Usa tus contactos para encontrar empleo

El arte de hacer y mantener contactos nunca ha sido tan útil como en estos tiempos de crisis; no olvides ser cortés y honesto cuando le pidas a tus conocidos ayuda para encontrar trabajo.
mano-compu  (Foto: Archivo)
Nadira A. Hira

Si alguna vez hubo un momento en el que era más importante hacer contactos, no lo recuerdo. He ido a tantas fiestas de despedida en las últimas semanas que empiezo a preguntarme qué sigo haciendo aquí. Gente que pensó que había ido a lo seguro en lo profesional -banqueros, abogados, parejas de banqueros y abogados- de pronto se encuentra entre el cada vez mayor número de desempleados de los Estados Unidos. E incluso aquellos que conservan sus trabajos ahorran su dinero, seguros de que serán los próximos en irse.

Entonces, nosotros los jóvenes hacemos lo que cualquier persona cuerda haría: le damos vuelta al viejo "Rolodex" (fichero rotativo) mental. Nos fijamos en toda la gente que no nos odia y podría servirnos de algo. Y después enviamos mensajes parecidos a éste:

¡Hola, persona que necesito!

¡Hace tiempo que no hablamos! ¿Cómo estás? Perdón por no haberte escrito en 17 años -madre mía, qué si he estado ocupado- pero aquí te va una anécdota artificiosa para mostrarte que he pensado en ti. Pensé que te interesaría saber estas cosas al azar que suceden en mi vida. Oh, por cierto, pensaba que podrías contratarme/referirme/ayudarme de alguna manera. Y ya que estoy seguro de que te mueres por leer mi curriculum, está adjunto. ¡No puedo esperar para ponernos al día!

Atentamente,

El busca-empleo más transparente del mundo

Si eso suena extremo, créeme, no lo es. Yo misma he, de hecho, recibido algunas notas similares a ésta en semanas recientes. Y que conste que no significa que no estaría feliz de ayudar si pudiera. Es sólo que el acercamiento es tan falso que en realidad perjudica la causa de la persona. (Y nosotros, la generación Y [nacidos después de 1982], tendemos a inclinarnos más a esto debido a nuestra frecuente carencia de gracias sociales, el rápido y familiar modo en el que nos comunicamos, y las muchas aunque no profundas redes virtuales que somos capaces de mantener).

Tan comprensible -y esencial- como es el impulso de hacer uso de nuestras conexiones en momentos como éste, aún tiene su arte hacerlo. Su raíz está en el sentido común básico y los buenos modales, y aplica en todas las situaciones, ya sea que envíes un correo electrónico, un mensaje de Facebook, una señal de humo, un telegrama cantado, o carta. Entonces, en el interés de conservar nuestra dignidad al hacer contactos, aquí hay algunas sugerencias para pedir ayuda de la forma correcta:

Sé honesto - no, en serio. Es importante que cualquier nota que escribamos para establecer contactos contenga las sutilezas usuales (un "espero que estés bien", y algo de puntuación, por ejemplo), pero no exageres. Cuando intentamos demasiado ser todo risas y optimismo -en especial con la tentativa de oscurecer el hecho de que queremos algo- por lo general tiene el efecto contrario. No sólo atrae atención hacia nuestros motivos egoístas, también puede ser un insulto para la inteligencia del receptor. ¿Por qué no, mejor, intentar decir la verdad? "Sé que ha pasado mucho tiempo", podrías decir, "pero hace poco empecé a buscar un nuevo trabajo y, ya que tú eres una de las personas que me ha ofrecido su ayuda en ese campo durante los años, pensé en preguntarte". (Y si la persona es un amigo legítimo, un gesto despreocupado frente a la incómoda situación con frecuencia difumina cualquier tensión: "Siento mucho que sólo sepas de mi en este momento, cuando te necesito, pero espero que no lo uses en mi contra para siempre"). No es nada revolucionario, pero con la escasa confianza de estos días, un poco de sinceridad vale mucho.

Pide consejo, no trabajo. Nunca es adecuado pedir un trabajo descaradamente a menos de que estés en una entrevista. Pero con el mercado laboral en el estado en que está, y todo el mundo preocupado acerca de su propio trabajo, es en particular burdo en este momento. Algunas personas tal vez ni siquiera te respondan si se sienten presionadas a darte trabajo o presentarte con alguien, mejor concentra tu energía en buscar buen consejo, perspectivas, y recursos. Si, por ejemplo, estás interesado en un trabajo en la compañía de algún conocido, escríbele para preguntarle lo que piensa del departamento, no para conectarte. Esta estrategia es halagadora -después de todo, ¿a quién no le gusta la idea de que su opinión pueda ser valiosa? -y te da una imagen positiva frente a un potencial protegido o colega cercano, alguien en quien tu contacto pueda pensar (afectuosamente, y tal vez incluso primero) y de quien podría surgir un prospecto de empleo. De este modo, si tu contacto tiene un puesto o persona que compartir contigo, puede hacerlo en sus propios términos. Y si todo lo que tiene para dar son algunas palabras de sabiduría, al menos sabrá que eso también es valioso para ti.

No adjuntes tu curriculum. Y por si acaso, tampoco adjuntes ninguna otra representación de tu grandeza que podría bloquear las bandejas de entrada de la gente, incluso si estás seguro de que les caes bien. No sólo puede parecer presuntuoso, también se ve algo desesperado. Incluso si le escribes a un grupo de amigos acerca de tu búsqueda de trabajo, es mucho más efectivo (por no decir seguro) incluir sólo algunas oraciones acerca de lo que buscas y lo que has hecho, en lugar de darles toda tu historia laboral, que de cualquier modo no es probable que lean. Como una regla, reestablece primero el contacto, después envía tus documentos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Facebook no cambia nada. En nuestra era de redes sociales, puede ser tentador usar la actitud relajada de herramientas como Facebook para ahorrarse el trabajo de hacer contactos. Hoy en día es tan fácil agregar como "amigo" a una persona con la que no has hablado en años -sin siquiera un, "¿Me recuerdas de la preparatoria?"- y luego golpearla con el viejo "En realidad me gusta la compañía donde trabajas, entonces..." Pero créanme, eso no será mejor recibido por un amigo de Facebook de lo que sería por alguien más. Incluso en Internet, la gente sabe cuando está siendo usada, y no le gusta. Por tanto, aplica la misma cantidad de cortesía e interés que aplicarías en cualquier otro lugar.

Muestra algo de gratitud. Recuerda que todos, desde los gerentes de primera línea hasta quienes ocupan el puesto más bajo, están bajo presión en este momento. Así que agradéceles por su tiempo, y si hacen un esfuerzo por responder, incluso si  no dicen mucho, date cuenta de que significa algo -y dilo. No sólo porque es lo que se debe hacer, sino porque fomenta una relación duradera. Estamos tan conectados, y es tan fácil mantener esas conexiones en el mundo de hoy, que en realidad no hay excusa para no construir y nutrir tantas relaciones sustanciales como puedas. (Y sólo para ser claros, con sustanciales no me refiero a enviar "emoticons" y regalos en Facebook, sino a comunicación real, con palabras). Eso puede parecer una gran inversión de tiempo sin mucha compensación inmediata -y dios sabe que muchos de nosotros en realidad necesitamos la compensación en el momento- pero confía en mí, nunca se sabe.

Ahora ve
Historias de abuso sexual que han sacudido al mundo del entretenimiento
No te pierdas
×