¿Estás seguro de que quieres renunciar?

Los expertos recomiendan 4 preguntas que debes hacerte antes de que abandones tu empleo; los empleados necesitan planear lo que harán después de dejar su trabajo, dicen especialistas.
RENUNCIAR AL TRABAJO FRUSTRACION  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Empresas como Google no sólo registran ganancias millonarias por la calidad de su buscador, también desarrolla proyectos poco tradicionales, como un software queprevé cuando va a renunciar una persona. Se trata de un algoritmo diseñado, originalmente, para adivinar quién de los 20 mil empleados de la firma tecnológica tenía más probabilidades de dejar de fumar. El software se optimizó y pronto pondría empezar a comercializarse en otras empresas, de acuerdo con información de Google Inc.

Tener una herramienta para monitorear qué condiciones generan molestias entre los colaboradores puede ser favorable para las empresas. Pero, a nivel interno, ¿quéte ayuda a definir el momento exacto para despedirte de tu compañía?

Aunque existe cierto miedo a perder el trabajo, en México ese sentimiento prevalece en casi 3 de cada 10 personas, según la cuarta encuesta mundial (Workmonitor) realizada por la firma Randstad. La otra cara de la moneda es que 7 de cada 10 está en busca de nuevas ofertas laborales.

"La situación es difícil y la gente sabe que debe cuidar el empleo. Sin embargo, llega un momento donde la ‘liga' se rompe. Un empleado harto, desmotivado por el escaso apoyo en su oficina o por el ambiente, no da marcha atrás. Es cuestión de meses para que deje la oficina. Eso sucede en 2 de cada 3 casos, es muy raro que se quede, aun cuando le ofrezcan un poco de aumento", subraya la especialista en cultura organizacional, y comunicadora por la UAM, Xochimilco, Brenda Hernández.

Lo "cero recomendable" -añade- es tomar esa decisión sin calcular las implicaciones. Renunciar de un día para otro, sin evaluar cuestiones como ingresos, impacto personal y nuevas ofertas, podría ocasionar, a la larga, que la gente se siente más deprimida o perjudicada. "Para dar ese paso, hay que garantizar que agotaste todas las alternativas antes de decir adiós al actual empleo", asegura la especialista.

Para confirmar que estás preparado, antes de dirigirte a tu jefe con la noticia de que "te vas", toma tu tiempo para plantearte las siguientes preguntas.

1. ¿Dónde está la mayor frustración?

Identificar qué te tiene al borde un ‘ataque' de nervios en la oficina, es el primera paso para saber si existe una posibilidad de quedarte en el empleo, si aún te interesa. ¿Se trata de la gente, tu jefe directo, frustración por no poder crecer, mala paga? Según el conflicto, es la acción que necesitas tomar.

Por ejemplo "si te sientes rebasado con el trabajo y no tienes un asistente, hay que indicarlo no sólo una vez, sino varias, hasta qué el o los  jefes presenten atención al problema. Tal vez, incluso, no implique abrir varias plazas, sólo reasignar funciones", explica la experta.

Brenda Hernández dice que es difícil reconsiderar la opción de renunciar cuando existe un mal trato verbal o psicológico hacia el empleado. Llegar a los insultos es sinónimo de que el trabajador se irá a la primera oportunidad posible. 

2. ¿Tengo un plan realista?

Decir que un amigo podría ‘jalarte' a su empresa en corto tiempo, no es suficiente.Debe existir un panorama de qué ocupará tu nuevo proyecto laboral.Sea que haya una oportunidad concreta, u optes por realizar otros quehaceres profesionales (como trabajar en un negocio propio). Hay que planear el presupuesto, y si en casa hay infraestructura para solventar un periodo de operación desde el hogar.

"Hay personas que renuncian con la idea, por ejemplo, de dedicar ese tiempo a titularse o realizar algún estudio. Pero si no cuentan con los recursos para mantenerse, o es una decisión que no ha sido consensada con la familia, como en los matrimonios, la situación puede volverse difícil porque, lógicamente, habrá un cambio temporal de hábitos", aclara la especialista de la UAM.

3. ¿Cuento con suficiente dinero ahorrado?
Susan Hirshman, asesora financiera, con experiencia en empresas como JP Morgan, asegura que antes de asumir decisiones drásticas, como dejar un empleo, es conveniente tener una planeación financiera; un ahorro de, por lo menos, un año. A ello se agrega no tener deudas fuertes por cubrir, como tarjetas de crédito, hipotecas, colegiaturas, etcétera.

4. ¿Es momento para abandonar el trabajo?

Si después de considerar cuáles son los problemas que te tienen "un pie fuera del trabajo", no está entre tus planes reconsiderar la idea de irte, hay una recomendación vital, elegir el momento adecuado.

"Es cierto, tal ves ese (momento) nunca llegará entre varios encargos, perosí es mejor salir en una fecha en que no existe un gran proyecto de por medio. Por ejemplo, revisión de análisis, entregas finales de resultados, lanzamiento de una nueva campaña", asegura Leticia Pérez, psicóloga y orientadora vocacional adscrita a la UNAM.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Además, indica que "incluso, hay quienes esperan a que la organización entregue los bonos, en ese caso también vale esperar, o podría pensarse que sólo esperas la compensación. El medio laboral es pequeño y hay que moverse inteligentemente en él, pues nunca se sabe cuándo podrías necesitar de tu anterior empresa", indica la experta.

 

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×