Giro de 180 grados para buscar trabajo

Si tienes varios meses sin encontrar una opción laboral llegó el momento de replantear tu búsqueda; expertos sugieren redefinir tu currículo, personalizándolo para cada puesto al que apliques.
mujer-busca-empleo-trabajo-periodico-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La economía mexicana se abrirá a unos 350,000 o 400,000 empleos nuevos, según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social; pero eso sólo sucederá si el país crece un 3% este año. Por lo pronto, es momento de cambiar tu estrategia de búsqueda de trabajo si aún no cuentas con una plaza.

La recesión ha dejado numerosas lecciones. Los profesionistas que han vivido esos problemas económicos responden con mayor experiencia; saben cómo moverse para conservar el empleo o en qué momento saltar a otro. "Pero cuando te despiden, sin importar la edad o el puesto, se llega a tal desconcierto que la mayoría de no sabe cómo replantear su búsqueda para encontrar otra alternativa", explicó Arturo Álvarez, académico por la Universidad Pedagógica Nacional.

" Cuatro de cada 10 personas que pierden el trabajo piensa que no tendrá otra opción rápidamente". El temor y el estrés puede ser la primera reacción, lo cual no permite pensar en los recursos que tienes para encontrar otra fuente de ingreso, refiere una encuesta de percepción de desempleo realizada por la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos.

Otro estudio de la bolsa de trabajo Bumeran, realizado vía Internet entre 700 personas, revela que la mayoría no tiene suficientes ahorros para subsistir por una larga temporada al ser despedido, lo que incrementa su angustia. En México, el 33% dijo que su "guardadito" le alcanzaba para una semana o menos, y el 28% podría sobrellevar sus gastos sólo un mes.

¡Ahora de replantear la estrategia!

Puede ser que lleves varios meses con tu currículo en mano sin encontrar un espacio disponible. La situación en sí misma es complicada pero no debes bajar la guardia, al contrario, es el momento de replantear cómo estás haciendo la búsqueda y detectar dónde están los errores. La directora de Trabajando.com México, Margarita Chico, sugiere lo siguiente:

Revisa tu currículo (CV): este documento es tu carta de presentación, por lo tanto es necesario que refleje todo lo que sabes hacer.

- Reelabora tu CV y fijate en la sección de "adicionales", es decir, destaca todos los cursos, seminarios, talleres y estudios de posgrado, además de la experiencia laboral que tengas. Además puedes destinar unas líneas a explicar tus fortalezas para el cargo al cual estés aplicando en ese momento.

- No menciones experiencia o cursos con nula relación con la vacante para la cual postulas. Lo mejor es concentrarte en aquello que respalde tus virtudes para ocupar el puesto. Si te percatas que faltan conocimientos específicos o necesitas aprender un segundo idioma, busca la manera de cubrirlo con otra habilidad que requiera la vacante.

- Es importante que ese conocimiento del cual careces lo desarrolles en algún momento. Si estás desempleado, y no tienes muchos recursos, pregunta por apoyos económicos u opciones más baratas (y no por ello de menos calidad) donde puedas entrenarte.  

2. Redefine tus metas: pareciera que al tener una temporada sin trabajo, tienes bien definido en donde buscarás la siguiente oportunidad, pero eso no siempre es así.

- Debes pensar a dónde quieres llegar, cuál es el cargo que buscas y en qué área te gustaría colaborar una vez que encuentres ese trabajo. Tiendo esto claro puedes modificar ciertos apartados de tu currículo.

- A veces se tienen los conocimientos necesarios para aspirar a cierto trabajo, pero quizá no estés mostrando tu experiencia de la mejor manera, por desconocer tus metas y no saber cómo venderte para llegar a ellas.

- Por lo regular se cree que un CV repleto de datos se ve mejor (con todos los proyectos de consultoría donde has colaborado). Existen casos en que esto puede jugar en tu contra al no mostrar un enfoque concreto acerca del puesto al que te postulas. Lo recomendable es que prepares un documento y una presentación verbal  para las distintas ofertas a las que aplicarás, y refuerces en la entrevista la experiencia que guarda relación directa con la plaza deseada. 

3. Fortalece la entrevista: cuando te llama una empresa no debes dejar de lado ningún detalle, la primera impresión es muy importante.

- Buscar información de la empresa ya es algo considerado prioridad, no puedes darte el lujo de acudir al encuentro sin saber qué hace el grupo, cuál es su visión y misión, sus clientes, y competidores, entre otros datos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

- La sesión de preguntas y respuestas es todo un arte en el que necesitas adiéstrate, prepara algunos indicadores que confirme tu interés en la plaza, como: ¿cuáles son tus expectativas para este trabajo?, ¿cuál es la dinámica laboral que se lleva en esta empresa para la vacante que se oferta?

- Prepárate para contestar a cuestionamientos como: ¿por qué postulaste a nuestra oferta de trabajo? ¿Qué aportarías a esta empresa? ¿Cómo lo harías?, ¿cuáles son tus principales defectos y virtudes? ¿Cuál es tu experiencia relacionada con el puesto? ¿Por qué quieres cambiar de trabajo o por qué estás desempleado?

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×