Ejecutivo, ¿de regreso a la escuela?

En México un 60% de los universitarios terminan su plan de estudios 5 años después de iniciar; terminar la carrera es una oportunidad aunque ya se estés ejerciéndola.
ejecutivaguapaestudia  (Foto: Photos To Go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El ámbito empresarial suele decir que la formación académica es un elemento que esperan ver en sus colaboradores. En el país, sin embargo, hay más de 1.1 millones de  personas las cuales no concluyen estudios (universitarios). Esto no significa que las puertas están cerradas, existen opciones para puntualizar una carrera inconclusa. De 100 alumnos que ingresan a la licenciatura, 60 terminan las materias del plan de estudios cinco años después y, de éstos, 20 se reciben, según revelan datos de la Dirección General de Profesiones de la UNAM y de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Las universidades privadas parecen ser las más activas en el tema, generalmente "a los 25 años más del 80% de los egresados están recibidos", refiere en el artículo "Los desafíos de la educación superior mexicana" el investigador de la UNAM, Roger Díaz de Cossío. 

El problema de la deserción tiene varios matices. En el caso de México hay una cuestión social muy clara, muchos jóvenes no siguen los estudios porque prefieren encontrar un empleo a temprana edad para ayudar a sus familias, y las becas para este objetivo aún son escasas, señala el "Informe sobre la educación superior en América Latina y el Caribe" de la Unesco.

Esta situación, indica el estudio, crea una "capa social de frustrados profesionales" y empleados de "baja remuneración". 

Para México, abandonar los estudios universitarios se traduce en la pérdida aproximada de entre 141 y 415 millones de dólares (mdd) por alumno, según el informe "Repitencia y deserción universitaria en América Latina", coordinado por el Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC).

Ante esta perspectiva ¿qué sucede cuándo una persona que ya trabaja desea regresar a la escuela? "En mi caso, entendí que era una forma para escalar en las áreas que tenía en mente. Sobretodo es un reto personal, acabar algo después de mucho tiempo. A los 35, cuando tienes tal vez una vida hecha esto da confianza, entrena en la perseverancia", platica Luis Palacios, estudiante del Sistema Abierto en la carrera de Administración en la UNAM, quien lleva más de 10 años laborando para una empresa de servicios. 

Una persona que quiere volver a la universidad debe tener muy claro por qué y cuál es el beneficio a encontrar."Esa es la clave del éxito, (quizá) quieren mejor salario, incremento de lo profesional, etcétera.Pero es algo a contemplar desde el primer semestre, si (la persona) cree que dará un salto dentro de su carrera", afirma el director general de las licenciaturas ejecutivas de la Universidad del Valle de México (UVM), Carlos Beltrán.

Es vital responder esos indicadores, dice, porque el regreso requiere un gran esfuerzo. Independiente a la escuela donde se vaya, no es fácil estar laborando y además estudiar, es un cambio de vida y va a haber momentos complicados, aunque no es imposible. 

El primer paso, es buscar programas que cubran tus necesidades, "pues no es lo mismo calificar a un joven de 18 ó 20 años que a una persona de 30 con experiencia profesional pero que lleva meses sin estudiar".

Es importante, añade el entrevistado, entrar en planes orientados a trabajadores más "críticos", que necesitan una metodología académica diferente. La persona con varios años de experiencia se fija en que, a su regreso, encontrará conocimientos que pueda adaptar a su trabajo; a lo que lleva tiempo haciendo. 

Las causas que influyen en que los jóvenes mexicanos dejen sus estudios son de tipo socioeconómicas, por cuestiones académicas y personales, cita el IESALC.

Por ello, cuando un profesionista regresa a la vida académica no se le puede ver como a un estudiante tradicional, de 18 años. El adulto desea tener más control dentro de su clase. "Una persona de 30 años, por ejemplo, tiene necesidades y una psicología especial, busca estar con compañeros de características similares, que estén laborando". 

Además, explica Beltrán, tienen un currículo diferente, y esperan que sus profesores sean personas más grandes, que denoten actualización, sólida experiencia y conocimientos en impartir clases a adultos.

El primer semestre es fundamental para los profesionistas que se enrolan en el proyecto de acabar una carrera. "Puede ocurrir que por la carga en su oficina no lleven todas las materias", así que necesitan orientación sobre cuáles son sus mejores opciones para estudiar. 

Carlos Beltrán asegura que respecto al número de adultos motivados a concluir una carrera, el porcentaje es "equilibrado en cuestión de género", podrí citarse un 55% hombres versus 45% mujeres; las cifras dependen de la licenciatura.

En cuanto a la dinámica de incorporación, el directivo de la UVM describe que, en promedio, se recibe a dos tipos de estudiantes, aquéllos que nunca empezaron una carrera y arrancan prácticamente de "cero". A su vez, están quienes tienen una licenciatura "trunca", aquí la universidad presenta a la Secretaría de Educación Pública una propuesta de equivalencia. También se puede hacer dicha paridad por experiencia profesional. 

Debido a que el tiempo es un factor primordial para estos estudiantes, "en el sentido de crecer profesionalmente, recibir mejor paga y demás", generalmente los programas se realizan bajo el sistema cuatrimestral. "Básicamente no se tiene vacaciones para terminar en tres años, y si tienes equivalencia de estudios anteriores haces un poco menos", aclara Beltrán.

"La comunidad de egresados registra que dos tercios de estos participantes en menos de seis meses, desde que terminan su carrera, registran un avance, tal vez una promoción. Ese es un elemento tremendamente importante que puede ayudar a la gente a tomar la decisión de regresar a la universidad", puntualiza el directivo. 

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En México, existen varias instituciones que ofrecen opciones para quienes eligen concluir sus estudios universitarios. En la UVM, desde el 2000 se tiene planes para adultos trabajadores, mientras que la Universidad Tecnológica de México (UNITEC) cuenta con un programa de licenciaturas flexibles, el cual opera revalidando el máximo de las materias aprobadas en el pasado, en otras escuelas reconocidas por la SEP.

En la UNITEC se tiene la licenciatura en administración de negocios, donde los candidatos pueden revalidar sus estudios en áreas económico-administrativas, contables y ciencias sociales. En tanto que en el plan correspondiente a administración industrial se recibe a los interesados en finalizar estudios de ingenierías.

Ahora ve
Una mexicana y un estadounidense se casan en el muro fronterizo
No te pierdas
×