Empleos en México, ¿de calidad?

Luego de la recesión, se han generado 850,000 plazas laborales en todos los rubros empresariales; la mayor parte de la gente está en trabajos informales, los laboran en industrias y el hogar.
desempleados  (Foto: Notimex)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Se aproxima el cierre de año y las autoridades empiezan a sacar cuentas sobre cuántas plazas laborales se generaron en 2010. A la fecha, alrededor de 850,000 nuevos trabajos, con posibilidad de cerrar noviembre con 900,000, según mencionó el mandatario Felipe Calderón, en la pasada 101 Asamblea General Ordinaria del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De nuevo un "fuerte impulso" en la generación de empleos formales, 59,000 en la primera quincena de octubre", había indicado Calderón en su cuenta Twitter el pasado 15 de noviembre.

En términos de cifras, puede apuntar a una realidad "se han creado unos 544,633 empleos permanentes y el resto son eventuales". Hay una creciente contratación de gente en este último rubro, señala el director de la licenciatura en Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, Salvador Mondragón. 

"La reciente crisis se ha traducido en un aumento del número de trabajadores que pasan del sector formal al informal, (la cifra) es mayor que la observada durante la mala situación financiera de 1994-95 (...) Las mujeres, los jóvenes y las personas mayores son relativamente más afectados por esta situación". El gran reto para los gobiernos es apoyar no sólo a los que perdieron su empleo sino también a los que mantuvieron el suyo (pero experimentaron reducciones en sus ingresos) y a quienes debieron entrar al trabajo informal, indica el reporte "Perspectivas del Empleo 2010" de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

¿Quién es quién?

En los últimos tres años, expresa Mondragón, se ha registrado un incremento del salario de 7%, y la industria que más destaca en ese aspecto es la de extracción con un aumentó del 26%. En concreto, la mayoría de los trabajos permanentes se ubican en servicios para empresas, personas y hogar (120,000 plazas); y comercio (112,000). La rezagada en este ámbito es la industria eléctrica, ejemplifica el entrevistado.

Hay sectores, dice, que se encuentran en una situación "muy vulnerable y delicada", es el caso de agricultura, pesca y ganadería, que han caído de 1998 a 2007 un 2% anual. "Hay baja productividad debido a una reducida rotación de tierras para cultivo y (problemas en) la tecnificación del campo". 

"Tenemos grandes empresas y pequeños minifundistas que no contribuyen al desarrollo económico. Debemos dedicarnos a ciertas áreas pero por cuestiones de tradición no estamos dispuestos a valorar otros cultivos, por ejemplo". Otra industria con "lento" crecimiento es la de transformación, detalla el académico.

Aunque en el tercer trimestre de 2009 se reinició un crecimiento económico, el cual se espera mantener en 2011, las previsiones del estudio "Perspectivas sobre el Empleo" indican que el incremento estimado no será suficientemente fuerte para absorber el deterioro del mercado laboral. 

Y es que, al hablar de nuevos empleos no sólo importa cantidad, sino también calidad, elemento determinado por dos factores ¿cómo incrementa la productividad de la empresa? y ¿cómo están las remuneraciones de esos trabajos?

En percepción salarial "estamos muy lejos en términos de estándares de calidad internacionales". Si a caso, es posible señalar algunas "ramas" de la actividad económica que han despuntado, como es la industria eléctrica y suministro de agua potable (con 19,000 dólares anuales de ingreso en promedio) y a la extractiva (13,000 dólares), comenta Mondragón. 

A su vez, el tener cierto dinamismo "no implica que seamos más productivos. Podemos tratar de dar las clásicas transferencias de recursos pero eso no garantiza que en 10 años el país esté en una situación diferente", subraya el especialista.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Para tener un repunte real, explica, hay que buscar otras medidas, como implementar nuevos procesos en los sectores donde más crecimiento existe. Y eso implica impulsar la educación técnica y conectar -en general- a la industria con la educación superior, por citar algunas actividades.

"La parte fiscal, la flexibilidad laboral nos da pauta pero (aquí) también hay muchos retos". Los problemas para llegar a acuerdos políticos limitan que haya reformas adecuadas y la implementación de las mismas, puntualiza Salvador Mondragón.

Ahora ve
Tras el sismo, el olvido. Estos damnificados siguen en albergues desde 1985
No te pierdas
×