Tu imagen te puede llevar a la cima

Para conseguir tus metas laborales y persuadir al jefe más incrédulo, una buena imagen es la clave; el secreto está en complementar tus habilidades proyectando seguridad, confianza y liderazgo.
No desdeñes el poder que tiene la proyección de tu imagen en  (Foto: Archivo)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Pasar de patito feo a un cisne en la empresa requiere más que una buena actitud y habilidades profesionales. Tu imagen también cuenta y cuenta mucho. Proyectar una imagen que dé seguridad, confianza y liderazgo, es fundamental para ganar la aceptación de quienes determinan el alcance de tus metas en los negocios, explicó el consultor en Imagen Pública y director de Imagen Excellence, David Navarro.

"En el mundo laboral siempre hay oferta y demanda, por lo que el ganador será aquél que logre colocarse como la mejor opción. Esto implica tener los conocimientos y habilidades necesarios, pero también la imagen adecuada", agregó el experto.

Con el fin de llegar a la imagen que te permita alcanzar los objetivos laborales mediante la persuasión, la consultora creó PlanImagen 360º, que incluye estrategias personalizadas y asesoría permanente para hacer de ésta una herramienta que facilite el logro de metas.

El primer paso de un cambio integral de imagen es hacer un diagnóstico de la situación actual del cliente, en donde se le muestran sus áreas de oportunidad y qué debe modificar para obtener una imagen profesional de mayor nivel.

"Es necesario que la persona esté convencida de aplicar este plan y las estrategias que se le asignen, pues el 70% del cambio depende del cliente, el 30% restante recae en la consultoría", añadió Navarro.

La duración para que el proceso sea efectivo debe ser de mínimo un mes, y puede extenderse hasta 3 meses o un año, dependiendo de las metas que el cliente se proponga.

El costo también varía según las áreas que haya que atacar. El precio más bajo es de 6,000 pesos para quien sólo necesita una asesoría y que tiene un objetivo muy próximo.

Para alguien que requiera un cambio de imagen, guardarropa, maquillaje profesional y habilidades para hablar en público, el monto oscila entre 40,000 y 60,000 pesos.

No todas las personas son aptas para este plan, por lo que durante la primera cita y mediante un diagnóstico, pueden recomendarse otras alternativas.

"Hay quienes creen que dominan el manejo de su imagen, pero he tenido clientes del ámbito político que ni siquiera saben tomar una copa, usar los cubiertos o portan plumas desechables. Estas actitudes hablan de poco profesionalismo y proyectan una imagen negativa", afirma el consultor.

Imagen de 360º

Para dominar una imagen persuasiva y un magnetismo que convencerá hasta al más incrédulo de los clientes o jefes, Navarro te da algunos consejos y ejemplos de cómo este plan ataca diferentes áreas:

1. Identificación de la personalidad: generalmente la gente se describe con cualidades genéricas, como "soy honesto, sincero o profesional", pero no identifican qué los hace diferentes a los demás, dice el consultor. Para que una imagen sea verdaderamente exitosa, Navarro asegura que debe cumplir tres reglas: congruencia con la personalidad, tener un objetivo que ad hoc a la imagen que se quiera proyectar y congruente con lo que el público objetivo espera de esa persona.

2. Perfeccionamiento de la imagen: algunas personas se acostumbra a dar demasiadas órdenes y parecen tiranos, por lo que es muy difícil obtener el respaldo de los subordinados. "En el pedir está el dar", así que si deseas ganar la simpatía y confianza de tu equipo de trabajo, debes comenzar por cambiar esta actitud. 

3. Analiza tu guardarropa: nos guste o no, la forma de vestir proyecta nuestra personalidad, así que si deseas verte como un ejecutivo de alto nivel, debes comenzar a vestirte como uno. "Analizamos la ropa y se descarta la vestimenta que no favorece el logro de los objetivos". Recuerda que en tu imagen recae la de la empresa.

4. Dress code: no es lo mismo ir a un coctel de negocios que a un desayuno o una junta formal, así que debes vestirte para cada ocasión. Si tienes una cita importante, viste un atuendo que te haga sentir cómodo, pero que no te reste importancia. En este caso, la ropa es un arma que sirve para proyectar seguridad, autoridad, liderazgo y control.

5. Personal shopper: como si se tratara de un programa de TV, el PlanImagen 360º incluye ir de compras con un consultor profesional que te ayudará a elegir las prendas correctas según tu personalidad, puesto, forma de cuerpo, tez y necesidades. El objetivo de ello es proyectar la mejor imagen según las características físicas. Para renovar por completo el guardarropa, es necesario invertir al menos ocho horas y tener mínimo 20,000 pesos.

6. Maquillaje profesional: de nada sirve tener un atuendo impecable si no concuerda con el maquillaje, así que la asesoría es indispensable para este complemento. Las mujeres deben utilizar tonos y técnicas adecuadas dependiendo del tipo de evento, hora y época del año. "Un profesional les enseña qué técnica usar y cuándo, y les da clases de maquillaje ejecutivo, social, de noche o gala", apunta el directivo de Imagen Excellence.

7. Lenguaje corporal: este aspecto va de la mano con una imagen física atractiva, esto no quier decir que seas o no guapo, sino que debe haber armonía entre tu vestimenta, personalidad y tu expresión corporal para proyectar que eres un ganador.

8. Liderazgo y desarrollo en habilidades directivas: es importante que pongas atención en tu trato, autoestima la forma en que te comunicas verbalmente.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

9. Marketing personal y de producto: cuando es necesario hablar ante clientes, grandes auditorios o tu jefe, debes ser persuasivo para convencerlos de que es el mejor producto o encaminarlos a tomar decisiones que te beneficien. "Es importante que sepan manejar y controlar la toma de decisiones bajo presión, porque el que se enoja pierde", señaló Navarro.

10. No olvides el protocolo: finalmente, debes recordar que por muy bueno que seas en los negocios, nadie perdona una mala educación. Nunca olvides pedir las cosas con cortesía, pues no existe nada más desagradable que un ejecutivo prepotente. Las reglas para una imagen profesional también deben aplicarse en reuniones de estado y sociales. Ocúpate de saber desde cómo tomar correctamente una copa de vino, qué cubiertos utilizar y cómo comportarte durante una reunión. "Aunque seas invitado por un cliente o tu jefe a una boda, no olvides que sigues representando a tu empresa, así que olvídate de las borracheras y situaciones embarazosas", finaliza Navarro.

Ahora ve
Harry Potter cumple 20 años
No te pierdas
ç
×