Analiza tus fortalezas laborales

Conocer tus talentos te ayudará a aprovechar oportunidades en la búsqueda de empleo; examinar tus puntos débiles puede ser útil para llegar mejor preparado a una entrevista.
seguro-empleado-hombre-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Qué tienen en común los profesionales que sobresalen? La respuesta es concreta: conocen sus talentos y saben dónde y cómo aplicarlos, "pero, aproximadamente, sólo uno de cada cinco personas sabe identificar esas fortalezas", refiere una investigación de la organización Gallup.

En un escenario laboral como el actual, es vital que los profesionales sepan cuáles son sus fortalezas y debilidades, y cuáles las del grupo donde se quiere desempeñar, "así evitamos empleados a disgustos que van de un puesto a otro y pueden ser despedidos porque no se ajustan a las demandas de la empresa", comenta Carlos Vargas, director de Management Career Consultant de Shore Asociados,

Para descubrir si una empresa se ajusta a tus necesidades y qué valor agregado le puedes aportar, una buena herramienta es el análisis SWOT (Strengths, Weakneses, Oportunities, Threatens, por sus siglas en inglés), que en español es conocido como FODA:

"Esta recurso te ayuda a enfocar tus actividades en áreas donde tienes mayor potencialidad y a evitar aquello que amenace tu desempeño. Por otra parte, te da la certeza de que al momento de evaluar una propuesta de trabajo no se te olvidarán aspectos relevantes, porque obliga a responder puntos fundamentales de la empresa a la que aspiras entrar", explica Roberto Bradford, autor del libro "Planeamiento Estratégico Simplificado".

El SWOT se divide en dos: un análisis de los aspectos o perspectiva interna (fuerzas o debilidades) y otro de factores que son externos (oportunidades y riesgos). A continuación una sencilla descripción de los conceptos que integran este análisis:

- Fortalezas: se trata de características distintivas que te hacen único para un puesto, y que hacen de la empresa a la que quieres ingresar la mejor opción. Ejemplo: Si se trata de una plaza de relaciones públicas háblales de cómo darás mejores resultados (y cuantificables) al cliente y no sólo que tienes una base de datos de medio (eso se da por hecho).

- Debilidades: son aspectos que provocan una posición desfavorable frente la competencia. Carencia de ciertos recursos. Ejemplo: que no domines el inglés cuando quieres entrar a un grupo trasnacional.

- Oportunidades: son aquellos factores que tú o la empresa puede explotar a su favor. Ejemplo: regresando al puesto de relaciones públicas, piensa en qué otras oportunidades puedes ofrecer, aparte de conseguir una publicación, como crear una estrategia para acercarte a otros mercados que son de interés para tu cliente. 

- Amenazas: Son situaciones que provienen del entorno y que pueden atentar contra ti o la empresa. Ejemplo: que el grupo en el que te quieras contratar pase por una fuerte crisis y el día de mañana te pueda despedir por falta de recursos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En opinión de Carlos Vargas, además de que esta herramienta ayuda a identificar cuáles son las características de una compañía o persona, también funciona cuando se está decidido a establecer un negocio propio. "Sirve perfecto al diseñar el plan de negocios, porque te ayuda a analizar con lujo de detalle los pros y los contras, para evitar equivocarte en esta decisión. Además, es una herramienta útil para explicar a inversionistas y clientes la misión de tu proyecto", afirma.

Ahora que tienes en tus manos este recurso para evaluar tus prospectos profesionales, no dejes pasar la oportunidad de identificar aquellos puntos fuertes que puedan convertirse en oportunidades.

Ahora ve
Los ricos en Estados Unidos se vuelven más ricos, salvo Donald Trump
No te pierdas
×