Sobrevive a un trabajo que odias

Puede que no sea el empleo ideal, pero debes esforzarte en mantener la fuente de tus ingresos; expertos recomiendan ayudarte con la motivación, manejo del estrés y la relajación.
Encontrar el balance entre tu trabajo y tu vida personal no  (Foto: Dreamstime)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tener un trabajo que no te satisface afecta al desarrollo de tu carrera, pero también puede ocasionarte problemas de salud, según la opinión de consejeros laborales. "Lo importante está en sentirse satisfecho con lo que se hace, aunque sea tu forma de vida, más importante que ganar dinero es ganar tranquilidad y evitar enfermedades ocasionadas por el estrés", asegura el consultor empresarial y profesional en Desarrollo Humano, Helios Herrera.

Mantenerse en un trabajo implica más que satisfacción personal, es común que sea imposible renunciar porque es la principal (y única) fuente de ingresos, porque no se ha conseguido nada mejor, por la crisis o simplemente se espera una mejor oportunidad, señala la especialista en manejo de Carrera, Daniela de León.

Para que la vida laboral sea más llevadera lo más importantes es mantenerse motivados, pues el trasladar los problemas y frustraciones del trabajo a la casa, las consecuencias pueden ser desastrosas.

A continuación, algunas de las recomendaciones de los expertos:

1. Ponte objetivos semanales: las metas deben ser personales para que sea más fácil motivarte. El estrés en algunos casos es benéfico, pero en grandes dosis provoca severas alteraciones en la salud, dice la especialista en manejo del estrés, Rachel Yehuda. Incluso si no te gusta tu trabajo, debes encontrar algo que te haga feliz y te mantenga ocupado y motivado.

2. Haz diario algo que te ayude a alcanzar tus metas: puedes escribir en tu agenda una tarea específica, como hacer networking para promocionarte en otros lugares o consultar libros que te ayuden en el cambio de área laboral.

3. Al mal tiempo, buena cara: Rachel Yehuda recomienda tomar un tiempo de relajación antes de salir de casa, ya sea por medio de una ducha relajante, escuchar música o simplemente meditar. "Algunas personas mejoran su humor con el sólo hecho de beber un café recién hecho", señala la experta. También puedes hacerlo en la oficina, donde deberás cerrar los ojos y hacer respiraciones profundas para propiciar la oxigenación del cuerpo.

4. Hazlo divertido: el principal lugar de estrés es la oficina, así que prueba con pequeños detalles que te hagan sentir mejor. "Puedes contrarrestar la sensación de claustrofobia y las molestas llamadas con colocar tu foto favorita donde la puedas mirar siempre, tener una maceta o escuchar tu música favorita, siempre y cuando no moleste a tus compañeros. También funciona tomar un té relajante", afirma De León.

5. Mantén la calidad en tu trabajo: aunque no estés a gusto con lo que haces, debes conservar tu empleo y desempeñarte como un profesional. Puede que tu salario sea injusto, pero nunca sabes cuándo necesitarás que tu actual empleador te recomiende. "Esta es una meta personal muy importante. Cumple tus objetivos y velo como un recurso para tu búsqueda laboral futura, podrás demostrar tu capacidad", aconseja la directora general de Hewitt México, Rosa María Farell.

6. No hay mal que dure 100 años: aunque te parezca eterna, esta situación no puede durar para siempre: "Es necesario convencerse de que en el futuro vienen una carrera brillante, y trabajar para conseguirla", dice Herrera. No desperdicies tu energía en quejarte,  recuerda que eres el único capitán de tu barco y por lo tanto, decides el rumbo. Relájate sabiendo que el día que decidas hacer un cambio lo lograrás, finaliza Herrera.

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×