera, podrán disputar un lugar en los mercados internacionales.

Ahora ve
No te pierdas