La crisis alcanza a las universidades

Instituciones educativas privadas resienten la pérdida de alumnos, y han elevado sus colegiaturas; han entrado en contacto para estudiar descuentos para alumnos con carreras a punto de culminar.
El grupo de universidades privadas estima que su matrícula d  (Foto: Archivo)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las instituciones educativas privadas pueden registrar una disminución en matrícula que, actualmente, es de 400,000 alumnos, debido a la actual crisis, refieren datos de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES).

"Aunque los nuevos ingresos a esas universidades han permanecido, la deserción en los semestres o cuatrimestres avanzados es evidente", explicó el director de esa asociación, que agrupa 109 escuelas, Guillermo Velasco.

En Estados como Durango se observó una reducción en el número de alumnos hasta de un 5%, de acuerdo con información de la Universidad Autónoma de esa entidad.

Según la FIMPES muchas instituciones "analizan números" para descartar los aumentos en cuotas y establecer algunos descuentos, sobre todo, a estudiantes en semestres o cuatrimestres avanzados.

La recesión económica y laboral producto de la crisis, aunado a la contingencia sanitaria que se vivió en 2009, hizo que algunas instituciones voltearán a ver sus programas de estudio para realizar algunos ajustes. 

"En el caso de la matricula, encontramos que aunque la situación fue difícil, los jóvenes y sus familias buscaron la forma de seguir pagando sus estudios para no dejar esa parte trunca. Como universidad tuvimos que replantearnos de qué manera tener más modelos de financiamiento para que el estudiante decida hacer su carrera aquí" y no en otro centro, comentó el rector del Tecnológico de Monterrey, campus ciudad de México, Juan Manuel Durán.

Si bien, la cuestión financiera pudiera ser una limitante para elegir una educación privada, el rector de esa casa de estudios aseguró que "muchas personas siguen haciendo el esfuerzo, el cual debe respaldarse, porque dicen: ‘al elegir cierta escuela busco aquella donde exista alguna garantía de contar con un buen trabajo (...)' y la institución se ha preocupado por fortalecer sus programas para que así sea". Con las becas a alumnos de alto desempeño su la matricula incrementó un 5%, con todo y crisis.

La contingencia sanitaria fue otro de los temas que preocupó no sólo a empresas, sino también a instancias académicas. Al respecto, el director afirmó: "no estábamos preparados para abordar esos temas de salud, y las universidades tienen" (o deberían tener) una gran relación con esos aspectos porque "son las encargadas de preparar  a especialistas en ese tipo de eventos".

El estado de alerta por el virus de influenza AH1N1 "nos aportó a las escuelas otra enseñanza: hay que estar preparados tecnológicamente, como soportes para reaccionar rápidamente".

El empleo de descargas de contenidos por blackberry ayuda en esos momentos a continuar con la enseñanza del alumno, de ahí la importancia de tener alianzas con las empresas para proveer a los estudiantes de tales equipos, subrayó el entrevistado.

Para esta institución, las constantes crisis que vive México, en particular la que inició en 2008, los condujo a "repasar su modelo de formación. Se analizó la parte económico-social con representantes de la industria para ver qué sucede afuera, qué vivirán los alumnos", aclaró el rector.

"Estos temas ya estaban vistos, pero la mala situación económica nos ayudó a decirle a los estudiantes ‘tomen conciencia, al salir ¿por qué no buscas una opción de generar tu propia fuente de trabajo? Se acercaron muchos ex estudiantes para que los ayudáramos con su negocio. Tuvimos más demanda en las incubadoras desde 2008. También se reforzaron los conocimientos de cómo ser emprendedor en una organización".

¿Y la ética?

En opinión del director, otra cuestión crucial a partir del panorama que se vive en el mundo empresarial es la ética. Eso significa "desde aprender a generar mayor autoconfianza en uno mismo, hasta tener más responsabilidad dentro de la comunidad donde se desempeña".

Como empleado te enfrentarás a diferentes decisiones riesgosas, "y hay que entender que toda acción tiene cierto impacto, los jóvenes necesitan tomar conciencia de eso, y las organizaciones están en busca de quienes comprendan eso, trabajen en equipo, tengan una buena relación con sus compañeros, entre otros factores", detalló el especialista.

Para Carmen Beatriz López Portillo, rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, los efectos de la crisis apuntan a otro escenario: "muchos chicos en el país no están terminando ni la secundaria. Uno de cada 5 estudiantes está en condiciones de entrar a una universidad pública o privada, el resto se queda fuera por cuestión económica".

Por ello hay que pensar en alternativas para que la gente tenga otras opciones. Las herramientas son varias, desde tener una política educativa para que la persona pueda continuar sus estudios y que la situación de crisis "no los saque", hasta fortalecer el sistema público, trabajar en instancias tributarias para las escuelas privadas, que a su vez deberá reforzar sus esquemas de apoyo para el estudiante.

"La situación de los jóvenes que no están en escuela ni tienen posibilidad de trabajo es un escenario de desesperanza, incluso de criminalidad, y por ello el país tiene los escenarios que tiene".

Respecto a la formación de los alumnos, "los problemas económicos dejan la lección de preguntarse cómo se orienta a los jóvenes desde su formación, para responder a lo que se enfrentan en su sociedad".

El caso de México, señaló, existen unos 7 millones de analfabetas, "en el servicio social existe una fuerza de apoyo importante para ayudar a abatir ese problema. Hay que crear conciencia en el joven, que sepa que dentro y fuera de la universidad, al ser un empresario, deberá pensar en cómo ayudar a la sociedad. Si la mayoría de las escuelas (en total son unas 1800 privadas) apoyaran en ese indicador, en 5 años se podría salir del gran problema que representa para el país esta situación".

De acuerdo con la rectora, muchas compañías solicitan a profesionistas con un perfil particular "que sean personas leales, capaces de trabajar en equipo, de investigar y dar respuesta a distintos escenarios. Se toman las habilidades de conducta más que los conocimientos profesionales".

Beatriz López advirtió: "Si vemos que está siendo una petición constante, entonces también hay un trabajo muy grande que hacer en ese terreno, (en la ética)". Los hechos están marcando nuevas formaciones, aquellas donde al joven se le enseña que, si bien está en una sociedad competitiva, los triunfos no se miden sólo al ‘imponer'. El profesionista debe entender que lo importante, y ya se ha visto en resultados de encuestas laborales es que se valora a la persona capaz de comprometerse con los problemas de otros, que aprende a escuchar y ser incluyente.

La Universidad del Claustro registró este semestre un aumento de 4% de nuevo ingreso, "eso se debe a que el aspecto financiero también te deja en la situación de hacer más fuerte los apoyos económicos".

Para ellos, como otras instituciones privadas, la crisis les ha representado una oportunidad, debido al alto número de alumnos rechazado de las universidades públicas y a "que la gente buscará opciones ‘no tan caras' que pueda pagar", dijo Carmen López Portillo.

Ahora ve
Autoridades venezolanas detienen a 6 directivos de Citgo, filial de PDVSA en EU
No te pierdas
×