¿Eres un empleado feliz o estresado?

Los profesionistas involucrados plenamente con su labor incrementan 30% su productividad; los factores que más pueden molestarles son el acoso psicológico y las fallas en su computadora.
trabajadores empleados  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Trabajar en un lugar en el que cada mañana tienes ánimo para hacer tus funciones, aunque el ambiente no sea perfecto, sí marca la diferencia. Los colaboradores que se sienten felices y realizados incrementan su productividad 30%, en promedio mensual, respecto a quienes ven su labor sólo como una fuente de ingresos.  A esas conclusiones llegó un estudio de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI). Tras entrevistar a 1,000 empresas de diversos giros en el país, la firma identificó que los indicadores más importantes para evaluar un trabajo, según el 64% de los empleados, son la buena remuneración, estabilidad y oportunidades de crecimiento y de interrelación. 

Por el contrario, lo que genera un descenso en la productividad, es el estrés generado por violencia y acoso psicológico; fallas en la computadora y otros sistemas de comunicación; y el ruido persistente o de altos decibeles, menciona el análisis. 

Las personas contentas suelen generar diferentes propuestas para mejorar sus áreas, o involucrarse en el diseño y producción de innovaciones. En contraparte, las que más faltas presentan o tienen continuos errores son quienes están expuestas a un fuerte estrés laboral, indica el presidente de GMSI, Alejandro Desfassiaux

¿Reacción natural?

El psicólogo húngaro, Mihaly Csikszentmihali, habla de un concepto llamado ‘flujo', esto significa un estado mental que la gente experimenta cuando está totalmente inmersa en lo que hace. 

Estar en un empleo donde se experimenta, regularmente, ese flujo, aunque no es lo único para conseguir la felicidad, sí contribuye, porque los profesionales necesitan encontrar un "sentido", es decir, vinculan el estar bien y plenos con lo que hacen, para dar mejores resultados y ser productivos, sugiere un estudio de la Universidad de Virginia, publicado en el Journal of Personality and Social Psychology. 

David Fischman, autor del libro "La alta rentabilidad de la felicidad", señala que a veces las empresas invierten mucho tiempo en mejorar el clima laboral, mediante actividades de recursos humanos. Pero el primer paso debería ser concentrarse en el "clima personal" de cada empleado, es decir, cómo mejorar su satisfacción. 

"Un jefe presionado por mejorar el ambiente puede tender a ser más condescendiente, menos exigente y más complaciente. A veces, un director debe hacer cambios que no son populares, pero sí necesarios para crecer la empresa", añade el autor. 

Leticia Pérez, psicóloga especialista en orientación vocacional por la UNAM, ejemplifica la premisa anterior y dice: "Un jefe no sólo ayuda dándole la tarde libre a su empleado, en su cumpleaños, porque recursos humanos se lo sugirió, eso se vuelve trivial. Él debe marcar la pauta para que cada uno de sus integrantes dé lo mejor, y eso implica ser exigente aunque pero con argumentos. Así la gente se motiva". 

Los más enfermos

La encuesta de GMSI revela que uno de cada cinco empleados (19%) al menos, en una ocasión, se ha reportado enfermo por causa del estrés, aunque mienten sobre las razones por las que se ausentaron. Este problema de salud es como un ‘mito' en el país. Los trabajadores y empleadores aceptan más una enfermedad física a una dolencia psicológica, dice Desfassiaux. 

En puntos, como el Distrito Federal, Estado de México y Nuevo León, se concentran más casos de personas angustiadas por acoso psicológico. La industria maquiladora y detallista, ostentan los primeros lugares en rotación de personal. 

En compañías trasnacionales, refiere el estudio, se observa un sentimiento de bienestar, más generalizado, por las oportunidades de ascenso. Pero también son las firmas que "más casos de discriminación presentan", menciona el directivo. 

En la encuesta se detectó que existe una interrelación más estrecha entre bienestar laboral y felicidad, conforme mayor es el grado sociocultural del empleado. 

Las empresas, añade Desfassiaux, buscan invertir en realizar eventos donde puedan relacionarse los empleados entre sí. Quizá esta iniciativa tenga un trasfondo emocional, estudios de la Universidad de Michigan muestran que hablar con otras personas, de manera amistosa, aumenta la capacidad intelectual, en concreto la función ejecutiva.

Ahora ve
El fin del acuerdo nuclear con Irán es una posibilidad real, sostiene Trump
No te pierdas
×