El mismo trabajo, pero con menos paga

Olviden los aumentos salariales, algunas personas estarán ganando menos dinero que el año pasado; si las empresas quieren sobrevivir tienen que cortar costos y muchas veces los sueldos deben bajar.
Desempleo profesionistas  (Foto: Archivo)
Jessica Dickler
NUEVA YORK -

Un aumento de sueldo del 3% era considerado tacaño. Ahora, algunos empleados serán felices si su sueldo no baja para el siguiente año.

No sólo lo ejecutivos de Citigroup están viendo como sus compensaciones se recortan. Más compañías están considerando reducciones salariales para recortar costos en medio de la recesión.

"Las empresas están buscando la manera de que su negocio quede intacto sin dañar la calidad y el servicio", comenta John Dooney, gerente de contratación y estratega de Recursos Humanos para la Sociedad Gerencial de Recursos Humanos (SHRM, por sus siglas en inglés).

En los últimos 12 meses el 5% de los negocios redujeron los sueldos, según una encuesta de la SHRM. Otras medidas para recortar costos incluyen bajar las horas de trabajo, limitar otros beneficios económicos, retiros prematuros y congelar los salarios.

En los próximos meses muchos empleadores considerarán cortar los salarios entre 10% y 20% como una forma de ajustar los costos en tiempos turbulentos, según Jo Prahbu, CEO de International Services Group.

"Las compañías tienen que recortar costos, si no lo hacen, quedarán fuera del negocio", dice Prahbu, "Ambos, el empleador y el empleado, tienen que aceptarlo como un hecho".

Sin embargo, para los empleados, una reducción a su salario es una pastilla difícil de tomar, incluso durante una recesión.

La primer preocupación para el 69% de los trabajadores es mantener su trabajo, sin embargo, sólo el 17% está dispuesto a aceptar un recorte para mantener su empleo, acorde a una encuesta de Adecco USA.

Tiffany Mason, casada, con dos hijos, estaba trabajando como reclutadora de una aerolínea en Orlando cuando su empleador anunció recortes de sueldo.

Aunque "era un trabajo que me gustaba mucho, en ese momento yo no podía aceptar el recorte, ya vivía esperando cada cheque", explica Mason.

Mason decidió renunciar y ahora trabaja como reclutadora para una pequeña firma de tecnología. Dice que el trabajo es relativamente estable pero, por la actual situación, teme por el futuro.

"Es muy frustrante cuando uno trabaja arduamente para obtener su ingreso y de repente, ya no se puede", dijo.

Muchos empleados comparten ese sentimiento, asegura Bernardette Kenny, líder de posicionamiento de la agencia de colocación Adecco Group en Estados Unidos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

"Lo primero que los empleados deberían entender es que a las empresas no les gusta hacer eso", comenta Kenny.

"Este intento de quedarse con los empleados en lugar de despedirlos es todo un fenómeno, a las organizaciones aprecian el talento de su gente y están haciendo todo lo posible para retenerlo", asegura.

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×