DISTRIBUCIÓN: En buenas manos

-
Gabriel Carmona

La logística se ha posicionado como la herramienta fundamental para la creación de valor en el intercambio de productos y servicios, así como en el apalancamiento competitivo de regiones, países, organizaciones, empresas e, incluso, individuos que participan y se desarrollan en el mundo globalizado.

El apalancamiento consiste en el soporte fundamental que le permite a empresas y organizaciones desarrollar estrategias de competitividad para sus productos y servicios, utilizando el transporte marítimo, aéreo, ferroviario carretero y ductos, así como implementar estrategias usando ubicaciones en centros de distribución, almacenes, inventarios y servicios como empaque, embalaje, aduana, entre otros, para integrar cadenas y redes de intercambio, suministro y distribución como factores clave de éxito, pero sobre todo, para obtener ahorros sustanciales en los costos de los servicios logísticos y poder transferirlos al cliente haciendo a la empresa más competitiva o como decía Sam Walton, fundador de Wal-Mart: “Comprar barato, apilarlo alto, y venderlo barato”.

Asimismo, la logística ha alcanzado un alto nivel de desarrollo gracias a la ingeniería del conocimiento que, a través de modelos cualitativos, cuantitativos y heurísticos, materializados por medio de las tecnologías de la información, permite visualizar flujos de millones de productos, servicios, transportes y personas que se expanden en todo el mundo.

Hoy, la logística junto con la innovación tecnológica se han convertido en los más importantes inductores para las transformaciones del mundo empresarial y también han posicionado empresas entre los negocios con mayor crecimiento en el inicio del tercer milenio. Podemos señalar firmas como Wal-Mart, presentes con cientos de centros de distribución en los principales países del mundo o empresas como UPS que maneja más de 18 millones de paquetes todos los días con una flota de transportes de más de 100,000 vehículos en una sincronía perfecta, y que son el resultado de los avances de la ingeniería del conocimiento y la innovación tecnológica. Estas son las empresas del siglo XXI.

Del mismo modo, la logística se presenta como la mejor opción para alcanzar un desarrollo económico sustentable, entendiendo esto último como “aquél que satisface las necesidades del presente, sin comprometer la habilidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias”.

Las siguientes son algunas áreas del conocimiento de la logística moderna que están en pleno proceso de expansión:

Planeación logística estratégica, logística del transporte, integración de cadenas de valor, cadenas de suministro, redes de producción y distribución, integración modal, logística en frío y logística inversa, tercerización u outsourcing, entre otras. Sin entrar en mayor detalle, desarrollar esfuerzos de planeación logística para integrar a cientos de comunidades de México a los mercados de productos y servicios evitando los excesivos costos de intermediación, a servicios de salud con la calidad y eficacia de los grandes centros hospitalarios a través de unidades móviles y acceso con especialistas por medio de sistemas de comunicación para consulta a distancia, disponibilidad de transporte más seguro y confiable, distribución de alimentos perecederos sin que pierdan sus atributos alimenticios de seguridad e higiene, son razón más que suficiente para desarrollar esfuerzos y contribuciones en esta área.

El uso del transporte como integrador de poblados, comunidades, municipios, estados y regiones a otros lugares del mundo es el gran catalizador para modernizar al país. El eslogan publicitario de mercadolibre.com ilustra claramente esta tendencia del intercambio mundial: “Alguien tiene lo que tu buscas, alguien busca lo que tú tienes”.

Otra parte de los servicios logísticos en plena expansión es el área de envase, empaque, embalaje y su importancia para garantizar la portabilidad, calidad, seguridad y manejo de todo tipo de materias primas, materiales y mercancías.

Sin embargo, este ciclo logístico no se ha cerrado: La logística inversa, que se encarga de la recuperación y reciclaje de envases, embalajes y residuos peligrosos, así como de los procesos de retorno de excesos de inventario, devoluciones y productos obsoletos, es una asignatura pendiente en México.

A manera de ejemplo, mientras en Europa el agua se recicla hasta siete veces, en México únicamente 10% del agua es reciclada una vez. En muchos países, directivas comunitarias obligan a la recuperación o reciclado de muchos productos, bienes de consumo, envases y embalajes, componentes automotrices, material eléctrico y electrónico, por lo cual la basura y desechos no ponen en peligro los acuíferos, el medio ambiente y la salud de las comunidades.

ÁREA DE OPORTUNIDAD
Otra área de gran importancia para México es el desarrollo y uso intensivo de la infraestructura de transporte naviero, autotransporte carretero, ferroviario, aéreo y ductos; así como de la gestión logística de centros de distribución, almacenes, inventarios y servicios, puntos de origen, intermedios y destinos del transporte, donde dada la dinámica del mercado internacional, los inventarios en tránsito y la total visibilidad y rastreabilidad de productos y servicios es condición también necesaria para participar en el mundo global.

Finalmente, el intercambio comercial mundial ilustra la tendencia de la logística a integrarse en cadenas y redes de suministro, producción y distribución, lo cual es la respuesta ante las exigencias del ambiente global de negocios. Es el modo actual de integrar los procesos simétricos de suministros, inventarios, distribución en cadenas, producción, clusters y redes de empresas por zonas, regiones, e incluso, a nivel mundial que integren transporte carretero, naviero, aéreo, ferroviario y el soporte de centros de distribución almacenes inventarios y servicios, en sistemas de servicios multimodales de alta calidad, bajo costo, oportunidad y, más que nada, con estándares de seguridad que garanticen la cadena de valor de lo transportado.

La logística es, metafóricamente, el mapa carretero que materializa las prácticas de negocios en el mundo moderno, establece orígenes y destinos de productos y servicios pero, sobre todo, materializa estrategias para posicionar empresas y países en niveles más competitivos mediante prácticas sanas y sustentables que ayudan a las firmas a ser destinos atractivos de intercambio de bienes y servicios con clientes y proveedores, a crecer sanamente, formar y establecer alianzas estratégicas comerciales, nacionales e internacionales, hacer esfuerzos colaborativos y de complementariedad, en síntesis, a participar y competir exitosamente en la economía global.

El bienestar económico de un país depende de la salud financiera de sus empresas, ya que éstas últimas son el sustento del bienestar económico de sus ciudadanos, sin embargo, una condición necesaria para que la empresa cumpla estos propósitos es que las compañías adquieran y apliquen buenas prácticas de negocios. Los esfuerzos para instituir el uso de las mejores prácticas de logística para la empresa en México, encuentra a menudo razones y obstáculos, producto más del desconocimiento de su existencia y carencias en la documentación de la misma.

Adicional a las estrategias logísticas mencionadas hay que señalar otras:

Gestión logística con calidad. En la primera estrategia se pone énfasis en lo referente a la calidad y la importancia de una buena gestión de ésta en los esfuerzos logísticos globales. Así como muchas firmas se han comprometido con la calidad, otras dan prioridad al desarrollo de programas innovadores en el área logística, ya sea que se defina la calidad como “hacerlo bien a la primera”, o “cero defectos”, o incluso, como un “proceso de control estadístico en la calidad del servicio”.

Integración logística espacio-temporal. Otra dimensión fundamental de la logística es el tiempo y su relación con la ubicación de productos y servicios en el espacio, por lo que comprende la habilidad y capacidad estratégica para integrar los conceptos de “tiempo” y “espacio”. Las decisiones logísticas tradicionalmente se han tomado considerando estos dos conceptos, pero por separado y no en conjunto. Frecuentemente se habla del tiempo en términos de minutos, horas o días; y del espacio en términos de millas o kilómetros. El hecho es que muchos autores hacen notar la importancia de combinar estos dos conceptos. No hay duda que los avances serán significativos en esta área en los años por venir. A manera de ejemplo, baste señalar los problemas de distribución que enfrentan las empresas en grandes urbes mexicanas como el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, entre otras, donde el número de vehículos ha crecido en los últimos años en el orden de dos dígitos, mientras la superficie de rodamiento crece en el orden de un dígito.

Costos y globalización. El tercer punto donde la logística ofrece grandes oportunidades, está en el intercambio comercial mundial. Todo lo referente al costo de los procesos logísticos, incluyendo materia prima, mano de obra y costos de producción, están determinando los destinos de las inversiones en el mundo, ya que la globalización ha derribado la mayor parte de las barreras proteccionistas y ahora se puede acceder a la adquisición de productos y servicios en casi cualquier mercado, buscando en todo momento aquellos que ofrecen los precios más atractivos, por lo cual el control de costos y la accesibilidad a los mercados será fundamental para ser competitivo como país, empresa, e incluso, individuo.

Mientras que en el pasado, el mercadeo internacional podía verse como algo opcional, en la actualidad la búsqueda a nivel internacional de proveedores y fuentes de abastecimiento de materias primas, productos semi–terminados y terminados, es considerada como un asunto ya no sólo de necesidad económica, sino de supervivencia. Conforme muchas empresas en varios ramos industriales amplían su capacidad para obtener materias primas, componentes y mercancías en cualquier lugar del mundo, las empresas competidoras se ven presionadas para adquirir una capacidad similar. No responder a este tipo de retos puede significar el suicidio económico de la compañía que no cambie su forma de hacer negocios. Como resultado, las firmas progresistas están buscando la forma de incrementar su fuerza mediante relaciones de negocios internacionales y determinar las áreas de especialización que sean apropiadas y puedan ser competitivas. Esta tendencia no sólo continuará, sino que será de interés creciente para las empresas que desean competir y operar en el contexto globalizado actual.

Uso de los atributos logísticos. La gestión del conocimiento e innovación para desarrollar productos y servicios está en la lista de cambios y énfasis que se ha puesto en la consideración de “atributos logísticos”. El énfasis está ya no en las características del producto, que se está convirtiendo en algo cada vez más estandarizado y superficialmente diferenciado, sino en la prestación de los servicios, a los cuales vamos a hacer continuamente referencia como “servicios logísticos específicos”. Quizá la alta especialización en los servicios de transporte sea la actividad que mejor ejemplifique esto, pues tradicionalmente se le ha identificado al transporte con términos de movimiento de mercancías de un lugar a otro. En la actualidad, estos términos específicos se están analizando en sus atributos fundamentales y se busca el servicio de transporte que presente el mejor conjunto de atributos considerados como deseables (como el transporte refrigerado, fraccionado, etcétera). Se han integrado nuevos modos y nuevos vehículos más adecuados a los requerimientos del cliente, tal es el caso de consorcios de paquetería como UPS y Federal Express, entre otros. De esta forma, no sólo se recibirá lo que se esté pidiendo en mayor medida, sino que para propósitos prácticos se estimulará el desarrollo de formas progresistas e innovadoras de transporte que satisfagan las necesidades de los clientes. Otro ejemplo, son los atributos de un producto, entre los que podemos señalar los tangibles (calidad, tecnología, durabilidad, etcétera) y los intangibles (tiempo de entrega, confiabilidad y soporte postventa, por mencionar algunos). Vemos en la actualidad cómo los intangibles han adquirido entre los consumidores gran importancia para la diferenciación entre productos. Todo esto, estrechamente vinculado a la investigación, innovación, desarrollo y comercialización que generan la ingeniería del conocimiento y de logística.

Personal logístico altamente especializado. La empresa moderna está transitando de ser una empresa de cosas a una de conocimiento. Los principales programas de trabajo están relacionados con la gestión de éste, por lo cual evalúan y gestionan continuamente el proceso de acumulación y aplicación de conocimiento al desarrollo de nuevos productos y servicios. Han aparecido nuevos conceptos como el de “capital intelectual” dentro de la organización o empresa, y no es más que el nivel de conocimiento y aplicación del mismo en la organización. La información intangible que posee y que puede producir valor, siendo el personal de la empresa el que conforma su capital intelectual. Este es un concepto relativamente reciente (hacia 1997 surgen numerosas definiciones de autores como Edwinson y Malone, Steward o Brooking) y se ha trasladado a los ámbitos social, empresarial, académico y, actualmente, es utilizado ampliamente en la práctica de la logística para el establecimiento de buenas o mejores prácticas y mejora de procesos de la logística. Entre sus variadas clasificaciones, una de las más comunes es la diferenciación de cuatro grandes bloques:

Capital humano. Se trata de las capacidades, actitudes, destrezas y conocimientos que cada miembro de la empresa aporta a ésta, es decir, forman activos individuales, e intransferibles.

Capital organizacional. Se refiere a todo el entramado físico de infraestructura que hace posible el desarrollo del trabajo en la empresa, así como la integración de sus miembros en ella, y la facilitación de sus tareas mediante las tecnologías adecuadas. La metodología y la gestión de la organización también forman parte del capital estructural. En definitiva, son activos propios de la empresa.

Capital de mercado. Hace referencia a los posibles clientes a los que va dirigido el producto de esa empresa, o a los clientes fijos de ésta (cartera de clientes, listas establecidas, etcétera), y la relación empresa-cliente (acuerdos y alianza); los procesos de organización, producción o comercialización del producto (estrategias de cara al logro).

Capital de innovación. Capacidad de la empresa para innovar sus procesos, productos y servicios, estableciendo un clima adecuado para incentivar los procesos de mejora, el aprendizaje y las aportaciones de su personal para hacer mejor lo que se debe hacer, integrando en una unidad de propósitos al personal, infraestructura y superestructura de la compañía.

En la empresa de conocimiento actual resulta difícil decir dónde termina la gestión logística de la empresa y dónde empieza la gestión corporativa. Lo que realmente ha pasado es que las firmas se están integrando vertical y horizontalmente, tanto internamente en procesos, como externamente con proveedores y clientes. El concepto de logística ha logrado incidir en todas las actividades de la empresa, pero la pérdida de su propia identidad de ninguna manera significa que disminuya su importancia.

VENTAJA COMPETITIVA
La globalización del comercio ha traído como consecuencia la primacía del concepto de la distancia económica sobre el de distancia física (el modo más económico de llevar un producto de A a B, sin importar la distancia recorrida). Con este criterio deberá ser analizada la cadena de costos involucrados para hacer llegar un producto desde su punto de origen hasta su punto de destino final.

La combinación de los diferentes factores que intervienen en la cadena de costos de la logística da la oportunidad de crear ecuaciones de múltiples variables que involucran a todos los factores que forman parte del proceso (selección de proveedores de servicios de logística, modo de transporte, embalaje, fletes, seguros, transacciones bancarias, operaciones de aduanas, costos de despacho, entrega, etcétera). En estas operaciones tienen importancia fundamental el expertise (compañías que cuenta con los mejores profesionales para entregar asesoría logística local e internacional, tanto a la empresa como a personas) del proveedor tercerizado, la existencia y calidad de las tecnologías de cómputo y telecomunicaciones, así como la seguridad.

En definitiva, la optimización y gestión adecuada de todas estas variables, determinan los costos de la logística. La integración y gestión óptima de los diferentes factores que integran los procesos de logística van a jugar un papel relevante en la competitividad de las empresas, transfiriendo los ahorros del costo de la logística, al cliente final y, por tanto, haciendo a la empresa más competitiva.

TERCIARIZACIÓN U OUTSOURCING
Otra de las características de la logística moderna es el surgimiento de “entidades externas” proveedores de servicios de logística especializados. Estamos viviendo un escenario donde las empresas de logística se han involucrado cada vez mas en la oferta y especialización de sus servicios; ahora hay un interés creciente en utilizar a terceros para que se encarguen prácticamente de todo lo referente a la gestión de servicios de logística dentro y fuera de la empresa.

Existen ejemplos excelentes de este enfoque en la actualidad, donde el nivel de experiencia de trabajar con entidades externas y la contratación de servicios ha sobrepasado significativamente las expectativas y pronósticos de los expertos. El número de empresas proveedoras de servicios logísticos continuará creciendo. No obstante que esta forma de operar puede parecer extraña a los gerentes tradicionales, hay una necesidad crítica de entender exactamente lo que se necesita hacer y proceder e identificar y diseñar la mejor manera de alcanzar esas metas. La tercerización u outsourcing como es más popularmente conocido este servicio externo, crecerá y ampliará el alcance de sus servicios exponencialmente en los próximos años.

Específicamente, la prestación de una serie de servicios corporativos vía tercerización u outsourcing permite a la empresa enfocarse en su core business y desarrollar alianzas con centros de servicios y proveedores de logística especializados que aprovechen la concentración de recursos humanos calificados, inteligencia desarrollada y disponibilidad de ubicaciones, para que empresas en ciudades de México puedan explotar dichos servicios en centros corporativos mundiales donde éstos sean requeridos.

PROCESOS DE NEGOCIOS LOGÍSTICOS (PL)
Una de las definiciones conceptuales de la logística la precisan como:

“La logística es la parte de la gestión de la cadena de suministros que planea, implementa y controla el flujo eficiente y efectivo, así como el almacenamiento de productos y servicios y la información relacionada del punto de origen al punto de consumo para satisfacer los requerimientos del cliente”, señalado por la consultora Morgan Stanley.

En los años 70 y 80, las empresas mejoraron sus procesos mediante la gestión con calidad. En los 90, intentaron optimizarlos radicalmente mediante la reingeniería de procesos. En la actualidad, muchas han vuelto al mejoramiento de procesos con los programas Six Sigma; pero mejores procesos muchas veces no se traducen en rápidas reducciones de costos o en estados financieros más sanos.

A finales del siglo, la idea de tercerizar procesos y capacidades comenzó a ganar aceptación como un medio para obtener beneficios más rápidos. Si bien muchas empresas ya tercerizaban actividades auxiliares como el mantenimiento o servicios legales especializados, ahora este proceso involucra capacidades que incluyen a miles de empleados.

El primer paso en esta evolución lo dieron empresas como Kodak y DuPont tercerizando su gestión de tecnologías de la información (TI). Más tarde vino la tercerización de procesos de negocios cuando compañías como AT&T y BT lo hicieron con sus procesos de administración de Recursos Humanos, como la nómina, pensiones y la gestión de beneficios, así como el reclutamiento de personal y los servicios de asesoría e información de esta área. Luego compañías como BP y Procter & Gamble tercerizaron partes importantes de sus funciones de Finanzas y Contabilidad, mientras que empresas como Nike y Hewlett-Packard tercerizaron en grado considerable sus procesos de producción, transfiriéndolas al extranjero.

La razón para utilizar el outsourcing en gran medida, se debió al potencial de disminuir costos ganando en flexibilidad y mejor acceso a un conocimiento especializado. En la actualidad un gran número de empresas han comenzado a internacionalizar buena parte de sus procesos, transfiriendo no sólo la fabricación, sino también las tareas de servicio, lo que ha creado una gran demanda de servicios logísticos especializados y de bajo costo.

Las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) comprando y vendiendo en la misma región son 1PL; esto es, son empresas auto-suficientes en sus servicios de logística. Sin embargo, cuando las regiones y mercados se expanden geográficamente, la frontera de los requerimientos de logística para la manufactura crecen demandando un mayor intercambio.

2PL. En él, se encuentran proveedores de gran capacidad como los transportes carreteros, líneas aéreas de carga, o líneas navieras, son empresas especializadas con un uso intensivo de activos y altos costos de operación, en general, con bajo retorno en la inversión y flujos de ingreso volátiles, así como bajas barreras de acceso, lo cual genera una alta competencia. Las excepciones a estas reglas son compañías que cuentan con amplias redes de distribución y una extensa infraestructura como en el caso de algunas empresas de distribución de paquetería (UPS, Federal Express, Estafeta) o cuentan con una protección legislativa como el Servicio Postal Mexicano, que posibilita obtener altos ingresos a pesar de los altos costos de operación de su base instalada. Regularmente se consolidan como monopolios geográficos para poder mantenerse, ya que están sujetos a los constantes incrementos de los costos de la energía, personal, etcétera, pero la tendencia actual es que las de paquetería transiten a convertirse en proveedores 3PL, pues con la demanda de servicios de paquetería, algunas empresas 2PL han evolucionado agregando nuevas capacidades logísticas a sus operaciones.

Los servicios logísticos terciarizados están en el 3PL; en este caso, el proveedor logístico puede o no ser dueño de los activos requeridos para prestar los servicios, incluso, puede contar únicamente con una pequeña base instalada. El termino 3PL es un concepto amplio que es usado frecuentemente para cubrir negocios de transporte de carga o contratos de transporte multimodal de logística. Este puede realizar todas o gran parte de las actividades logísticas del cliente y su aportación de valor está basada en su información y conocimiento de la estrategia y táctica de la logística versus los servicios de transporte no diferenciados de bajo costo. Como ha sido señalado un proveedor 3PL tiende a tener pocos activos, pero un amplio retorno de su inversión basado en su conocimiento.

Un oferente 4PL es esencialmente un integrador logístico o un punto de contacto para los requerimientos logísticos de empresas que participan en el mercado global. Es responsable de la contratación de varios proveedores 2PL y 3PL, de administrar y ensamblar su integración de principio a fin. El proveedor 4PL cuenta con la visibilidad total de la cadena de suministros y con grandes capacidades logísticas soportadas por TI. Puede proporcionar un alto valor a las empresas que operan en el mercado global mediante servicios de asesoría.

Finalmente el proveedor 5PL esta orientado a proporcionar toda la solución logística para la gestión de la cadena de suministros completa, integrando todas las actividades de productos y servicios en redes logísticas colaborativas de alto desempeño, basada en marcos metodológicos referenciales estandarizados con estrictas medidas de desempeño y estrategias colaborativas para alcanzar altas ventajas competitivas. Se enfoca en forma integral a construir la coordinación de la oferta y demanda y equilibrios de la misma desde el origen hasta el destino.

La siguiente ecuación describe el modelo de tercerización de actividades, desde el 1PL cuando el outsourcing y cross border (cruce de fronteras) son nulos, hasta el 5PL, donde esta ecuación alcanza su perfecto equilibrio:

Insourcing - Outsourcing (BPO) - Cross border
Para el caso de las empresas en México, existe escasez de información, falta de consenso y uso de estándares de procesos para balancear adecuadamente la ecuación anterior. Con excepción de la TI, en general no existe una base clara a partir de la cual las empresas puedan comparar las capacidades brindadas por organizaciones externas con aquellas satisfechas internamente o para comparar servicios entre múltiples proveedores externos. Como resultado, las empresas que eligen tercerizar sus capacidades logísticas, deben proceder bajo dos criterios: La confianza en que el proveedor externo hará un buen trabajo y el costo.

Ahora ve
No te pierdas