MBA, un arma para ser más rentable

Estudiar un “master” enseña a ejecutivos a anticipar escenarios y reducir los efectos de una crisis; estos conocimientos son altamente demandados, según la Kellogg School of Management.
estudiante-mujer-JI.jpg  (Foto: Archivo Jupiter Images)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Realizar un master (MBA /EMBA) ayuda a los ejecutivos a desarrollar dos habilidades, muy valoradas y rentables en lo laboral. La primera es aprender a tomar decisiones globales (considerando todos los aspectos de una organización) y, segundo, saber reducir riesgos para manejar una crisis en forma efectiva.

Estos programas se consolidan en el ámbito corporativo porque la remuneración de un ejecutivo, después de estudiarlos, puede aumentar al menos un 80%, según estudios realizados por Kellogg School of Management, de la Northwestern University (www.kellogg.northwestern.edu/), en Chicago, Estados Unidos.

"Si ves las compañías en todo el mundo, encuentras que lo que la gente necesita hacer bien hace 20 años no es lo mismo ahora. Hay que reinventarse y buscar la ventaja competitiva. Para ello, la acción está en la educación. La gente debe saber reducir riesgos; ahí es donde hemos fallado en la crisis actual, y es justo lo que queremos enseñar a los estudiantes", dijo en entrevista el decano del Kellogg School of Management, Sunil Chopra.

Un ejemplo claro, a nivel global, se dio cuando la industria automotriz de Estados Unidos debió migrar su producción a México.

"Necesitaba reinventarse, no era posible hacer lo mismo que cuando producía en Asia". Para esos procesos, se requiere de profesionistas capacitados, añadió Chopra.

Abierto al mundo

Esta institución, que inició operaciones hace un siglo, atiende a casi 52,000 exalumnos, originarios de 40 países.

¿El común denominador en ellos? "Piensan en forma global y en acciones con impacto duradero. En tiempos difíciles, como el panorama actual, es fundamental el tema de valores y la ética.

"La crisis económica (por ejemplo) fue causada por gente de ‘mente angosta', pero de esto se aprende, y es algo que puede evitarse si la persona, además de conocer su área, identifica todos los aspectos de su organización y piensa cómo contribuirá, con su hacer, en su comunidad", expresó Chopra.

En sus aulas, son comunes los proyectos de alumnos con un enfoque de responsabilidad social, característica que el decano describe como un valor vital y de alto reconocimiento en las empresas.

Es el caso de un estudiante estadounidense, quien trabajando en Microsoft, creo un salón de lectura donde niños de menos recursos reciben educación. Y de México, un estudiante desarrolló un concepto de granja de cría de peces que pudiera convertirse en generadora de empleos.

El trabajo en equipo es un requisito obligado en los programas de Kellogg School, y una habilidad que todo estudiante debe desarrollar para multiplicar su impacto en la empresa y mejorar resultados.

Por ello, el laboratorio global y el de sustentabilidad son dos de sus principales herramientas de enseñanza práctica. "A través de éstas los alumnos hacen proyectos en equipo con compañías en los diversos continentes. Están en comunicación virtual con la empresa  y con otros compañeros en todo el mundo, tenemos el grupo de red social más grande (en este ámbito)", añadió el también co autor del libro Managing Business Process.

También, los alumnos pueden tener una estancia por un periodo de tiempo en una organización, así aprenden lo que está "detrás" de ellas, y se entrenan en anticipar escenarios.

Estrella de la corona

Para esta institución, el país representa uno de sus mercados potenciales no sólo por la recepción de estudiantes y ejecutivos, también por el nivel de comercio que existe entre ambas naciones.

"Hace 25 años, el valor más importante en México eran sus costos bajos, ahora se potencia otra ventaja: la cercanía". Eso significa "que puede dar una respuesta rápida, así que en función de estrategia de negocio siempre hay que incluir a este país. En Miami empezamos operaciones hace cinco años con la idea de que fuera más conveniente para los ejecutivos de América Latina, sobre todo los mexicanos", puntualizó Chopra.

Actualmente, entre el 25 al 30% de los adscritos a los programas de la institución educativa en Miami, provienen de Latinoamérica. De México, aparecen en esa lista ejecutivos como Fernando Chico Pardo, presidente del Consejo de Grupo Aeroportuario del Sureste.

Aunque ésta (como la mayoría de las instituciones educativas) tuvieron un impacto por la crisis en cuanto al fondeo a sus programas, vieron "la manera de generar valor agregado para ‘refrescarse', dar un plus y continuar recibiendo apoyos. Una herramienta fue llevar a la institución a invitados distinguidos, como premios Nobel de Economía", describió el académico.

Como parte de las celebraciones de sus 100 años de operaciones y para retroalimentarse de las necesidades de sus ejecutivos, la Kellogg Scholl desarrollará actividades en México y en otras de sus sedes de Londres y Shangai, China.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×