¿Estás buscando un segundo empleo?

La crisis y la necesidad de percibir más ingresos llevan a los mexicanos a buscar un trabajo extra; para no fallar en esta dinámica es necesario tener flexibilidad de horario y una buena organización.
empleo segundo.jpg  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

En el mundo laboral hay una frase muy conocida: "las necesidades económicas aumentan, no así los salarios". En México, esa realidad ha generado que muchos empleados en lugar de apreciar más su puesto, piensen en una actividad adicional. Alrededor de 603,000 personas en el país recurren a este esquema, sobrepasando las casi 524,000 que optaban por él en 2009, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Tal es el caso de Enrique Hernández, quien decidió cambiar sus tardes libres, noches y fin de semana para empezar un negocio de diseño extra a su empleo formal. "La política en muchos lugares cuando alguien renuncia es que otro tome sus funciones; me pasó a mí, la carga laboral aumentó sin que eso se viera reflejado en el sueldo. La justificación de los jefes es que hacer lo que otros te da más conocimiento. Pero, esto en vez de ser un incentivo a la larga te lleva a buscar otras opciones para tener un extra y renunciar en cualquier momento", platica el egresado de la UAM, Xochimilco.

 En España, por ejemplo, la mitad de los profesionistas ocupados buscan un segundo empleo, según una encuesta realizada por la consultora de soluciones de recursos humanos, Randstad, entre poco más de 1,000 colaboradores.

 Aunque esta tendencia está creciendo en diferentes países, México refleja características propias de los empleados que recurren a este modelo.

"Lo primero es que (las personas) buscan hacer ese segundo trabajo los fines de semana o en la tarde- noche desde su casa. En el país el esquema de jornada parcial no es muy común, menos en iniciativa privada, así que el colaborador opta por sacrificar su tiempo libre. Es muy común que hagan esta actividad desde su oficina o en alguna cafetería, ocupando las horas de tráfico, por ejemplo. Con lo virtual, los profesionistas pueden sacar sus proyectos sin estar físicamente", explica la especialista en psicología organizacional, Elsa Covarrubias.

Otra alternativa es aprovechar temporadas especiales, como las vacaciones de verano e invierno. Este esquema, dice la experta, es menos solicitado en el país, porque no todos los empleados tienen días de descanso en esas fechas. Es común que recurran a esto sólo cuando ellos mismos controlan su tiempo; un caso muy claro es cuando en las oficinas los empleados venden algún producto en navidad, día de reyes, etcétera.

Las actividades más demandadas por los pluriempleados mexicanos se concentran en el sector servicios (como las ventas) y en explotar su preparación profesional bajo un esquema de horarios más flexibles. "Muchos de estos profesionistas terminan por renunciar a su puesto actual porque ya no lo ven como un incentivo, ven que ganan lo mismo o más por fuera", expresa Covarrubias.

La tercerización de servicios va creciendo porque las empresas necesitan recurrir al outsourcing para sacar adelante tareas adicionales a sus objetivos primordiales de trabajo. "Hasta para tener todo a tiempo, se necesitan más ‘manos' que ayuden a la organización a cumplir sus demandas, y eso es un mercado que está resultando atractivo para los profesionistas, ahí es donde buscan su segundo ingreso", señala la pedagoga de la Universidad del Valle de México (UVM, Chapultepec), Liliana Soria.

El país ocupa el segundo sitio en el desarrollo de tercerización de servicios, de acuerdo con análisis de la consultora KPMG.

¿Cómo se preparan?

Aunque no existe una descripción detallada sobre el perfil de los mexicanos que están "a la caza" de un segundo trabajo, Covarrubias indica que en la mayoría de los casos tiene concluido el nivel de estudios básicos.

Llama la atención, también, el caso de los universitarios que llevan al menos unos años trabajando. "Ellos expresan con mucha frecuencia que deben extender sus jornadas laborales para tener otro nivel de vida o independizarse, esto es algo que su empleo fijo no se los dará", añade la psicóloga organizacional.

 Los jóvenes egresados y las mujeres también son "blanco" de este modelo laboral porque quieren tener más tiempo para actividades personales y familiares, subraya Soria.

Los especialistas consultados sugieren los siguientes puntos a cumplir si quieres empezar tu faceta como pluriempleado.

Horarios: es importante tener cierta flexibilidad en tu esquema de trabajo, para poder escapar de la oficina unas horas, por lo menos algún día de la semana si el segundo empleo lo requiere.

Adaptación: hay que estar preparado para las sorpresas con la actividad extra; tal vez debas sacar un "bomberazo" en un mismo día o tener una breve reunión telefónica con tu segundo proveedor de ingresos. Es importante cierta flexibilidad y tener en mano argumentos para cubrir esas situaciones en tu empleo formal.

Organización: este aspecto es básico, si quieres que te consideren para otros proyectos hay que cumplir lo que comprometes y en los tiempos indicados. Eso implica desde organización en tus horarios, hasta crear una disciplina de trabajo con el segundo empleador. Si empiezas a fallar en lo prometido perderás la oportunidad de ingreso y tu calidad profesional se pierde.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Es fundamental que la segunda actividad no interfiera en la primera, sobre todo en descenso de productividad, conflicto de exclusividad y entrega profesional, asegura Covarrubias.

¿Cuál es tu experiencia? ¿Has probado ser un pluriempleado?

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×