El ‘empleo castiga’ a mujeres en 2011

Tres de cada 10 firmas en México contratarán a una madre profesionista, frente al 5 a 10 de 2010; la situación de las mujeres sólo se vio perjudicada tras la crisis y sus años venideros.
ejecutiva, empresaria, en la oficina  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En México, aunque el 17% del Producto Interno Bruto (PIB) está en manos de mujeres, queda un largo camino por andar para colocar al sexo femenino en igualdad de condiciones laborales, en especial a las madres de familia.

Este año, la proporción de empresas que planean contratar más profesionistas mamás sufrió una disminución. En 2010 casi cinco de cada 10 organizaciones tenía pensado hacerlo, frente a tres de cada 10 que tendrá esa meta en 2011, indica un estudio del proveedor de soluciones de Trabajo de Regus.

En promedio, 45% de compañías a nivel global pretenden realizar nuevas contrataciones este año, pero las intenciones de emplear a madres cayo por debajo de ese nivel. En el caso de México, de 54% de firmas que tenía en mente reclutar a este sector en 2010, ahora sólo el 37% lo llevará a cabo, añade el estudio realizado entre más de 10,000 encuestados.

El informe revela que una minoría de empresarios sigue temiendo que las mujeres con hijos tengan menos compromiso hacia su trabajo y flexibilidad para cumplir con las tareas asignadas; eso opinó 37% de los encuestados.

"Uno de los factores más duros para la mamá profesionista es tener que desempeñarse en una oficina donde debe demostrar diario su capacidad para cubrir las demandas del trabajo. Y, que por un día que desea salir temprano, no la discriminen. En las grandes empresas esto va cambiando pero no es lo mismo en todo el universo laboral", comenta la pedagoga por la Universidad del Valle de México, Lucia Soria.

Otra preocupación referida por los encuestados es que la mujer abandone al poco tiempo la compañía para tener otro hijo (33%) y que sus capacidades se queden rezagadas (24%). En el país, las empresas están, en general, menos preocupadas por esos temas que el promedio global (28%).

"Me impresioné cuando mi jefe dijo frente a mis compañeros de la oficina: discúlpenla, se le olvidó incluir esa información porque está embarazada. Es una forma de mobbing laboral, y si las mujeres no actúan en el momento y ponen un alto, este tipo de situaciones avanzan", comenta Karla Lozano, colaboradora en un despacho jurídico en la ciudad de México.

A decir de la pedagoga, ese tipo de visiones son las que limitan el progreso de la mujer en el campo laboral. Ser madre no implica perder el interés en la proyección profesional, sobre todo en un país como México, donde hay más de 5 millones de mamás solteras que integran 40% de la fuerza de trabajo y deben asumir el rol de cabeza de la familia.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (Conapo), uno de cada cinco hogares en el país está bajo la dirección de madres solteras, separadas o divorciadas, con ingresos promedio de 2.2 salarios mínimos.

La investigación del proveedor de soluciones de trabajo muestra que la mayoría de las organizaciones aprecia a las madres que vuelven después de tener a su hijo. ¿Por qué? El 72% de los participantes declaró que al no re-contratar a las mamás trabajadoras, por el hecho de carecer de un sistema de trabajo flexible, se pierde una parte significativa de su capital humano. En tanto, el 57% declaró que valoran más a las madres que vuelven porque ofrecen experiencia y capacidades sin exigir salarios superiores. En México esa respuesta alcanzó 67%..

En el país, como en otras regiones, eso es otro gran lío. Las compañías evolucionan en sus formas de operar, pero el trato con su personal está rezagado. Lucia Soria afirma que a muchas empresas les parece justo invertir en una mejor maquinaria y no en desarrollar un esquema laboral flexible para sus empleadas. A fin de cuentas, ellas trabajan sin pedir más que seguir con su puesto.

En México, 58.6% del universo de personas que perciben bajos salarios son mujeres, de acuerdo con cálculos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esa proporción es mayor que en países, como Ecuador, Venezuela y Paraguay.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En el país operan organizaciones como "We moms We Work", una red de apoyo creada por más mamás que tiene como finalidad ayudar a que madres profesionistas se coloque en puesto laboral con esquemas como medio tiempo o trabajo por proyecto.

"La clave cuando tienes un hijo y quieres seguir subiendo laboralmente es fortalecer tu network y ubicar los contactos (otras mamás generalmente) que te ayuden a identificar empresas donde el rol maternal no sea un obstáculo para seguir adelante", dice Karla Lozano.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×