Yo soy mi mejor jefe

5 de cada 10 empleados están interesados en desempeñarse como un trabajador independiente; para triunfar en este modelo hay que identificar un mercado y responder a sus necesidades.
empleo independiente casa hogar trabajo  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La incertidumbre económica ha causado una tendencia cada vez mayor hacia el trabajo autónomo. De ahí que uno de cada cinco empleados opera bajo este modelo, y cinco de cada 10 esté interesado en hacerlo, según los resultados de una encuesta realizada por la consultora y proveedora de soluciones para la fuerza de trabajo, Kelly Services.

El aumento de trabajadores autónomos es más evidente en Norteamérica, donde un 26% se ubica en esta categoría, en comparación con el 19% de Asia Pacífico y 17% de Europa. La encuesta, realizada entre 134,000 personas de 29 países, también señala que a un cuarto de los participantes le gustaría crear su propia empresa, siendo los trabajadores jóvenes los más propensos a emprender un proyecto.

"La recesión económica ha dado lugar a una nueva forma de pensar acerca de las carreras y la seguridad laboral. Muchas personas han visto desaparecer sus puestos de trabajo y ahora quieren hacer algo que les permita tener un mayor control de su carrera", expresa la vicepresidente ejecutivo y director de operaciones de Kelly Services, George Corona.

En el caso de México "muchos profesionistas viven una decepción porque se percatan que sus empleos no se traducen en la aportación que les puede dejar tener su negocio. Se preguntan ‘¿por qué trabajar tantas horas si el salario es menor a optar por otra actividad que, además, será mi propio proyecto y en donde yo puedo tener un control de mis tiempos, ingresos y hasta crecimiento", explica el académico y maestro en educación de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Pedro Garcia.

Antes las escuelas superiores se enfocaban en dar una formación universitaria para que los egresados entraran a una firma, eso ha cambio por completo en el país, en especial con los problemas económicos, así que ahora la tendencia son los emprendedores, ellos deben pensar en tener su propio negocio, añade la  académica de la FES Cuautitlán, de la UNAM, Patricia Eugenia Santillán.

Pedro García explica que "no hay edad para iniciar el negocio", en el país lo mismo lo hace un empleado que fue liquidado que un egresado, la clave es empezar de manera formal. Es decir, si no eres contador pero sabes que requerirás a este elemento, hay que buscar un experto y no intentar cubrir todas las funciones; incluso, puede ser otro freelance. Lo importante es tener bien definido tu mercado, saber a qué necesidad responde tu oferta y seguir capacitándote, eso garantiza que más adelante o de entrada puedas solicitar un apoyo económico.

¿Quién se apunta?

La encuesta de Kelly Services indica que la generación de baby boomers (entre 48 y 65 años) representa la más recurrente en este esquema laboral, aunque ese deseo de tener una profesión más flexible e independiente es compartido por la generación ‘X' (30-47 años) y la' Y' (18-29 años). Los hombres son más propensos que las mujeres a trabajar por su cuenta y a tener deseos de iniciar su propio negocio.

Los resultados del estudio indican que un 20% de los participantes se desempeña fuera de la relación laboral tradicional, como consultores y freelances en diversas áreas. El 28% en este modelo son baby boomers, un 20% son de la generación ‘X' y el 18% de la ‘Y'.

Al 12% de los que no trabajan de manera independiente, le gustaría hacerlo. Para todos los encuestados, el principal factor que les impide el paso a una mayor independencia es la incertidumbre sobre los ingresos. A los empleados jóvenes también les preocupa el riesgo de fracaso, y los de más edad se muestran inquietos por apoyos como un seguro de salud.

El 30% de la generación ‘Y' afirma que le gustaría iniciar su empresa, en comparación con el 22% de la generación ‘X' y 14% de los baby boomers. Casi la mitad de los encuestados (48%) cree que sus habilidades actuales serían suficientes para comenzar un negocio, resultando los boomers y los jóvenes entre 30 y 47 años, los más confiados en esta afirmación.

"Muchos de los que perdieron sus empleos como consecuencia de la crisis económica mundial han tenido que reinventarse a sí mismos como trabajadores autónomos". Esta tendencia de desempeño continuará en la medida que más personas se sientan atraídas por la autonomía, la independencia y la flexibilidad que esto ofrece, concluye George Corona.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Para Francisco Hernández, coordinador del Programa de Emprendedores, de la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM, el riesgo de que una empresa desaparezca si no se capacita es de un 80%. Con asesorías, como las que se brindan en la incubadora de ésta y otras instituciones, es más viable garantizar su existencia.

En México, los negocios orientados hacia alimentos y bebidas seguirán siendo efectivos, porque la gente no dejará de comer, pero es un sector ‘saturado'. La recomendación es buscar en espacios que no han sido muy explorados, como todo lo relacionado con concepto de sustentabilidad y productos para las personas de la tercera edad, dice Hernández.

Ahora ve
Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz
No te pierdas
×