World Café. El nuevo paradigma de comuni

-

Brown, Juanita e Isaacs, David. Compañía Editorial Continental, México, 2006. 243 páginas.

Es común que cuando queremos hablar con algún amigo o amiga para saber cómo está, qué le preocupa, o simplemente, para conocer su punto de vista sobre algo que nos da vueltas en la cabeza, lo invitemos a tomar un café. La charla puede prolongarse varios cafecitos, pero al final quedamos al día con las vivencias de la persona en cuestión y hasta podemos darle soluciones si es que ha enfrentado o enfrenta algún problema o él o ella pueden darnos otra perspectiva sobre lo que nos pasa.

Quizá parezca extraño, pero aplicar este recurso como una herramienta para lograr la colaboración en el trabajo es una opción que ha sido utilizada por empresas e instituciones como Hewlett-Packard, American Society for Quality, Universidad de Texas, gobierno de Singapur, Fondo Nacional de Apoyo a las Empresas en Solidaridad (Fonaes), por mencionar algunas.

Es lo que se conoce como World Café, una manera de fomentar el trabajo en equipo mediante diálogos colaborativos entre los individuos, al tiempo que se comparten conocimientos y descubren nuevas oportunidades de acción conjunta.

Brown e Isaacs, los autores, parten de la premisa de que a través de las conversaciones acerca de preguntas significativas pueden surgir poderosas capacidades para fomentar grupos interesados, aprendizajes de colaboración y acciones comprometidas ya sea en el trabajo, la comunidad o la casa. De hecho, la Comunidad del World Café se activa en torno a dos preguntas fundamentales: ¿Cómo podemos enriquecer nuestra capacidad para hablar y pensar de manera más profunda juntos acerca de las cuestiones críticas a las que se enfrentan nuestras comunidades, organizaciones, naciones?, y ¿cómo podemos acceder a la inteligencia y sabiduría mutua que necesitamos para crear caminos innovadores hacia el futuro?

World Café, dicen sus autores, es un proceso conversacional que –a diferencia de los enfoques de diálogo tradicionales– puede aplicarse en grupos numerosos y consta de siete principios esenciales que permiten mejorar la capacidad de la gente para compartir conocimientos y moldear el futuro en equipo.

Esos principios están explicados en los capítulos 3 al 9: Establecer el contexto; generar un espacio acogedor; explorar las preguntas significativas; alentar la contribución de todos; promover la polinización cruzada y la conexión de diversas perspectivas; escuchar juntos para descubrir patrones, discernimientos y preguntas más profundas y cosechar y compartir los descubrimientos colectivos. Todos complementados con una historia real que ayuda a adaptar el enfoque del World Café a cada caso particular.

Si está pensando en cómo aprovechar el potencial de su equipo, no descarte explorar esta alternativa.

Ahora ve
No te pierdas