ENTREVISTA: Eduardo Sojo Garza–Aldape, S

-
Silvia Ortiz

Crear un mejor ambiente de negocios para que México sea atractivo a la inversión, es uno de los principales compromisos del titular de Economía, Eduardo Sojo Garza–Aldape, para el periodo de gobierno que inicia.

Las propuestas comienzan por escuchar los planteamientos de los diferentes sectores; trabajar de la mano con autoridades estatales y municipales; reducir la tramitología, y hacer alianzas con países como China.

Su vasta experiencia en el sector público y académico le valieron que el presidente, Felipe Calderón, le encomendara hacer de la dependencia la promotora del crecimiento económico del país.

Con la carga de trabajo propia de su labor, se da unos minutos para hablar con Manufactura, y destaca que es indispensable la promoción de inversión nacional y extranjera, la apertura de mercados para los productores nacionales y el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs), a fin de elevar la competitividad del país, pues nos encontramos a la mitad de la tabla, según los indicadores internacionales. Por ello, explica, en esta administración se está conformando un gabinete económico y de competitividad.

El economista de profesión pone este punto como el nodal de la charla, lo que se explica porque el presidente de la República se comprometió a recuperar los lugares perdidos en los indicadores internacionales en esta materia y que, de no lograrlo, a decir de los empresarios del país y del sector productivo, difícilmente México podrá ser generador de los más de 1,200,000 empleos que se requieren, ni mucho menos podrá enfrentar con éxito los desafíos que trae consigo la globalización.

Por eso, señala que se debe mejorar la forma en que funcionan los mercados, disminuir las barreras a los productos importados, así como mejorar el funcionamiento de la economía interna, donde se debe avanzar en la desregulación de los mercados energético, financiero, telecomunicaciones, transporte y laboral para que operen de manera eficiente.

Apenas unas horas después de concluir la entrega-recepción de la dependencia, el excoordinador de Políticas Públicas de la Presidencia de la República durante la administración de Vicente Fox, asegura que se concentrará también en mejorar y ampliar el Sistema de Apertura Rápida de Empresas (SARE), pues tiene claro que los industriales y empresarios se quejan de que en nuestro país no es nada fácil abrir un negocio.

Y los datos de organismos internacionales lo confirman: El Doing Bussines del Banco Mundial (BM) pone a Aguascalientes y Guanajuato como las entidades mejor calificadas a nivel nacional en materia de tiempo requerido para abrir una empresa, pues en ellas se requiere de 12 días; sin embargo, en el ranking mundial estarían en el lugar 17, por debajo de economías como Canadá, Estados Unidos (EU), Singapur, Afganistán y Jamaica, entre otras.

Eduardo Sojo tiene ya en sus manos diversos documentos de la cúpula empresarial en los que se detalla cada uno de los problemas que no dejan avanzar al país.

Uno de éstos se llama Estrategias y Políticas Públicas para el Desarrollo Empresarial y la Competitividad, elaborado por la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco) y por el Tecnológico de Monterrey, donde se plantea la urgencia de combatir el contrabando y la piratería; otorgar incentivos fiscales al comercio de productos de mayor valor agregado, como aquellos con alto contenido tecnológico que requieren de mano de obra especializada en su producción; reducir la carga y los trámites fiscales de las PyMEs fijando una tasa única para ellas, disminuir la tramitología para hacer la declaración de impuestos, y fomentar el desarrollo y la incorporación de tecnologías más eficientes para la producción mediante esquemas de incentivos fiscales.

Sobre el contrabando y la piratería, que son de fundamental preocupación para sectores como el textil y del juguete, afirma que reactivará la Comisión de Combate a la Economía Ilegal que estaba a su cargo en la oficina de Presidencia durante la administración foxista y que se institucionalizó en la Secretaría de Gobernación (Segob); no obstante, aclara que es la Procuraduría General de la República (PGR) la encargada de combatir la piratería:

“Yo en su momento propuse juntar los dos, pero ellos (la PGR) me dijeron que es importante tratar los temas de manera diferenciada para el textil, para el calzado, para los de la confección, porque sé que les preocupa mucho el contrabando, y la piratería es tema de los de discos y fonogramas; entonces, están estos dos grupos de manera separada y yo voy a buscar que funcionen bien”, explica el funcionario.

En este afán de combatir la problemática, ¿cuál es el compromiso?
–Mi compromiso sería atacarla, que las denuncias sigan su curso, no darlas a conocer, porque no creo que sea ese el trabajo que le corresponde a la SE. Y segundo, porque lo último que puede hacer la dependencia es entorpecer las investigaciones de la PGR.

¿Son muchas las denuncias que hay? ¿En qué medida ha crecido la problemática?
–Es difícil calcular alguna cifra. Los sectores productivos tienen estimaciones de acuerdo a su metodología. Lo que se ha encontrado es que algunas de las denuncias, en muchas ocasiones, son sobre mercancía que entra ilegalmente. Es difícil conocer las cifras porque precisamente pertenecen a la economía subterránea o ilegal, pero te diría que lo que sí ha crecido son las políticas públicas para el combate al contrabando.

MÁS ALLÁ DE LAS REFORMAS
Ya instalado en sus oficinas de la dependencia y con los comentarios de los subsecretarios, e incluso, con las recomendaciones del secretario saliente, Sergio García de Alba, insiste en que para sacar adelante las necesidades que tiene la industria se requiere trabajar en equipo dentro del gabinete y de la mano con el Congreso de la Unión, los estados y municipios.

“La única forma en que ésta puede cumplir con lo que el presidente Calderón y todos esperan de ella es trabajando en equipo, con mis compañeros de gabinete: Los titulares de Hacienda, Comunicaciones y Transportes, Energía, el sector laboral, Agricultura, Turismo, con todos. En segundo lugar, trabajando con las entidades federativas, particularmente, con todos los secretarios de desarrollo económico, los sectores productivos para entender realmente cuál es la problemática que están enfrentando y cómo puede el gobierno hacerlos más competitivos y trabajar muy en equipo con el Poder Legislativo para las reformas que tengan que implementarse”, argumenta.

Pero, ¿si no se dan las reformas?
–Hay muchas reformas que se requieren para que la economía funcione mejor, no todas son reformas constitucionales, requieren sólo una mayoría y yo creo que irán pasando si hacemos la correcta estrategia y trabajamos bien con el Poder Legislativo; pero además no nos vamos a anclar ahí en el discurso de las reformas. Lo que el presidente nos ha pedido es que salgan o no tenemos que hacer muchas cosas desde el Ejecutivo para ayudar a que la economía funcione mejor.

Prueba de ello, adelanta a Manufactura, es que se realizarán alianzas con otros países, en particular, con China. No sin antes, dice el funcionario egresado del Tecnológico de Monterrey, identificar algunas oportunidades, es decir, escuchar a los sectores productivos, quienes van a decir cómo el sector público puede ayudarlos a que aprovechen la globalización.

Precisamente una de las recomendaciones de su antecesor fue que la SE se concentre en las negociaciones con los países asiáticos, principalmente, con China para firmar acuerdos, al tiempo que busque que la dependencia tome el liderazgo en la promoción de inversión nacional y extranjera, innovación y desarrollo tecnológico en lo que corresponde al sector productivo.

¿Alianzas con China? ¿Ya se tienen algunos programas?
–Sí, con China. Hay un grupo de alto nivel entre México y China que cada seis meses se reúne. Participan funcionarios de la Secretaría de Agricultura, de Turismo y también los de Economía. Yo lo que quiero es revisarlo, porque me parece que esa es una de las grandes oportunidades.

Con China, por un lado, lo que está mal es la competencia desleal, hay que perseguirla, denunciarla; pero en lo que está bien hay que ver las oportunidades. ¿Qué es lo que busco yo como secretario de Economía? Inmediatamente reunirme con este grupo de alto nivel, ver la agenda que tenemos para con China, comentar esa agenda con los sectores productivos, ver si esa es la agenda apropiada para el bien de México y estudiar si hay oportunidades adicionales que tal vez no estamos viendo y queremos aprovechar.

Al hablar de este tema es cauto y no dice más. A la pregunta de si México tiene una verdadera política industrial, Sojo Garza–Aldape responde definiendo los ejes sobre los que trabajará.

“La política industrial en el pasado era que el sector público definiera cuáles eran los sectores ganadores y cuáles no y política industrial se definía como la participación del Estado en actividades industriales. Eso, evidentemente, llevó al país a muchos fracasos. Yo te definiría la política industrial que se está aplicando como una política basada en tomar medidas de tipo horizontal que incrementen la competitividad de las empresas. Y tomar medidas de tipo vertical que son las que tradicionalmente se consideran de política industrial para proveer el empleo y apoyar a las PyMEs. El Estado mexicano tiene políticas de tipo horizontal para mejorar la competitividad y sí entiende algunas políticas de tipo vertical, algunas sectoriales y otras, particularmente, con mayor fuerza en la pequeña y mediana empresa”.

Y los sectores menos favorecidos con estas políticas de tipo vertical como las llama usted, ¿cuáles son?
–Yo no podría decir ahorita ninguno, ahorita hay en todos los sectores algún tipo de medidas para apoyarlos.

¿Qué otros organismos se van a crear?
Yo creo que la Subsecretaría de las PyMEs tiene que fortalecerse y es una prioridad del presidente, Felipe Calderón, hacerlo, pero yo no creo que se deba crear más burocracia, yo lo que creo es que tenemos que sentarnos con los sectores productivos y con cada uno establecer una agenda que permita que ese sector se desarrolle de mejor manera, que sea más competitivo y que crezca. Esa va a ser la política, no ir creando más instituciones o más burocracia, sino más bien trabajando muy de cerca con los sectores productivos para tomar medidas que incrementen su competitividad.

Y es que, agrega, en esta subsecretaría existen 13 programas que brindan apoyo a las MiPyMEs, pero también en otras secretarías hay otros programas con este mismo fin, por lo que se busca crear sinergias para que todos estos esfuerzos se concentren en la SE, y así exista una sola ventanilla que brinde mejor servicio a los usuarios.

En cuánto a las organizaciones empresariales, ¿cómo las ve usted?, ¿tienen razón de ser tantas cámaras o usted piensa que debe haber una reestructuración?
–Mira, quisiera ser respetuoso de las decisiones de los empresarios, de la manera de organizarse y yo creo que así debe ser. Más bien es decisión de los propios industriales. Yo lo que sí quiero es que tengamos una relación sobre una agenda muy concreta para promover la competitividad en cada uno de los sectores y, por supuesto, espero trabajar de cerca con los organismos intermedios y voy a respetar sus propias organizaciones.

Por lo pronto, quien fuera profesor e investigador de tiempo completo en el Tecnológico de Monterrey, campus León, coautor del estudio Guanajuato siglo XXI y analista de investigación del proyecto Link de la Universidad de Pennsylvania, EU, ya tiene su agenda colmada de invitaciones de la cúpula empresarial la cual le ha dado su voto de confianza para que contribuya a detonar el desarrollo del país.

Ahora ve
No te pierdas