¿Conviene tomar un trabajo temporal?

Muchas firmas contratan gerentes para empleos a corto plazo en lugar de empleados permanentes; conoce los pros y contras de ser un ejecutivo temporal en tiempos de crisis.
EJECUTIVOS-discuten-empleo-computadora-trabajo-DT  (Foto: Archivo)
Anne Fisher

En estos tiempos, los empleadores que dudan en añadir costosos empleos permanentes buscan cada vez más talentos temporales -y mucha gente calificada busca trabajo para salir del apuro hasta que las contrataciones repunten (asumiendo que lo harán algún día).

Si decides optar por un empleo temporal, impulsarás una tendencia que, de hecho, comenzó mucho antes de que la recesión asomara su fea cabeza: Hoy en día, alrededor de una cuarta parte (26%) de los adultos con empleo de los Estados Unidos se clasifican a sí mismos como "agentes libres", mientras que en el 2006 sólo 1 de cada 5 (19%) lo hacía, de acuerdo con una nueva encuesta de la firma Kelly Services.

Sólo alrededor del 10% de los encuestados dicen hacer trabajos por contrato o temporales debido a que fueron despedidos; la aplastante mayoría, 90%, pasa de un empleo a otro porque aprecia la variedad y flexibilidad del asunto.

El trabajo temporal tiene sus atractivos. Por una parte, una posición ejecutiva temporal por lo general significa que "intervienes porque hay una necesidad urgente, ya sea una reestructuración, el lanzamiento de un nuevo producto o alguna otra meta específica que necesita ser alcanzada", dice Jody Miller, fundadora y CEO de Business Talent Group, firma que ayuda a las compañías de la lista Fortune 500 y a algunas organizaciones no lucrativas a encontrar gerentes temporales. "Así que una ventaja es que sabes exactamente lo que tienes que hacer. Obtienes mucha claridad de inmediato, lo que rara vez sucede en el caso de los empleos ejecutivos ‘reales' ".

"Otra ventaja es que la gente sabe que sólo estarás ahí por tiempo limitado, por lo que no se siente amenazada por ti", dice Miller, ex ejecutiva de medios. "Puedes pasar por alto gran parte de las usuales intrigas corporativas".

En algunos aspectos, ser un jefe temporal llama a un acercamiento contrario al que se esperaría de un ejecutivo nuevo en un puesto permanente. "En general, se supone que un gerente senior recién contratado piense a largo plazo y tenga una visión estratégica", señala Richard Davis, consultor principal de la firma de desarrollo gerencial RHR. "Pero ya que sólo estarás en el puesto durante un tiempo específico, necesitas concentrarte en metas a corto y mediano plazo. Pensar en tácticas, no en estrategias".

Y añade: "El mayor error que cometen los gerentes temporales es intentar expandir el rol más allá de sus límites al hacer demasiadas cosas demasiado rápido. Si te extralimitas, terminarás como un éxito momentáneo que todo mundo querrá olvidar".

La mayor desventaja de un nombramiento gerencial temporal -en especial en el mercado laboral actual- es que es... bueno... temporal. Tom Bonney es fundador y director ejecutivo de CMF Associates, una firma de consultoría financiera de Filadelfia. "Hay tal exceso de talento en el campo financiero actual que tienes que estar dispuesto a ser en verdad flexible", dice Bonney, quien no sólo ha reunido a CFOs (directores financieros) temporales con empresas que los solicitan, sino que también les ha servido como CFO temporal a varios clientes. "En estos días, la ausencia de contrato es frecuente, por lo que podrías ser despedido en cualquier momento".

Bonney estima que sólo alrededor del 25% de los CFOs temporales se convierten en empleados permanentes. Es probable que consigas otro trabajo temporal después de que el primero termine -pero, con tantos profesionales financieros calificados en busca de empleo, tal vez no sea así. Si eso te mantendrá despierto durante las noches, tal vez es mejor que te quedes con el trabajo que ya tienes o sigas a la caza de un empleo fijo.

Pero si consideras darle una oportunidad al trabajo temporal, aquí hay algunas sugerencias:

Échales un vistazo a las compañías que se especializan en contactar a los trabajadores temporales con posibles empleadores. En los Estados Unidos, éstas van desde firmas de conjunto, como Robert Half International y Spherion, que llenan una amplia variedad de puestos temporales directivos, legales, financieros y técnicos; hasta compañías de nicho como Dice.com, un consejo laboral para personas dedicadas a las tecnologías de la información (el pasado 2 de marzo, Dice.com enlistó 23,545 ofertas de empleos tecnológicos temporales).

Conoce tu industria. "El conocimiento detallado de la industria realmente ayuda", dice Jody Miller. "Explora las compañías que sepas que han buscado a alguien por largo tiempo, y comprende qué necesidades o problemas enfrentan. Si estás calificado, llama y ofrece tus servicios en base temporal. Es cuestión de encontrar un hueco que puedas tapar". No pases por alto a antiguos empleadores o clientes, quienes ya te conocen y saben qué habilidades tienes para ofrecer. Incluso si no tienen vacantes temporales en sus empresas, podrían saber quién sí.

Participa activamente y sé visible en asociaciones comerciales y organizaciones profesionales. Dice Richard Davis, quien ocupa un lugar en el consejo de una compañía que hace poco contrató a un CEO temporal recomendado por un grupo comercial: "Las compañías que buscan ejecutivos temporales con frecuencia les piden a las asociaciones profesionales que les sugieran a alguien. Es una gran fuente de talento. Si eres conocido en tu industria, las personas te recuerdan y te recomiendan".

Cultiva las relaciones. "Vuelve a visitar a gente con la que no has hablado en algún tiempo", sugiere Tom Bonney. "Escucha realmente lo que te dicen en lugar de lanzarte sin más a hablar sobre lo que buscas. Practica el arte perdido de la conversación".

Por cierto, Bonney ofrece una buena razón por la que habituarse al trabajo temporal hoy podría ser una jugada inteligente para el futuro. "En realidad pienso que esta recesión crea un ambiente en el que más y más personas comenzarán a plantearse una serie de trabajos temporales como carrera", dice. ¿Por qué? "Con el inestable ambiente de negocios global y el cambio de estrategias y prioridades, las compañías se resistirán a contratar empleados permanentes, incluso después de que la recesión termine". La gente joven que se encuentra en las primeras etapas de su carrera "ya está hecha a la idea" observa Bonney. El resto de nosotros tal vez tengamos que acostumbrarnos.

Ahora ve
Mensajes de aliento para México desde distintas partes del mundo
No te pierdas
×