¿Ser consultor después de un despido?

Muchas empresas decidieron no recurrir a los despidos masivos y optar por los asesores externos; si estas en esta situación, debes saber cómo autopromocionarte y dónde encontrar más clientes.
mujer-busca-empleo-trabajo-periodico-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Anne Fisher
NUEVA YORK -

Con la reciente ola de despidos, algunos empleadores optaron por no deshacerse por completo de sus trabajadores, sino considerar recontratarlos como asesores externos, un punto benéfico para ellos, pues al menos pueden seguir laborando mientras encontraban otro puesto. Varios de estos nuevos consultores disfrutaron la idea de ser independientes, e incluso consideraron adoptar su nueva actividad como una carrera a parte. Ahora, muchos de ellos piensan que no deben depender de una sola empresa como clientes, sobre todo, si creen que el trabajo ahí está por terminar. Con tiempo suficiente en el sector y algunos contactos pueden encontrar nuevas firmas para prestarles sus servicios.

"La clave de las consultorías, si quieren tomarlas como un modo de vida a largo plazo y no como una actividad entre empleos, es hacer que el trabajo fluya cuando ya están en laborando", dice Kate Wendleton, presidenta a nivel nacional de la empresa de consultoría laboral Five O'Clock Club. "Varios consultores olvidan colocarse en el mercado mientras su trabajo está por terminarse".

Wendleton agregó que "existe una gran comodidad en ser contratado de nuevo por tu antigua empresa, y es un gran atractivo comercial poder acercase a otros empleados, pero para que esto dure, es necesario hacerse de más clientes".

Si aún tienen tiempo antes de que termine su último proyecto, y si ya tienen algunos contratos industriales establecidos, se puede decir que el inicio pinta bien. Su primera tarea es crear una lista detallada de las personas que toman las decisiones en su campo en las compañías que puedan ser clientes potenciales. "Ésta es la parte más difícil", dice Wendleton. ¿Por qué? "Idealmente necesitarán entre 200 y 400 de estas personas, así que tendrán que hacer una exhaustiva investigación". 

Para identificar a estas personas es necesario hacer búsquedas en la red e indagar en la prensa comercial de su actividad, en la prensa general, en LinkedIn, en listas de conferencias industriales, en redes sociales personales (porque todos conocen a alguien) y en cualquier otra fuente que puedan encontrar.

Al mismo tiempo, hay que crear un folleto, ya sea impreso o en versión electrónica o en ambas, el cual indique quién eres y qué haces. "Esto debe ser una descripción concisa de sus habilidades especiales y sus logros, incluyendo aquellos obtenidos en sus empleos de tiempo completo", dice Wendleton. Después deberán actualizarlo trimestralmente, eliminando los logros más antiguos para remplazarlos con los nuevos, y enviarlo a 200 o 400 personas de su lista.

"Para cada correo trimestral, pueden esperar unas ocho o nueve respuestas que digan "vamos a hablar", dice Wendleton. "Incluso si sólo dos o tres de esas conversaciones producen algo de trabajo, es suficiente para que se mantengan ocupados".

Pueden acelerar ese proceso eligiendo aproximadamente 20 de los prospectos más prometedores de su lista de contactos, y pueden pedirles que accedan a reunirse con ustedes incluso antes de enviar el folleto. "Con este grupo selecto deben ser muy cuidadosos y ser muy específicos con respecto a lo que pueden ofrecerles", aconseja Wendleton. Por ejemplo, si descubren que una compañía está expandiendo su negocio a una zona en la que ustedes tienen cierta experiencia, mencionen cómo se ajustan sus servicios a esa zona en particular.

Deja que el mundo te vea

Otra forma segura de atraer nuevos negocios es dictando conferencias o impartiendo cursos. "Los consultores temen que si hablan en grupos locales o si imparten clases en, por decir algo, la Asociación Estadounidense de Administración, estarán regalando toda la información, pero no es así", dice Wendleton. "Si dan a conocer información valiosa, la gente pagará para recibir más". Claro que deben asegurarse de que su público cuente con un folleto y la información de contacto junto con cualquier otro material que ofrezcan.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Si esto les parece un gran esfuerzo, es porque lo es, pero una vez que hayan creado una base de clientes fuerte, como Wendleton dice, la voz correrá rápido y "un empleo lleva a otro. Tal vez terminarán consiguiendo un ‘trabajo de verdad' en algún punto, y después tendrán que decidir si lo toman o no".

Cuando de auto-promoverse se trata, PricewaterhouseCoopers ofrece una tutorial interactivo gratuito para aprender a construir una marca personal, la cual comenzará el lunes 22 de febrero. La serie de cinco partes de talleres en línea cubrirá temas como la creación de plataformas y cómo articular los objetivos laborales a largo plazo frente a sus entrevistadores. Holly Paul, jefa de reclutamiento en la firma, dice que el curso está diseñado para "ayudar a los estudiantes y a otros buscadores de empleo a ser contratados, ya sea aquí o en otro lugar".

Ahora ve
El Model S de Tesla dejó más que sorprendido a este hombre de 97 años
No te pierdas
×